LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Sunday, August 05, 2007

BOXEO EN EL FESTIVAL DE LIMA




LOS CRÍTICOS AL RING
Luego de su desaparición a causa de demasiados exámenes finales, nuestra simpática columnista María José Rey abandona sus latigazos contra Hollywood y escribe sobre un detalle agradable que viene apareciendo en Vértigo, el Diario del Festival de Lima:
Vemos en este folleto una sección llamada BOXEO, en donde dos críticos tienen unas 150 palabras para agarrarse a parrafazos y defender, uno, y atacar, el otro, a la misma película. Aquí, los textos de los dos primeros encuentros, con el inapelable fallo de la jueza al final.
* * *
PELEA 1


El espíritu de la pasión (Bin-Jip), de Kim Ki-Duk (2004)


Esquina roja - MARIO CASTRO (Revista godard!)
No le gustó

Si Coelho fuera cineasta y menos torpe de lo que es escribiendo; si sus fábulas fuesen tan rotundamente budistas cual impertérritos muñequitos regordetes de porcelana que tugurizan hogares de tías y madres; añadiendo –calculadora ingenuidad perversa- el sabio toque de la sumisión siniestra, propio de la ética tarada de la telenovela; entonces el resultado sería el Kim Ki-Duk angélico-parabólico de El espíritu de la pasión (3-Iron).

El amor de dos mudos funcionales (no intercambian verbalmente ni medio haiku) se realiza ¿plena?, calderonianamente (vida igual sueño, etc.), cuando uno de ellos redondea, sutiliza, su vocación de fantasma (queda en la conciencia del espectador si se come la metáfora). ¿Todo para eso? El idealismo más (des)consolador y la más pura tontería se unen en un abrazo masoquista, que de no ser tan increíble y ridículo sería, quizás, escalofriante. La ejecución cinematográfica solvente y elegante se agradece y es insuficiente. La Ghost coreana. (MCC)
Esquina azul - GABRIEL MESETH (Blog La cinefilia no es patriota)
Le gustó

Qué difícil seducir con la trillada fórmula de la muchacha cautiva y el caballero que aparece en pos de su rescate emocional. Pero Kim Ki-Duk no se desanima ante ello y, reinventándola para el presente y en coreano, se enfrenta a un riesgo del cual sale bien librado.

El director hace uso de un motivo propio de su cine más reciente: señalar un camino hacia la purificación espiritual. En esta ocasión, se trata de superar las adversidades del destino mediante un romance donde el silencio adquiere una fuerza expresiva más poderosa que la palabra, y en el que (como dicta la filosofía sanjuanista del “toda ciencia trascendiendo”) se abandonan las limitaciones del cuerpo para dar paso a la ubicuidad del alma como única posibilidad para la consumación de un amor en apariencia inasequible. Todo esto impregnado de una melancólica elegancia, la cual concede primacía a los sentimientos, hallados aquí por encima de cualquier perspectiva conceptual. Por eso, románticos incurables, bienvenidos sean. (GM)

El veredicto de la jueza:

Los boxeadores se saludan y suena la campana. Castro sabe que no tiene mucho espacio y entra con la pierna en alto. Además, ataranta con su lenguaje. Juega a la boquilla y hace recordar a Alberto Angulo (¿qué fue de ese señor?). Meseth, con estilo más clásico, gira alrededor de su oponente, aunque se demora para entrar en calor, quedando en desventaja de arranque. Ambos mencionan el tema del silencio como base de su gusto o disgusto, y de manera similar: Castro se burla y hace una referencia intelectual a Calderón. Meseth se vuelve místico y hace una referencia intelectual a San Juan. A estas alturas, ambos defienden sus subjetividades con el mismo molde. Lo bueno de Meseth es que te inspira atmósferas. Lo bueno de Castro es que te proyecta escenas, y además, sigue golpeando, aunque sea al aire. Meseth termina con movimientos sobrios y elegantes. Castro lanza un uppercut. Suena la campana. Ninguno cayó pero, por puntos, gana Castro.

* * *

PELEA 2


El pequeño teniente (Le petit lieutenant), de Xavier Beauvois (2005)

Esquina roja - RODRIGO BEDOYA (Ventana Indiscreta – U Lima)

¿No gustó?

El pequeño teniente, de Xavier Beauvois, es un policial atípico: no importan las causas de los asesinatos, la tensión por atrapar a los responsables o el triunfo que significa haber resuelto el enigma. La película desdramatiza la acción y elimina picos narrativos a partir de una cámara que se dedica a registrar, de forma distante, los hechos narrados. El entusiasmo que siente Antoine (Jalil Lespert) ante la acción que le permite su trabajo de policía, choca siempre con una puesta en escena desprovista de cualquier elemento que permita crear tensión o suspenso. El triunfo y la derrota están igualados en este largometraje: conseguir una pista más, así como perder a un compañero de trabajo, son acciones filmadas siempre desde cierta distancia que impide una identificación hacia lo que significa la acción policíaca. Esto le da al film un tinte melancólico: la actividad policial es una labor en la que el éxito se ve opacado por el dolor o los fantasmas personales. El pequeño teniente, a partir de su tristeza, nos señala eso. (RB)

Esquina azul - JAIME AKAMINE (Revista godard!)

¿Gustó?

Las primeras imágenes de El pequeño teniente (Le petit lieutenant) hacen presagiar un policial sobrio orientado desde la perspectiva de un iniciado. Sin embargo, la película se describe mejor como una crónica pulcra y detallada, a la vez que propone un retrato conjunto de una división policíaca. Su verismo radica precisamente en el tratamiento contenido y casi seco de la acción, y en la mirada neutral que Beauvois dirige a sus personajes: la cámara parece acechar a cierta distancia, a la expectativa de algún indicio que sirva al caso, pero descarta por anticipado el mínimo esbozo de emoción o cualquier gesto desnaturalizado. La elección resulta entonces implacable. Entre esos seres lánguidos y despojados destaca la presencia de la comandante Vaudieu (estupenda Nathalie Baye), como una personalidad fría, atormentada por las culpas y por un pasado que la acerca a una condición de sacrificada absoluta. (JA)

Las palabras de la referee:

La campana suena y los boxeadores se acercan, se observan, saltan, giran, se dan media vuelta y se sientan. Hacen tiempo. No hay pelea. Es un amistoso, un match benéfico. Bedoya habla de la cámara que registra a la distancia, Akamine hace eco con la cámara que acecha a distancia. Akamine intenta golpear con el tratamiento contenido y casi seco, Bedoya responde con la puesta en escena desprovista de tensión. Juegan a lo mismo. No hay golpes, sino fintas. Descripciones y nada más. ¿Dónde quedó la opinión de cada uno? El público se pone de pie y empieza a irse. Error de la Federación de Boxeo. Se programó a un solo boxeador amagando frente al espejo. Suena la campana. Eliminados los dos.

María José Rey

mañana: Pelea 3 y 4



Labels:

14 Comments:

  • At 8:49 AM, Anonymous Anonymous said…

    jojojo.

     
  • At 1:12 PM, Anonymous Jose Sarmiento said…

    Quien es Maria Jose Rey y como es q la quieren tanto para hacerla jueza??

     
  • At 11:26 PM, Anonymous Anonymous said…

    Criticos criticando criticos que critican criticos, en momentos como este es cuando uno se pregunta y la critica cinematografica para q se invento?..veamos en la Loca Historia del Mundo, el origen del critico.

     
  • At 11:15 AM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    MJ Rey es una colaboradora de este blog desde hace ya algunos meses.

    Tenemos que enviarle al sr. Sarmiento su CV, grado de instrucci'on, columnas en otros medios, antecedentes policiales?

    Nadie la hizo jueza. Ella vino con la propuesta y, al revisar sus textos, no lo hace mal, a pesar -o debido a- su apasionamiento.

    Disfrute de sus textos. Como jovencita que es, promete afanarse con el festival.

     
  • At 12:54 PM, Anonymous Anonymous said…

    Suave chicos, no vaya a ser que los preceptores del buen hacer que pululan por allí digan que esta 'jovenzuela' es un peligro y no debe escribir sobre cine. Ahora que los 'jovenzuelos' tienen la culpa de todo...
    Alonso Izaguirre

     
  • At 1:44 PM, Blogger FabricioRebatta said…

    ¿Combate entre críticos? no puedo negar que la idea de MJ Rey es graciosa y original. Comprueba que la subjetividad del crítico levanta o sepulta una obra, que finalmente está hecha para el público, y solo el público. Pero ¿qué califica la jueza? Sería interesante que califique solo estilos, porque hasta ahora pareciera que considera mejor crítico, solo al que le da con palo a la película.
    En fín, es divertido.
    Saludos a todos.

     
  • At 11:39 PM, Anonymous Jose Sarmiento said…

    Xq tan a la defensiva?... esta bueno como un detalle entretenido lo de la pelea de críticos pero subjetivisar sobre la subjetividad esta un poco raro... y como dice fabriciorebatta parece un poco caprichosa la jueza... disfruté mas el texto de Bergman.

     
  • At 11:50 PM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    La jueza, como futura linguista, no juzga si los críticos están o no de acuerdo con ella, sino la argumentación de los comentaristas.

    No vemos aún qué está raro en subjetivizar sobre lo subjetivo.

     
  • At 1:52 AM, Anonymous Anonymous said…

    q la esencia de lo que se aprecio ne primer lugar, se pierde.

    si el fin es la apreciacion subejtiva de los films, que viene a hacer una apreciacion sobre las apreciaciones?, una monada estupida?, o es que algo aporta?

     
  • At 1:13 AM, Anonymous Anonymous said…

    que aporta, verdad? que siga la cadena craneen "cinefilia no es patriota", siempre hay una salida no? seria genial que podamos ser jueces de la "jueza".
    en un anterior comentario no explique que me hablaron de uds. amigos, les han dado con palo: todos contra todos, averiguenlo paran por el ccpucp no?, no es tarde. espero al menos uds. no terminen siendo las unicas victimas.

     
  • At 1:07 PM, Anonymous mario castro said…

    los "críticos", que yo sepa, no son producto de una falla en el adn. se supone que combinan dos factores. 1. han visto más películas que el promedio y han leído y reflexionado sobre el tema. 2. poseen una cierta habilidad para escribir. me encanta la frase de nagisa oshima al respecto de este tema. "todo el mundo puede decir lo que quiera sobre una película."

    ¿estamos?

    pd: la crítica no es ni más ni menos que la respiración de la inteligencia? entonces?

     
  • At 5:35 PM, Anonymous jose sarmiento said…

    creo q se esta nadando en circulos aca... otra cosa, a que viene lo de "Sr. Sarmiento"? ya pues mario, que tal falta de confianza jajaja

     
  • At 6:13 PM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    hola, josé. de hecho, no fui yo quien escribió "sr. sarmiento" jajaja. somos dos los editores de esta página.

    ver el detrás de cámara del cerebrito de los críticos (no me excluyo), no es útil, e irresistible? para mí sí.

    mario castro

     
  • At 6:32 PM, Anonymous jose sarmiento said…

    ... jajaja es curioso por menos decirlo... saludos mario, y a ver si nos dicen si se quedan o no en verdad seria triste (fuera de las broncas, intolerancias y demas detalles) perder a un buen blog como el tuyo.

    saludos.

     

Post a Comment

<< Home