LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Tuesday, February 12, 2008

MICHAEL CLAYTON, DE TONY GILROY, POR PACO PULIDO

Un personaje. Canas. Arrugas. Un terno pulcro. Un Mercedes Benz. Una apuesta. Chinos. Un barrio sucio. Luego la profesión: abogado. Perdón, más que eso, la mano derecha de la empresa. Seguimos. Una llamada. Alguien en problemas. Sigue avanzando. Un campo. El amanecer. Frío. Cansancio. Extrañeza. Qué es eso? Caballos. Se detiene. Sale del auto. Camina asombrado. Son caballos, sí. Son hermosos. Qué hacen acá. Tan solos. Tan lindos. Tan sosegados. Explosión. Explosión.


Michael Clayton, un personaje acabado por la vida, por las apuestas, por su fatigante trabajo. Le ofrecieron abrir un negocio y ser socios. Fracasa y se va a la banca rota. Le debe dinero a alguien. No lo tiene. Michael tiene reacciones notables. Parece un ser humano en carne y hueso. Tiene debilidades a pesar de su gran habilidad por solucionar problemas empresariales.

La película da un salto hacia el pasado. Vemos a Clayton ahorcado por sus deudas, con una relación con su hijo al parecer estable. Habla con claridad, con decisión, no se entromete con nadie y es justo, desde el principio es justo. Lo miramos desde cerca. Podemos sentir sus reacciones muy cerca. Aprendemos que cuando hay algún problema en la vida, hay que afrontarlo con valentía. Él debe mucha plata y no sabemos si lo va a obtener. Ni siquiera una pista sobre lo que podría pasar.


Durante la historia van apareciendo personajes claves. Tilda Swinton como la asesora Karen Crowder o Tom Wilkinson como el abogado lunático Arthur Edens. Excelentes actuaciones. Veraces. Convincentes. Excéntricas. Poderosas. Ejemplares. Un casting preciso para personajes violentos y fuertes.

Continuamos. Clayton es George Clooney. Clooney es Clooney. No duda. Parece tener todo controlado. Es algo ambiguo entonces. Sostiene la película a pesar de sus debilidades (como personaje). Y por qué lo hace? Es un ser humano con errores. Trabaja todo el día. Nadie sabe exactamente lo que hace. Soluciona problemas. Con eso basta. Clooney tiene experiencia. Sus ojeras y malas noches se ven reflejadas. Se nota. Se percibe sin problema el problema de sus ojeras. Se respira la presión de multimillonarias empresas. Siempre hay presión.


Todo se vuelve más oscuro. Las actuaciones se tornan más drásticas. Todo empieza a perder control. Menos la dirección. La luz es suficiente. Brillante a veces. Otras, escasa. Existe equilibrio. Clooney tiene equilibrio. Clayton también. Todo se complementa tal y como debe de ser. El reparto está ahí. No se detiene. No avanza mucho. Nadie opaca a nadie. Wilkinson aparece y desaparece. Swinton suda. Es más fuerte de lo que parece. Pero se derrumba. Nada sale de contexto.

Imprescindible obtener un fotograma para guardarlo en la mente. Los caballos. Sí, pueden ser los caballos. Mejor toda la escena. Su rostro en el taxi también. Los créditos aparecen. Me gusta la inmovilidad de la imagen. Él sigue respirando. Los postes de luz se pierden en el horizonte. Clayton se queda con nosotros. Vale la pena verlo de nuevo. Todo empieza otra vez.

Paco Pulido Spelucin


LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

2 Comments:

  • At 11:06 AM, Anonymous Anonymous said…

    Que cobardes todos Uds que tienen un blog solo para esconderse, ¿por que no publicas todos los comments? Pude, " Q aburrido este cítrico...crítico"

     
  • At 7:21 PM, Anonymous Paco Pulido Spelucin said…

    Gracias .... Totales!

     

Post a Comment

<< Home