LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Monday, September 17, 2007

THE BOURNE ULTIMATUM: CÁPSULA PARA EL MAREO FELIZ


Una película de Paul Greengrass

No hay duda: esta película se juega con cada sonido, cada movimiento y cada corte al placer alucinógeno de la velocidad, y gana. Al menos en una primera visión. Es como su protagonista: detenerse es imposible; sería fatal. ¿Por qué? Se sabe quién persigue a Bourne, pero ¿quién persigue a la película…? A todos, en algún momento, nos encantó esta palabra, porque es mágica, amnesia. A nosotros, nos genera un gran placer, el estado que a Bourne solo le genera problemas y del que lucha todo el tiempo por salir. ¿El busca su identidad en la proporción exacta en que nosotros buscamos olvidar la nuestra? Hay más. ¿Es el cine llamado de acción, pensando con calma, el de la máxima pasividad para el estremecido espectador? Cómo negar que la película, aunque no sea “trascendente”, levita; el plano corta a menudo los cuerpos, aligerándolos. La exacerbación del movimiento y de la acción física nos conduce a la inmaterialidad. El montaje picadísimo (Dogma baila con MTV), planos muchos tan cercanos que vuelven manchas objetos y personajes (espléndido uso del desenfocado), o tan lejanos (viva el zoom) que también los vuelve manchas, o esquemas abstractos. Todo esto me gusta, a condición de no creer que estamos ante el non plus ultra, cuando el lícito entretenimiento pesa tanto en la sabrosa pero no muy sustancial ligereza estilística de su opción.


Mario Castro Cobos

4 Comments:

  • At 9:17 PM, Anonymous Anonymous said…

    "Cómo negar que la película, aunque no sea “trascendente”, levita; el plano corta a menudo los cuerpos, aligerándolos."

    No me queda muy claro si el término trascendencia está usado acá en forma irónica, o si por el contrario el autor cree que existe una "trascendencia" que va más allá del trabajo de puesta en escena, que es la que define el ritmo, las distancias, el punto de vista; es decir, que configura todo lo que es el espacio fílmico.

     
  • At 5:11 PM, Blogger césar bedón said…

    para las dos o tres personas que pueda interesarle, en

    http://cesarbe.blogspot.com/2007/09/bourne-el-ultimatum.html

    está mi reseña del filme, en video. ¡saludos, mario!

    césar

     
  • At 3:25 PM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    El concepto de trascendencia es lo suficientemente espinoso como para siquiera soñar con dilucidarlo aquí.

    Mi intención era al usar esa palabra, irónica, pero también quería decir y quiero decir que la velocidad pura no exime de una más sólida conceptualización.

    En ese sentido, el más reciente Bourne, si bien es una película muy eficaz, en mi opinión, cuando pretende, por ejemplo hacia el final, justificar el origen del personaje, resbala con gran elocuencia.

    Es que en ese momento, la edición vertiginosa no le sirve de nada. Y ahí sientes claramente las limitaciones de la película.

     
  • At 2:34 PM, Anonymous Anonymous said…

    Limitaciones???? Jaaaa... lo limitado es la manera de juzgar los trabajos de un gran cineasta como Greengrass...

     

Post a Comment

<< Home