LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Friday, August 15, 2008

EL ACUARELISTA (2008), DE DANIEL RÓ

*Película vista en el Festival de Lima*

¿Quién dice que entre peruanos no nos estrechamos las manos? Las salas llenas para las funciones de las películas peruanas en competencia dicen que somos solidarios, más que todo en la desgracia.

El Acuarelista, del rebautizado Daniel Ró, es una obra celosamente cuidada en lo técnico, con escenografía y vestuario elegante de los ’70 y fotografía de tonalidad cálida donde preponderan el marrón, el celeste y el gris, señalando sobriedad y templanza en la escena. Cabe rescatar, además, el acertado casting, que Miguel Iza (T) encabeza, desempeñándose con solvencia en el papel de un estorbado artista de gesto deprimido.

El tono teatral, de expresividad y gestualidad acentuada, descarta un realismo convencional, guiñándolo más hacia la comedia “inteligente” de interpretación, donde la pronunciación de los parlamentos, de los vecinos especialmente, tienen un humor sugerido, importando más el cómo se dice que lo que se dice.

Sin embargo, todo ese montaje es una presunción que se sale de control, partiendo por el guión, que prima una voz off cuentista de un viejo que sólo narra para empalagar, abriendo y cerrando la película como testigo conmovido por los hechos que no vio. Además de añadir figurantes varios cual desfile, atosigando tanto al ingenuo señor T como al espectador, en un infantil duelo de simpatía que no gana nadie.

Se entiende la intención de ironizar la frustración de un artista que no concilia con su entorno caótico, asimismo la disimilitud de sensibilidades entre un vecino político de garaje y un pintor de brocha fina. Pero, la desesperada pesquisa por compadecer del pintor, ametrallándonos de situaciones infortunadas para él, y seudo graciosas para nosotros, con maniqueísmo de por medio, colma la tolerancia, haciéndonos sentir más lástima por Ró & Cía, por pedir aplausos con petulancia, que por a quien dirigen su mensaje lastimero.

En el epílogo se torna pesadillesco, con careos vertiginosos, falsos fuegos abrasadores y amantes salidas de la nada. Remate grosero para este híbrido fallido entre todas las posibilidades que rozó: el humor negro, la comedia romántica, el drama existencialista, el surrealismo onírico y el “colorín colorado”. Por si fuera poco, presume de poético en un desenlace abierto de guiño fantasmagórico. Denuncio a Eduardo Mendoza y a Álvaro Velarde, los guionistas, como principales responsables de esta nueva debacle.

John Campos-Gómez

La Cinefilia no es Patriota

4 Comments:

  • At 4:40 PM, Blogger Lito said…

    Realmente,
    Fui con buena expectativa pero (una vez más) termine decepcionandome, creo que ya he visto tantas pelas peruanas malas que creo que podría hacer una pela sobre cualquier cosa y ya saber que NO poner

     
  • At 3:27 PM, Blogger CES@R said…

    yo tambien fui con expectativa, pero lamentablemente la historia pierde interes con el transcurrir de la pelicula. Eso si, el manejo de los detalles y efectos si es interesante, pero creo que eso fue en desmedo de la trama misma de la obra xq hay personsaje q entran y salen sin razon, y al final uno solo ya quiere q termine la peli!

     
  • At 8:20 PM, Anonymous Manuel Rubio said…

    Técnicamente me gustó, aun que noté un par de saltos en la continuidad, y unos desenfoques que llegaron a incomodarme (espero hayan sido desenfoques del proyector). Un cortometraje de El Acuarelista hubiera sido bien logrado, pero aquí se llega a forzar el guión, haciéndolo un poco cansado con algunos brotes que chispean una sonrisa en el espectador. A pesar del buen reparto, no considero que haya sido una buena dirección de actores, que en la primera impresión que tuve, fue de de estar viendo "Así es la vida" u otras rarezas que siempre salen.

     
  • At 10:09 PM, Blogger msagástegui said…

    Muy aparte del mal manejo de los actores, y forzar el guion y solo esperar que termine la pelicula... es la horrorosa situacion d ever un mal intento de hacer una pelicula a lo The Tenant o El Inquilino, con un guion pesisamente copiado de algun libro de Kaftka... no se puede negar q visualmente es una de las cosas q se salva de la pelicula por asi decirlo, pero no suficiente para sacarlo del hoyo en el q esta como tal.

     

Post a Comment

<< Home