LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Wednesday, November 25, 2009

INGLOURIOUS BASTERDS (2008), DE QUENTIN TARANTINO


Me gusta el tema de la gloria, el reverso exacto de la miseria humana –sin la cual la gloria no sería necesaria–. Y está claro que Tarantino persigue a su manera la gloria cinematográfica… La mirada que da al asunto queda clara desde el principio. Como los nazis no son seres humanos, no hay problema en matarlos. Caso cerrado. Entonces qué. La violencia es divertida. La violencia está bien. No hay ningún problema con la violencia. Está justificada. Así que… ¡adelante! ¿Es así? ¿Tan simple? Realidad y ficción, nos dirán, nada tienen que ver; corren por ‘cuerdas separadas.’ Son dos universos distintos bla bla bla, que no se interpenetran ni contaminan… ¿Es así? ¿Cómo pretenderá Tarantino que miremos a sus personajes? ¿O ese es solo nuestro problema y no el suyo? ¿Bostezará Tarantino mirando, por ejemplo, El silencio de Lorna? Tarantino puede hacer la película que le dé la gana, y eso ha hecho; por ahí no va el problema. Aunque no haya mayor gloria en haberlo hecho.

Cuento mi experiencia. La diversión es ‘gloriosa’ y mi lado más perversamente infantil está feliz. Pero detecto al mismo tiempo algo así como una culpa, una desazón que va tomando forma y creciendo aquí dentro. Mi lado ‘bastardo’ se vuelve consciente. ¿Cómo puedo divertirme, tanto, con esto? (No tengo nada en contra de los cartoons de carne y hueso. He pasado muy buenos momentos con ellos, en general. No los negaré, y no renegaré de ellos. Se trata de otra cosa.)

Re-escribir la historia; si no, para qué la ficción. Incluir, de la manera más activa, nuestros deseos, temores, luminosidades, oscuridades, utopías, distopías… Entiendo la idea. Pero el juego de Tarantino no me procura la más mínima reflexión, está encerrado (y con gato) en el cine mismo (qué rico onanismo, ya sé, y muy culto), en una cinefilia admirable, y también, y a estas alturas, asfixia, irrita, no basta, casi sobra: el juego solo, sin más, es bastante inútil e infructuoso para mí. E incluso, peligroso. (He dicho para mí: no hablo a nombre de nadie más.) Me pregunto qué tiene de heroico ‘re-escribir’ la historia de esa manera. Como que la ‘irresponsabilidad adolescente’, y no en la mejor de sus versiones (mis respetos a los adolescentes), ya va funcionando cada vez menos conmigo… Claro, y no solo conmigo. ¿Un Tarantino maduro? ¿Dónde?

Amo Pulp Fiction, lo que no me impide recordar a Luis Alberto Álvarez, el gran crítico colombiano, escribiendo a mediados de los noventa en Kinetoscopio sobre la satisfacción que le procuraba ver a los jóvenes de su país abandonando la sala donde proyectaban esa película. El rechazo a la violencia de parte de esos jóvenes no era gratuito. ¿Jugar con ella y luego no reflexionar sobre ella es lo mejor que podemos hacer con ella? ¿En serio? ¿Y a eso luego le llaman ‘pop’? (plop). Si a Pulp Fiction la acusan de irreflexión, de violencia gratuita, el caso de Inglourious Basterds es más grave… Dirán que me tomo las películas muy en serio… Relájate… ‘Ah, era solo una película.’

Al permitirles a sus ‘héroes’ con tal plenitud la venganza los iguala con los nazis: no me parece una operación demasiado inteligente. Un consuelo barato que termina por ser peligroso. Parece más bien un comentario a la política actual de Israel. O a la de la ‘guerra por la democracia’ de la muy nazi administración Bush.

Tarantino quizás nos quiso decir más bien que no hay gloria sin bastardos (aunque él lo encuentre gloriosamente divertido, y nada más). No cabe duda, puesto que el verdadero bastardo sin gloria es demasiado fino comparado con el resto, y casi olvidamos lo bastardo que es, justamente por eso… Hans Landa acaba tatuado a puñal limpio listo para la exportación a tierras americanas pero vivo y condecorado al fin. ¿Se trata entonces de una venganza…? Curioso.

Algo aterrador de nazis y asesinos de variados pelajes era (es) su casi congénita incapacidad para reconocer sus ‘errores’ -léase sus crímenes, su pensamiento, su ideología-. No la venganza: lo importante es que el mayor número de personas reconozca el mal que han hecho, incluyéndolos. (Lo otro, es la moral del video juego. Ver quién mata mejor a quién.)

Tarantino nos brinda la solución fácil, o sea, una solución falsa. Como los nazis no son seres humanos, no hay problema en matarlos. Si cambias la palabra nazis por judíos te darás cuenta de que es lo mismo. Ninguna gloria entonces. Me quedo con el Emperador Marco Aurelio, que no hizo nunca películas, pero que vio mucho mejor la situación: “El mejor modo de vengarse de un enemigo es no parecérsele.”

Prohibido prohibir. Puedes soñar lo que quieras, pero, ¿te puedes quedar ahí y ya? Recuerdo a Yeats: “In dreams begin responsibilities” (Las responsabilidades empiezan en los sueños).
(M.C.)
Otro texto sobre Inglourious Basterds:

8 Comments:

  • At 6:53 PM, Anonymous Germán Suarez said…

    Que genial esa frase de Marco Aurelio, sobretodo viniendo de un emperador cuando pareciera más propia de Mahatma Gandhi o del tan tergiverzado Jesús de Nazareth. En l0s 70's se hicieron en Italia algunas peliculas de explotacion que tenian como villanos a sadicos nazis y como heroes a estadounidenses, por lo general judios que cobraban venganza de forma igualmente sadica, siendo la mas conocida de estas "Ilsa, la loba de la SS", deduzco que fue de este genero del cual Tarantino tomo "inspiracion". Pero hoy en dia teniendo a un estado "judio" cometiendo crimenes de guerra dignos de aquellos frios e inhumanos nazis, peliculas con este viejo argumento resultan mas que anacronicas un insulto al conocimiento de la opinion publica, para la cual cada vez es menos un secreto las practicas del estado de Israel por mas que la prensa intente ocultarlas o justificarlas.

     
  • At 11:59 PM, Blogger Carolina Pardo Delgado said…

    Esta es una de las reseñas mas interesantes sobre Inglorious Basterds que he leido. (Y he leido muchisimas). He visitado tu blog por casualidad. Me ha gustado mucho. Desde hoy soy tu seguidora.
    Me gustaría que visitaras el mio. Es reciente,también hice mi reseña de esta peli. Espero que te guste.

    Este es mi link...

    http://carolinapardodelgado.blogspot.com/

    Abrazos para ti!!!

     
  • At 10:23 AM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    Gracias por tus palabras, Carolina.

    Leí tu basterdtexto... Me gusta esa mezcla de crónica con crítica, el tono personal... y la pasión.

    Pasión, sin la cual no se puede mover ni un dedo en esta vida.

    Abrazos:
    y
    Te seguiré leyendo!!


    M.C.

     
  • At 9:13 PM, Anonymous Nayus said…

    Ah osea hay que reemplazar esto por pallywood y listo la conciencia limpia?

     
  • At 9:52 AM, Anonymous Anonymous said…

    Sobre el cine de Quentin Tarantino

    Por Nicolás Prividera

    http://ojosabiertos.wordpress.com/2009/09/07/bastardos-sin-gloria-1/



    BASTARDOS SIN GLORIA (2)
    By ojosabiertos
    **** Obra maestra ***hay que verla ** Válida de ver * Tiene un rasgo redimible ° Sin valor

    Por Roger Alan Koza

    ÉRASE UNA VEZ LA BARBARIE

    http://ojosabiertos.wordpress.com/2009/09/10/bastardos-sin-gloria-2/

     
  • At 10:17 AM, Anonymous Eva Luna said…

    Por lo general, Tarantino sabe manejar lo que el llama, y yo tambien asi lo considero asi, violemcia estetica, gratuita, si, pero original y sorprendente. La pelicula me gusto mucho, solo que no me parece verosimil en muchas partes. No logro empatizar ni con el teniente Rain ni con Shosana, sus tragedias, sus motivaciones, me dejan muy indiferentes, me da igual si logran vengarse o no. Hata preferira que fracasen. Me caen mejor los nazis, hasta logro enterder porque actuan de esa manera, y al final quiero que ellos ganen, algo que no me sucedio cuando vi La lista de Schindler. No se si la manera de como la narran, con tanta ironia o si yo soy antisemita, lo cual no creo.

     
  • At 10:25 AM, Anonymous Eva Luna said…

    Ademas, me parce que esta muy descompasada, el personaje de Hans Landa es como un agujero negro, succiona toda la pelicula para el y deja muy poco a los demas. En especial a Brad Pitt y sus bastardos. De todas maneras entretiene,y los secundarios sacan provecho como pueden, aunque a sus personajes les falte profundidad, salvo Diane Kruger, que de todas las pocas mujeres del film , la que mejor actua, y que la tiene el papel mas interesante de la pelicula despues del coronel nazi. Una buena pelicula, y si dudas, la mas comercial de Quentin Tarantino.

     
  • At 1:47 AM, Blogger Amaru said…

    Por casualidad llegue a su blog y me parece muy interesantes sus criticas sobre las peliculas...le felicito..bueno ahi le dejo un blog que abri no es sobre películas son artículos sobre la actualidad......http://mipedazoderealidad.wordpress.com/
    ..espero le guste..gracias de antemano..

     

Post a Comment

<< Home