LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Wednesday, January 30, 2008

CINE PERUANO: URGENCIA DE EXPRESIVIDAD, POR ALONSO IZAGUIRRE

Los Actores, de Omar Forero
No se trata de una gran película, pero Los actores es un pequeño esfuerzo por tratar de marcar una distancia de lo que ha sido el cine peruano en sus últimos treinta y pico de años.

El trujillano Omar Forero se las arregla para construir una suerte de antirretórica cinematográfica con su cámara digital. En la vida real, se sabe, los momentos difíciles de la existencia están rodeados de menos glamour, todo es más sencillo, o más descarnado. Y Forero toma nota de ello: con una cámara casi estática y a través de planos secuencia, sin escenarios embellecidos, ni filtros estetizantes, y con un fuerte matiz tragicómico –rozando lo absurdo–, muestra con sencillez la rutina de una serie de personajes que, de una u otra forma, buscan salir momentáneamente del tedio en el que están inmersos.

Consecuentemente, en Los actores se abandona cualquier rezago de interpretación pomposa para dar vía libre a una espontaneidad que enriquece el filme –pocas veces en el cine nacional hemos visto a humanos siendo humanos y no marionetas parlantes recitando líneas de memoria– y enlaza fluidamente con los planos secuencia.

Lamentablemente, la película cae en la incertidumbre hacia la mitad: algunos personajes son puestos en situaciones previsibles y la historia parece querer asumir los tópicos del cine canónico, que suele forzar situaciones –como el aborto de la estudiante de teatro– para conseguir un giro que busque no aburrir al espectador.

Sabemos que una propuesta como Los actores asusta a cualquiera: en buena cuenta, es un cine que observa y no narra peripecias increíbles; pero Forero asumió el riesgo. No calateó faranduleras, se resistió a la comedia chabacana o al culebrón anacrónico con majaderías académicas. Es decir, quiso alejarse todo lo posible del cliché, de los lastres que aquejan a una considerable parte de la producción nacional.

Pese a ser realización imperfecta, Forero demostró con Los actores que fue un poco más lejos que los cineastas limeños que tuvieron oportunidad de estrenar el año pasado. Ahora la pelota está en su cancha. Nadie lo va ayudar. Está solo, y tal vez sea lo mejor que le pueda pasar en un medio como el peruano.


Alonso Izaguirre



LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

9 Comments:

  • At 11:53 AM, Blogger FabricioRebatta said…

    La película resulta interesante, como dices, pero tampoco es muy original que digamos. Este cine "contemplativo" tiene varios adeptos en el cine latinoamericano. Es tarea de estos cineastas el profundizar mucho más sus argumentos y lenguaje para llegar a acariciar a Tarr o Tarkovsky (que es de donde les viene el estilacho)
    Esperemos ahora a Héctor Gálvez
    Saludos a todos

     
  • At 3:44 PM, Anonymous Anonymous said…

    Los Actores si bien es una propuesta "diferente" respecto al cine limeño-burgués o andino-fantástico cae, como bien apunta Izaguirre, en el lugar común. Pero, a diferencia del crítico de Perú 21, yo no percibí eso q él denomina entusiastamente "humanidad" en ninguno de los personajes de la película. A diferencia de Detrás del Mar -contenida, intrigante, emotiva, “humana”- aquí, más que absurdo o tragicómico, todo resulta impostado y producto no de la "espontaneidad", sino de la falta de preparación de los actores o de la planificación del director. Probablemente, Forero les dijo: "sientan al personaje, háganlo suyo y luego sean ustedes mismos; pero asegúrense de ser diferentes. Demuestren poca química (la pareja de enamorados "impulsivos"), sean mudos (el guachi) y hasta inefables (el "actor" senil)". Si Lima tiene sus Freaks en el Condominio de Carmona, Trujillo los tiene en la ópera prima de Forero. Ante tal titireteada prefiero los monstruitos de Perez-Garland o del aún más light Mendoza. Son más divertidos, menos pretenciosos e igualmente cínicos.

    Diego Cabrera.

     
  • At 4:21 PM, Anonymous alonso izaguirre said…

    No he afirmado que Los actores sea original. Sin embargo, ese "estilacho" -este término se usa para denotar un caracter despectivo, Fabricio- no proviene de Tarkovsky o Tarr, viene de más atrás con Ozu y, sobre todo, Antonioni -con Warhol filtrándose por allí-.
    El de Tarkovsky no es un cine, me parece, que tenga mucho que ver con los tiempos muertos y personajes silenciosos a los que era tan afecto Antonioni, por citar un ejemplo.
    Sobre "profundizar los argumentos", ¿a qué te refieres?
    Y dices que "este cine contemplativo tiene varios adeptos en el cine latinoamericano" como si fuera una tara. En todo caso, deberíamos sentirnos bien los latinos de tener una variedad de estilos que van desde lo canónico hasta lo más radical. Saludos...

     
  • At 4:30 PM, Anonymous Anonymous said…

    Bienvenidos los 'freaks', Cabrera.
    Yo no he visto que los monstruitos de Forero sean pretenciosos, francamente.
    Y sobre el cine limeño-burgués, bueno... Personalmente no estoy de acuerdo con ese tipo de calificaciones porque, a la postre, sería como escupir al cielo...
    Alonso Izaguirre

     
  • At 8:02 AM, Anonymous intercambio de enlace said…

    Dejo este mensaje por si estan interesados en el intercambio de enlace de texto en forma reciproca

    http://intercambiodeenlace.firstposition.info/
    http://firstposition.info/
    http://tus-links.com.ar

     
  • At 5:31 PM, Blogger FabricioRebatta said…

    Claro, están más atrás Antonioni y Warhol, ellos me sirven de ejemplo para el tema de profundizar argumentos, guión, lenguaje... la profundidad del primero frente a la superficialidad (intencional, conciente, y por lo tanto válida) del segundo. Soy guionista, no me puedo desligar de la historia y el conflicto humano cuando veo una película. No quise parecer despectivo en cuanto al estilo, pero repito (y esta vez utilizando al autor que me recordaste) para llegar a Antonioni les falta mucho.

     
  • At 8:39 PM, Blogger Judaz said…

    Fabricio, apuesto a que prefieres a la literatura antes que al cine. Pero también te digo que el cine, desde su nacimiento, ha estado viviendo una especie de esclavitud por parte de la Literatura imponiendo su ideología narrativa y su estructura teatral griega, cuando sus raíces están más ligadas a la música o a la pintura (estas también tienen sus colonias cinematográficas, pero no se comparan a la de la Literatura). Como todos sabemos, han habido sus revolucionarios y sus guerrillas, pero aun no explota la guerra. El cine permanece esclavo a la narrativa tradicional, cuando esta tan solo debería sevirle de herramienta.

    Perdón por irme por la tangente.

    Saludos,
    J. Daniel Fernández

     
  • At 3:55 PM, Anonymous Anonymous said…

    hola que buen blog !!!!!! se les felicita y si lo desean aqui les mandamos el nuestro pa que lo lean es de un cine club colombiano que decidimos ademas de pasar pelis escribir de muchas cosas asi que se les manda en enlace...
    http://lamoviolacineclub.blogspot.com/
    un abrazo
    andres

     
  • At 2:42 PM, Anonymous Anonymous said…

    jajajaja para comenzar este blog es el antro de la incredulidad cinefila.

     

Post a Comment

<< Home