LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Tuesday, September 25, 2007

LÉOLO, DE JEAN-CLAUDE LAUZON. SUEÑO, PARA NO VOLVERME LOCO

Si esta película es casi desesperadamente hermosa, lo es porque expresa la verdad, porque no retrocede a la hora de mostrar lo que sentimos que tiene que mostrar, sin importar que sea "inmostrable". O mejor si lo es. Léolo trata sobre la amenaza de la locura, que pisa y que muerde los talones de todo soñador. Uno sueña, para no volverse loco. El protagonista es un niño, un soñador consciente y literalmente rodeado (salvo la madre) de locos (el resto de su familia).

El director, Jean-Claude Lauzon, es poético, aún, y preferentemente, a partir de lo escatológico; desordenado (como la vida, y con la misma gracia), visceral, y con profundidad evocadora. Gran pintor de personajes y situaciones, conoce el secreto que hace de sus a menudo grotescos personajes, seres finalmente conmovedores. El poco disimulado aliento de lo trágico es puesto a raya por el personaje de la madre, que es "como un gran barco en medio de un océano enfermo", y por el niño, que se inventa otro nombre y otro origen y que conjura la locura soñando, escribiendo incesante y enamorado de Italia, pero sobre todo de Bianca.

Hay un apreciable número de escenas crudas (una incluye carne cruda, otra, un abuelo en una bañera, y otra más, un gato en problemas, entre otras), pero necesarias, si se quiere llegar al quid del asunto: la desmitificación de la infancia inocente, hermosa, feliz. Léolo trata sobre la mierda (física y simbólica, aquí inseparables) como la condición misma de la existencia humana. Y frente a ella, la única esperanza: el poder del sueño y la poesía. O en una sola palabra: del amor. Mezcla imposible y maravillosa de película cómica, trágica, romántica e intensamente personal. ¿Cómo no quedar agradecidos?


Mario Castro Cobos


VER O NO VER. CICLO: PRIMERA PIEL. INFANCIA Y ADOLESCENCIA EN EL CINE CONTEMPORÁNEO.

4 Comments:

  • At 5:19 PM, Anonymous Anonymous said…

    Una critica clasica, sobria para un film revoltoso. Grata y sorprendente sorpresa (viniendo de este blog y del firmante)

     
  • At 1:59 AM, Anonymous Sa said…

    woww, mi querido Mario q gran sorpresa encontrar este comentario esta noche, Leolo es una de mis favoritas, recuerdo haberla visto con tu amiga y comentar este tema de la mierda fisica y simbólica obviamente inseparables en el film, la escena del padre obligando a defecar a toda la familia porq lo piensa saludable es memorable. Una peli magica, viceral, soñadora, cruda... para locos jaja Y el sound track a la altura del film.

     
  • At 7:53 AM, Anonymous Anonymous said…

    Recuerdo perfectamente cuando vi hace muchos años esta peli en los Renoir de Madrid. Al final, tras unos segundos de silencio, un aplauso atronador. Esto es absolutamente infrecuente en los cines de Madrid. Pero aquel día, en aquella proyección, había habido magia, ese instante inefable en el que te das cuenta de que ALGO ha pasado. Y que tras esa película, tú ya eres otro.
    Gracias por tu blog.
    BOX8.

     
  • At 4:33 PM, Blogger Ignacio Brown said…

    Leolo es una de mis peliculas favoritas. Un verdadero clasico. La ultima vez que la vi congregue a un par de amigos quienes se espantaron con la escena del gato. Es un verdadero clasico. La he visto siete veces y aun no me canso.

     

Post a Comment

<< Home