LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Friday, May 15, 2009

OLDBOY (올드보이, 2003), DE CHAN WOOK-PARK


Al verla, sabía que venía amparada por el hecho de haber ganado el Premio del Jurado en Cannes, y, algunas voces, más o menos autorizadas, decían que fue injusto, que debió llevarse la Palma de Oro, pero por cuestiones políticas no se la llevó; el momento en que ganó era el más adecuado: la ola de cine oriental ya estaba encima de nosotros, y nos hacía volver los ojos a Oriente en busca de nuevas posibilidades narrativas; y lo viciado que está el aire cinematográfico en Estados Unidos no encontró mejor desfogue que hacer terribles remakes asiáticos, y se anuncia ya uno de esta película.
En fin, cuando la vi, no me pareció la gran cosa -o quizás no la vi como se debería-, pero lo dejé ahí; tiempo después leí criticas muy halagadoras de de esta peli en Internet y mis amigos hablaban maravillas de dicha obra, así que volví a ella pero solo para dame cuenta de que me seguía pareciendo en verdad muy poca cosa. Ahora diré por qué.
La situación planteada es de por sí interesante: un hombre ebrio es sacado por su amigo de la cárcel y de la nada desaparece siendo mantenido prisionero durante quince años. En ese tiempo su esposa es asesinada y él es culpado del crimen; ahora suelto, busca a su hija y su venganza; desde el arranque hace que nos preguntemos por qué pasa todo esto, ya que el personaje del protagonista es mostrado como un insignificante hombrecillo que más parece un niño malcriado que quiere mucho a su hija y esposa; es tan insignificante, que lo que le ocurre está a la otra orilla del mar; de por sí el encierro es muy peculiar: no está encerrado en un sótano amarrado con cadenas como lo haría cualquier psicópata, la situación muestra que el secuestrado tiene a su servicio una maquinaria increíble para retenerlo, se entretiene en lo que puede, practica sombra de boxeo, se tatúa y se convierte en… ¡químico! ¿De dónde pudo saber que el gas que inhalaba era el que los rusos usaron con los Chechenos? Se enteró por la tele o algo así.






Sonríe porque alcanzó la importancia que en libertad no tuvo

Al salir empieza la venganza, o bueno, la venganza de la venganza, como al final sabemos. Aquí el asunto se vuele carambolesco y esto en exceso, en un afán rompedor, y de ocultar la entrañas de la venganza hasta el ultimo minuto, da giros a cada momento, tantos que llega a volverse falso, por ejemplo cuando parece que el asunto se va ir de boca, y nos van a dar un dato importante usa un viejo truco, que se usaba mucho en series de tv como 90210 y Melrose Place, y que es: “un diálogo bien puesto en cierta parte puede hacer que una situación tonta pueda funcionar”, acá sirven para que al igual que las bolas de billas nos vayamos por otros caminos hasta chocar con otros giros de historias, hasta llegar al final repleto de explicaciones, tantas que llegan a confundirme... no ayuda el hecho de que no pueda diferenciar bien a los asiáticos y no pueda recordar bien sus nombres... ver esta película en el cine es un error, al menos la última media hora.
La película dizque ostenta un ambiente que va de lo real a lo irreal, esto se usa mucho en el cine asiático, y es la marcada que siempre tienen para poder plantear situaciones buenas y hasta delirantes, pero al contrario de los maestros japoneses Miike y Tsukamoto, las situaciones en esta peli son de las que no hay por donde agarrar; peleas inverosímiles, en donde muestra una habilidad para pelear que ya quisiera Tony Jaa, y porque solo ha recibido entrenamiento imaginario, o sea, según esto está encerrado quince años y es drogado cada cierto tiempo, eso te vuelve químico y un super guerrero, o de repente apareció en espíritu Bruce Lee , y lo entrenó, pero lo sacaron de la edición a final. Y luego dicen que Retroceder nunca rendirse jamás es mala... Si aquí está su homenaje.

El de la izquierda tambien estaba dentro de la habitación pero quedó fuera durante la edición.


Las artísticas, simbólicas, surrealistas… eso, y tanto más, escenas como la de la salida de la maleta, o la comida de pulpo, o el sujetar al hombre desde la azotea, o el estrellarse contra la ventana, destinadas a impresionar a la fuerza, se incorporan a los giros de tal forma que, llegado al final termina confundiéndome, y tapando innecesariamente una buena historia.


Todo termina en círculo; yo más bien pienso que -en este caso- en cuadrado, como las mesas de pulp.

Al final después de tanto chocarnos se revela se que el motivo de la venganza es una venganza, provocada por un hecho insignificante, tal como era ese de La hija del engaño, de Buñuel , pero no tan ridículo como el de El Bien Esquivo, por supuesto; y tenemos un diálogo específico y bien puesto, que lo explica todo, este pata era seguidor de las soap operas, se amontonan las situaciones entre decisivas y gratuitas como aquella en donde el jefe mata a su asistente, aún no entiendo por que lo hace; para mí que el director pasó por un caso de sobreexcitación, se dijo con ésta sí la hago mundialmente, y sí, la hizo; creando huecos, que es algo muy oriental, cosa que se ve mucho en las películas de terror, escondiendo así la nada puritana historia … solo vean como quedan los dos afectados al final.
Anotaciones finales
La organización que lo secuestra está a pedir de boca, una sofisticación e infraestructura para encerrar y sus miembros se visten como si fueran pandilla de barrio, y son tan canallas que ni siquiera usan pistolas.
La única arma que aparece aquí es una Derringer de dos tiros , en pleno siglo 21.


Impresiona el hecho de que padre e hija se acuesten sin saber que lo son… No, ya estaba oliéndolo… mejor planteado en mi opinión está cuando Mickey Rourke se acostó con Lisa Bonet, sin saber lo que eran en Corazón Satánico y no… no mencionen Vidas Privadas de Fito Páez.

Mickey y Lisa se ven mejor

Un calificativo que no encuentro cuando busco otros comentarios es el de película de zombis… Porque Oldboy es, en definitiva, ¡una película de zombis! Qué manipulación post hipnótica, por favor, ni Van Damme y Dolph Lungren en Soldado Universal estaban tan completamente zombificados como los protagonistas.


Ni Van Damme tiene una mirada tan perdida

En otras palabras, la película me cae mal, ya que el afán rompedor del realizador con tantos giros en la historia, que se ven a la larga impostados y nada naturales, me recuerdan mucho a las intenciones de cierto director danés, en esa nefasta película que protagonizó Björk.
SHAY

La Cinefilia no es patriota





7 Comments:

  • At 9:24 PM, Blogger FabricioRebatta said…

    gran parte del atractivo de la película es ese absurdo, esa irrealidad, ese alejamiento de lo lógico, pero no te gusta pues. No me parece una genialidad pero sí me resulta atractiva y divertida.

     
  • At 12:25 PM, Anonymous Joaquín C said…

    Justamente, esas peleas increíbles son una parodia a las pelas de acción y a las historietas que es de donde sale la idea de esta.

    Joaquín

     
  • At 2:45 PM, Anonymous Anonymous said…

    ¿Tantas explicaciones alfinal llegan a confundirte?, alcontrario yo creo que la película es tan simple, que no hay que hacer esfuerzo para entenderla.

    Y para terminar, la película "te cae mal", eso no significa que lo sea, ¿o sí?, más imparcialidad por favor, que esto ya no parece una crítica objetiva.

     
  • At 10:22 PM, Anonymous Anonymous said…

    Totalmente de acuerdo, esa pelicula es un espanto. no tenía nada que hacer en Cannes.

     
  • At 6:30 PM, Anonymous Anonymous said…

    yo la encuentro magistral y que decir de la banda sonora... deliciosa

     
  • At 7:38 PM, Blogger Mariano said…

    para mi existen 3 tipos de criticos... los buenos, los snobs y en este caso lo que aparenta ser snpos (que son los peores).

    esta pelicula esta mal criticada ya de un principio que se nota que en Cannes solo debe hacer peliculas sobre la clase pobre que lucha en Francia o sobre judios que son torturados en la Segunda Guerra...

    si hay talez prejuicios con las peliculas de accion y aventura, entonces no deberias dedicarte a criticar

     
  • At 10:04 PM, Anonymous Roberto said…

    Esta crítica carece de objetividad, no es bueno escribir con el hígado. Se ve que no sabes diferenciar lo real de lo verosímil; no es necesario que algo sea real para créerselo, de eso se trata la ficción. Creí que en este blog leían las críticas antes de publicarlas.

     

Post a Comment

<< Home