LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Wednesday, September 12, 2007

PONETTE, DE JACQUES DOILLON. O LOS NIÑOS TAMBIÉN EMPEZARON MAYORES

Atención: Si no viste la película, voy a revelar partes de ella; estás avisado(a).


Dudo que Ponette esté hecha exactamente desde las Ponette y para las Ponette. Me inclino a pensar más bien que está hecha para los papás y las mamás de las Ponette. Y hermanos y hermanas mayores y etc. Veo las estrategias y las explicaré. La pequeña actriz es preciosa, el director nos ofrece planos iniciales de ella, planos que podríamos llamar “seductores”. La niña es mostrada como una mujer en pequeño. La cámara la toma naturalmente desde los mejores ángulos. Dicha estrategia se modera luego, porque acaso sería muy comprometedor mantenerla por tanto tiempo.

Creo que la idea, o el efecto, es el de que la niña nos parezca tan adorable, que luego nos resulte más fácil aceptar su extraño o irreal comportamiento. (¿Quién fue el que dijo que Francia es, también, Hollywood en Europa?). Comportamiento irreal o extraño que es o que asume casi casi la forma de una búsqueda teológica. La niña tiene o debe tener entre cuatro y cinco años. Sus diálogos muestran la precocidad, sobre todo del guionista. Y no solo los de ella, también los de varios de los otros niños. Si juegan a ser grandes se trata de un objetivo muy pequeño.

Hay un intercambio de roles en ciertos aspectos entre el padre y la hija. Él le dice a ella por ejemplo que escupa y diga en voz alta que no se van a morir (es porque la esposa de él y madre de ella acaba de morir), la niña le responde ¿y cuando seamos ancianos? Pero él le dice que no importa y que jure o algo así. Es curioso. Por varios instantes, parece un diálogo de dos seres de la misma edad, y más niños que otra cosa.

Lo que pasa con la niña en busca de respuestas sobre dónde está su madre y su deseo de lograr que ella vuelva, me recuerda lecturas psicológicas. Nadie dice que no sabe, todos tiene una versión de cuál es la “verdad”. Jesús, Dios, católicos, judíos, ateos, etc. El misterio verdadero entonces queda fuera. Dicen que es un rasgo neurótico ser incapaz de decir “no sé”.

Puesto que la mayoría de los actores son niños hay dosis de naturalidad y encanto, pero esos diálogos en boca de los niños los convierte en “agrandados” o en “grandes” enanos, por lo menos para mí. Por otra parte, la “locura” del personaje de la niña protagonista solo revela que tiene un pensamiento propio. ¿Por qué no la dejan soñar con su mamá si eso es lo que quiere?

No hay demasiados espacios de simple contemplación o perplejidad. El guión avanza, una escena, luego otra, el ritmo es suave e implacable a la vez. El fin está claro por el desarrollo de la historia: la madre tan buscada tendrá que aparecer como el hada madrina que todo lo arreglará. Se redondea así la faena de la mano de mi incredulidad.

La niña finalmente solo se calma cuando comprende (acaso sin comprenderlo del todo) que su mamá vive dentro de ella. Tan simple y maravilloso y precario como eso. Esto no es negar la muerte, es solo lo que uno tiene que hacer o descubrir si quiere seguir viviendo.

El problema está en las (supuestas) buenas intenciones que en mi opinión deforman la realidad, pues la vida es bella y también horrible y no es con falsas respuestas como se vive mejor. Esa “moral” de los adultos es lo que más me molesta de esta película. Trato de recordar la magia y los terrores de mi propia infancia, y no encuentro ese hábil juego de preguntas y respuestas tan seguro y tan artificial, como lo es la película de Doillon.

Niños portavoces de ideas de adultos. Carentes de esas ocurrencias que pulverizan la mera repetición de dogmas. Película que creo sirve para que lloremos nuestra infancia perdida y las pérdidas que sufrimos en ella, olvidando el misterio, lo innombrable de las primeras experiencias y percepciones que importan. Me parece una película, en último análisis, que tiene miedo de los niños. De su complejidad negada y secreta, de sus zonas oscuras.

Mario Castro Cobos

VER O NO VER. CICLO: PRIMERA PIEL. INFANCIA Y ADOLESCENCIA EN EL CINE CONTEMPORÁNEO.

7 Comments:

  • At 11:13 AM, Anonymous Giuliana said…

    Yo recuerdo haber visto la pelicula hace algunos años y me encanto justamente por todo lo que el critico critica. Creo que el juego de la pelicula es justamente reflejarnos a nosotros via los niños y vernos tan aterrados como Ponette ante la perdida de un ser querido. Por otro lado tengo un hijo aun pequeño y asi como el director ve a Ponette yo me encandilo con el mio. Hay que vivir con niños y mirralos crecer para comprender de cerca como crecen y se comunican. Si el critico no tiene hijos le sugiero que investigue de que trata el asunto. Es lo mas cerca de un milagro que yo he podido conocer.

     
  • At 7:53 PM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    No estoy en contra de los niños. Estoy de acuerdo contigo en esa sensación de milagro que ellos transmiten; la he experimentado. Sí los veo y sí me encandilan.

    Sospecho que Ponette es la película más floja del estupendo ciclo Primera Piel. Del conjunto de 15 películas de este ciclo, al momento de escribir estas líneas, he visto 12 completas. Puedo decir que el nivel es altísimo, es más, varias de esas películas se cuentan entre mis favoritas.

    Estoy en contra, no de los sentimientos que las personas experimentan al ver Ponette, no de los niños que trabajaron como actores en ella. Estoy en contra de usar a los niños para representar algo que no me parece una indagación de la psique de un niño.

    Me parece estar ante una película sentimental y superficial. Si lees sin apasionamiento mi texto, creo que verás eso. Yo quería justamente aprender algo más de los niños al ver esta película, cosa que no me ocurrió (o muy poquito).

    Otras películas de este mismo ciclo, que iré comentando una a una, sí satisfacen al menos para mí esta condición. Gracias por escribir y muchos saludos.

    PD.¿Sabías que Melanie Klein investigó las pesadillas de los niños, y descubrió que esos seres aterradores, monstruosos, de sus pesadillas, eran los padres?

    En parte por la captura de Guzmán, en parte por este tema, el de la representación de la psique infantil, te recomiendo el cuento de Mahfuz que he publicado arriba de este post.

     
  • At 2:11 AM, Anonymous Anonymous said…

    Mejor deberias re-leer mejor la separata que entregaron en la proyeccion. ¿Acaso estas acusando a Doillon de explotacion infantil?

     
  • At 12:28 PM, Blogger coque ayala said…

    Ya que se recurre a Melanie Klein y con esto al psicoanálisis, creo que Ponette es precisamente una indagación compleja de la psique infantil en un periodo que Lacan denomina el estadio del espejo o la formación del orden imaginario. Como buena película francesa y como buen lector de Lacan y el psicoanálisis contemporáneo, Doillon ha hecho estupendamente lo suyo. Ponette es una buena aproximación y la de la niña una mejor “representación”. (El entrecomillado es astucia de Artaud: “un actor no representa; hace.”) Recordemos que el tema central que desarrolla Ponette es el duelo en la infancia. Sobre esto hay información suficiente para confirmar la construcción y el desarrollo del personaje de la niña y el duelo, descartando las superficies sin alejarnos del contexto.

    Les dejo el link de un trabajo relacionado, ya que hablamos de psicoanálisis:
    http://apdeba.org/publicaciones/1998/pdf/Scalozub.pdf


    jorge ayala

     
  • At 9:36 PM, Blogger Kurame Angamos said…

    por una vez estamos de acuerdo, mario. la película es bastante superficial, y quienes frecuentamos niños pequeños o trabajamos con ellos sabemos que en "la vida real" difícilmente hablan y se comportan como en esta película (pensaba, sin embargo, si la realidad educativa peruana sea acaso un filtro que nos dificulte una mejor visión de la película). en mi opinión, ponette tiene el nivel de un telefilme... however, habría que preguntarse también si lo que buscamos en una película es una simulación del mundo real --evidentemente, no-- pero, entonces, habría que responderse también que la simple traslación de ideas y sentimientos adultos a un niño --algo muy apropiado para el melodrama-- es deshonesto. este filme adolece de aquello que adolecen la mayoría de filmes sobre el mundo de la infancia: posee una visión romántica, y por tanto poco curiosa, de los niños. ellos son, pues, espejos en los cuales los espectadores se ven a sí mismos --pero idealizados, más bellos... creo que a la mayoría de personas les encanta la película porque les hace sentir cómodos; como apuntas, efectivamente no hay en ella ni siquiera el intento por penetrar la psique de la niña. lo cual es un verdadero desperdicio.

     
  • At 12:20 AM, Blogger césar bedón said…

    ups, el comentario anterior era mío, no quiero involucrar a nadie de mi chamba en él. me equivoqué de user...

     
  • At 12:48 AM, Blogger Loreto said…

    Demasiado basica tu critica ... con todo respeto veo que no la entendiste. No concuerdo con nada de lo que dijiste . Creo que te hace falta leer un poco acerca del pensamiento mágico que predomina en esa edad de la infancia ... y desde ahi comenzar a criticar porque tienes nula comprensión

     

Post a Comment

<< Home