LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Tuesday, September 30, 2008

HI-HIP: ¡QUE VIVA EL EJÉRCITO PERUANO! O, VIDAS PARAELAS (2008), DE ROCÍO LLADÓ



Disfrazado de producto comercial, esta propaganda redentora de la imagen del Ejército peruano ante la escarmentada sociedad bosqueja ser una película de reflexión, pero sufre de tal inocencia que queda bien como una superproducción escolar dedicada al día castrense, queriendo mostrar ambos polos de la violencia valiéndose del cursi divorcio de una amistad que desquebraja por las circunstancias borrascosas del terrorismo. El resultado arroja un paralelismo ridículo entre la violencia protectora (el ejército) y la violencia subversiva (los terroristas) en carnes de los protagonistas: Felipe (Óscar López Arias) y Sixto (Renzo Schuller), tomando como base al deber y a la convicción en ambos para alegar que las armas se levantan sólo para hacer justicia, mas no para ajusticiar.
Digo ridículo por la hechura de paporreta en la alternancia de las “vidas paralelas” de los opuestos protagonistas, intercalándolos en situaciones clisés cual esclavos de sus estereotipos; además de los parlamentos solemnes recitados como fallos concienzudos y aleccionadores de la razón militar hacia una sociedad indiferente, que se entiende proclive a caer en el mismo cataclismo si tan sólo se le punza la llaga. Es que si el guión lo hace –en este caso cuesta creer que alguien escribió algo- un capitán del Ejército, ¿se puede esperar una perspectiva amplia del conflicto o solamente queda atenerse a la unilateralidad de los que se avergüenzan de su parte en el capítulo real, y por eso lo reescriben tan magnánimo que produce rechazo por calculado? Ergo, que el tema esté manido a no más, por diversas fábulas urbanas de tinta roja desde hace décadas, lo hace aparte una historia tan predecible como para desenlazarla sin equívocos con tan sólo verla 20 minutos como máximo. Vidas Paralelas es maniquea, pero sobre todo, aburrida.



Empero mejor hablar de ella en sus aspectos no cualitativos con los que sí marca estadísticas resaltantes, como el de ser la primera película producida por un ente estatal como lo es el Ejército Peruano, en conjunto con una institución universitaria como “Alas Peruanas”, la cual también es primeriza en esas lides, además de ser la parte a cargo del presupuesto, compuesto por la holgada suma de 600 mil dólares, más locaciones facilitadas por las fuerzas militares en gratuidad, siendo esta su asignación en la coproducción.

Por si fueran pocas las nuevas, la universidad -ahora productora- antes mencionada anuncia la implementación de una Escuela de Cine en su campus a propósito de esta entrega, que sirve como excusa para el lanzamiento de tan ambiciosa gestión. En Lima, iniciativas como esa lloran por reflejos, pues centros que imparten lecciones de cine existen a cuentagotas, son casi invisibles; en cambio, proliferan las Facultades de Comunicación y Periodismo, que sirven cursillos de teoría y práctica en vídeo, representando un penoso simulacro de lo que es hacer un film en sus reales condiciones. ¿Cómo pensar en hacer una industria si no existe siquiera una cuna de cineastas? ¿Por qué pedimos dinero si lo que nos falta es material humano? Primero es lo primero, señores. Muchos de los que logran estrenar sus óperas primas lamentablemente hacen su “debut y despedida”, añadiendo más cabezas caídas a la larga lista de proyectos fallidos a cargo de jóvenes promesas. La precariedad del sistema educativo o escasez de granja de autores queda sometido a la vergonzosa exposición cuando cineastas peruanos con títulos extranjeros presentan sus películas que terminan siendo de las más destacadas de los años últimos en lo que a cine nacional respecta, como los casos de Chicha Tu Madre, del “argentino” Quattrini; Madeinusa, de la “española” Llosa o Días de Santiago, del “gringo” Méndez. Con ejemplos tan clarificadores como esos no hay mucho que detallar.


Volviendo a la película para hablar de su contexto ochenteno, rememoro atribulado que por esas fechas la sierra peruana, principalmente, fue sumida por las manifestaciones terroristas del grupo Sendero Luminoso, que ultrajaron cuantos pueblos pudieron a la vez que aniquilaban las enclenques resistencias de los campesinos, responsabilizándose de los decesos de miles de indios (70 mil aprox. según el informe final de la comisión encargada: CVR) durante caóticos 12 años. Sobre este negro episodio de la historia republicana peruana medita la película, pretendiendo lograr conciencia social, de la recapitulación y el recuerdo ensangrentado de esta tragedia civil, aspirando así a prevenir vestigios de reedición, pero con apelación a la fórmula para sensibilidades pueriles, adormecedora por la ufanía del cachaco solidario, que como héroe perjudicado hace sus pataletas formales en la escena final: una cita judicial, en la que la directora Rocío Lladó hace un cameo mediocre por su casi silabeo de los pocos parlamentos encargados. Esta escena final dice en palabras lo que las escenas previas dijeron plano a plano, o sea una redundancia pedante por lo que el mensaje significa en sí, una solicitud de gratitud pública para con los armados, aparte que denuncia de desmemoriados a los civiles por castigar a los héroes anti-subversivos con el olvido, casi acuñándonos la culpa del por qué no tienen estatuas ni bustos en las plazas.


Cito una involuntariamente jocosa frase que la directora dijera sobre una de sus referencias: “Apocalipsis now está entre mis referentes, aunque tuvimos sólo un helicóptero en lugar de un montón” (sic). Esta oración tiradísima de los pelos ventila el cáncer maligno que fue para los que conformaron este proyecto la alarmante falta de ubicación o ego inflado cual dirigible, no teniendo en cuenta, al parecer, que otros aparte de ellos mirarían el filme y sacarían sus propias conclusiones, muy distantes a las que manifiestan con su altanería, por cierto.

Esta mínima película universitaria vale más como parte del conjunto de los 5 largos, que conforman la entusiasta arremetida del cine peruano en sus propias salas, que como obra individual por mediocre que sea, perturbada por defectos primarios de artesano amateur. Si la producción hubiera dispuesto de docenas de helicópteros más, igualmente no tendría ningún parentesco ni señalación con la obra de Coppola, que no diferencia solamente de Lladó en los recursos económicos, para su pena, y para gracia mía.

Aún así, Vidas Paralelas tiene la adversa batalla por recuperar los miles de dólares invertidos, apelando a sus 39 copias para exhibirse en 41 salas en todo el país. Habría que ver si es que la gente opta por dejar su conciencia social en manos de esta cofradía castrense-universitaria muy poco carismática. Por parte mía, despavorido siento desde mi butaca vivir otro terrorismo, que ha cambiado las bombas por sonatas de bombo en celuloide.

John Campos-Gómez

La Cinefilia No Es Patriota



11 Comments:

  • At 4:28 PM, Anonymous Anonymous said…

    Muy acertado el post. much agente dice que trabaja en la industria cinematográfica peruana cuando no la hay! Soy "profesional del cine"....ya pues, que aquí, y asi fuera egresado de una uni, no es una profesión (intenta un prestamo bancario para que lo sientas). Las "escuelas de cine" pretende enseñar cine....sin cámaras de cine ...¿Hay alguna uni y/o escuela que al menos tenga una 35mm en sus talleres?...Bueno, ya no hago higado, estamos muy lejos de Chile y argentina y Brasil...y hasta de Colombia. Punto

     
  • At 11:33 AM, Anonymous El Amante del Cine said…

    John-John

    Porque te aranas por el hecho que alguien estudie cine fuera de su pais? Acaso no es legitimo y uno tiene todo el derecho de buscar afuera una mejor opcion?

    Tu critica esta bien, pero creo que a veces te vas por la tangente, no entiendo que es eso de la "española" Llosa, del "gringo" Mendez?

    Es como si yo me fijara en el origen de tu nombre, eres mas o menos peruano por llamarte asi? resulta eso una "vergonzosa exposicion"?

    En fin, prejuicios y acomplejamientos gratuitos que destila tu escrito. Relajate y enfocate mas en la pelicula para la proxima.

     
  • At 1:07 PM, Blogger John Campos-Gómez said…

    Apasionado amante, el prejuicioso es usted.
    La intención despectiva en mis adjetivos es sólo detectada por vos.
    La frase que cuestionas está referida a la pobre calidad de educación en lo que a cine respecta en Perú, que queda en "vergonsoza exposición" cuando chicos que vienen del extranjero demuestran un nítido nivel superior. Caso equivalente al fútbol con los "extranjeros", ahora "juergueros".
    Felizmente que esta no es una prueba de compresión lectora, porque sino no gozaría de muy buen puntaje.
    Antes de hacer bilis, le recomiendo leer mejor.
    Abrazos.

     
  • At 11:19 AM, Blogger Karla said…

    aaayyy como me gusta leer esto :D
    igual no pensaba ver esa pela, pero ya sabia que algo como esto iba a ser posteado...y Jhon definitivamente le da en el clavo.

    Que divertido...sigan teniendo mala comprensión lectora porfa, y no duden en comentar ;)

     
  • At 8:28 PM, Anonymous JORGE LUIS VILLACORTA SANTAMATO said…

    A mí particularmente, "VIDAS PARALELAS" me gusta mucho má que "Apocalipsis Ahora".

    También me gusta muchísimo cómo actúa Rocío Lladó. "VIDAS PARALELAS" me parece una genialidad" :-D .}

    JORGE LUIS VILLACORTA SANTAMATO

     
  • At 4:58 PM, Anonymous Anonymous said…

    Pienso que el texto de Campos Gómez, más allá de los temas que trata y la crítica que ofrece, tiene serios problemas de redacción. El autor debería pensar mejor a la hora de escribir y revisar su texto antes de enviarlo al blog. La cantidad de redundancias y fraseos inútiles es alarmante.

     
  • At 1:27 PM, Blogger John Campos-Gómez said…

    Valiente anónimo.
    Siento herir su susceptibilidad. Es una lástima que no guste de mi estilo, al que considera redundante y despectivamente retórico, ¿no?
    Más bien, agradecería que especifique las frases que promueven su agrio comentario, y hacer válida su denuncia, que ahora parece un disparo al aire de un simpático detractor (léase pataleta).
    Por otro, soy conciente de mi estilo, que a lo largo ha generado diversas antipatías no sólo en esta ventana. Aún así me gusta que avezados anónimoS! como usted salgan al frente para reclamar en vez de comentar, enriqueciendo así el debate sobre el tema en cuestión: la película Vidas paralelas.
    Siga participando y aportando al cambio de opiniones, que ese es el motivo del blog.
    Gracias por su cariño.
    John

    PS: Algunos errores menores ya había advertido, los cuales están corregidos en el texto del siguiente enlace
    http://lordpolvos.blogspot.com/2008/09/vidas-paralelas-2008.html

     
  • At 10:44 AM, Anonymous Anonymous said…

    bacán, pero porque le ponen ese color a las letras de los post no se lee bien, pues

     
  • At 6:00 PM, Anonymous Anonymous said…

    Poe favor JORGE LUIS VILLACORTA SANTAMATO, tu blog es el mejor de todos! Yeeeeeee

     
  • At 4:18 AM, Anonymous JORGE LUIS VILLACORTA SANTAMATO said…

    ¡Muchas gracias por el comentario positivo! Personalmente, mi blog es el que más me gusta.

    Yo diría que todos los blogs son el mejor blog porque cada uno presenta un punto de vista particular que resulta especial para alguien.

    Por ejemplo, LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA es un blog maravilloso.

    PÁGINAS DEL DIARIO DE SATÁN también es muy divertido y la página de CINENCUENTRO siempre presenta abundante material. Todos los blogs y páginas son fabulosos (aún los que dejo de nombrar por falta de espacio). ¡¡Lo que ocurre es que los peruanos somos extraordinarios!!.

    De todos modos ¡¡gracias por el halago!!. Me alegra que le apasione perucine.blogspot.com .

    JORGE LUIS VILLACORTA SANTAMATO

     
  • At 4:41 PM, Anonymous Anonymous said…

    Genial brief and this fill someone in on helped me alot in my college assignement. Say thank you you as your information.

     

Post a Comment

<< Home