LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Saturday, July 28, 2007

FESTIVAL DE LIMA: ¿CRÍTICAR O NO CRITICAR?

Hace unas horas se armó una pequeña conversación en la página Cinencuentro.com que vale la pena comentar. Esta página, horas atrás, decidió que valía la pena ir criticando las películas en competencia que se han venido mostrando en las funciones para la prensa y el Jurado, como anticipación al Festival.
Días atrás, Edgar Saba había hecho una petición pública a los periodistas: abstenerse de comentar las películas, especialmente aquellas que -luego de verlas en estas funciones de prensa- los periodistas consideren que son de baja calidad y esperar al marco del Festival para, ahí sí, destrozarlas a placer.
La nota de Cinencuentro dice:
El 11 Festival de Lima aún no comienza, pero las funciones especiales para la prensa cinematográfica ya han comenzado hace unos días. Por lo que en Cinencuentro iremos comentando, en subsiguientes entregas, las cintas que veamos en estas proyecciones o por otras vías. Trataremos de resaltar las que más nos gusten, pero indicaremos también si alguna nos ha decepcionado, de acuerdo al gusto personal de cada colaborador. Como siempre esperamos vuestros comentarios.
Y, de hecho, ya han comentado una de las películas más esperadas: Hamaca Paraguaya -aunque comparándola con "Historias Mínimas" (?)-. Rápidamente, un señor llamado Óscar Contreras, crítico de cine, escribió un comentario en la página Cinencuentro, diciendo:
No pueden comentar las películas -favorable o desfavorablemente- sino hasta después de su estreno en el Festival de Lima. Es un anuncio que hizo Edgar Saba en la Conferencia de Prensa. Vulnerarían un código de honor. Pueden recomendar aquello que han escuchado pueda valer la pena, o quizá hacer una puesta considerando la trayectoria de los directores. Tengan en consideración este comentario amigo.
Laslo Rojas, uno de los administradores de la página en cuestión, respondió:
Respetamos tu posición, la de Saba, y la de otros críticos, pero en Cinencuentro consideramos que es mejor hablar del festival y sus películas (a favor o en contra), que guardar silencio. Esto, creemos, favorecerá a que exista mayor expectativa, debate y discusión alrededor del festival. Saludos.
Óscar Contreras retrucó:
Nadie dice que CINENCUENTRO no opine o guarde silencio. Solo es una cuestión de manejar tiempos, de publicar la noticia (léase crítica o crónica) en la oportunidad debida. Es una cuestión ética. La expectativa ya existe. Y el debate y la discusión alrededor del festival se debe dar en el marco del mismo festival.
Déjame recordarte Laslo, que muchos críticos asistimos desde hace varios años como invitados del Festival a las funciones de las mañanas. Pero las funciones de las mañanas no son el festival. El Festival comienza el 02 de agosto. No soy vocero ni del CCPUC, ni de Saba, solo hablo a título personal. Y creo que muchos colegas están haciendo el gran esfuerzo de reservarse una opinión antes que ganar un titular.Sobre la base del respeto a un medio tan importante como CINENCUENTRO transmito esta inquietud amiga. Porque somos INVITADOS de las funciones matutinas. Y tranquilamente se nos puede retirar esa invitación. Saludos.
Exagera el afectado señor Contreras cuando dice que se "vulneraría un código de honor". Saba hizo un pedido a la prensa. Un pedido, no un anuncio. Hay que ser bien ingenuo para pensar que el público interesado en el festival no se interesará en averiguar un poco por las películas vía internet, antes de pagar sus entradas.
Si el público lo hace -como seguro ya lo ha hecho-, sabrá que LUZ SILENCIOSA y HAMACA PARAGUAYA serán dos de las obras más atractivas -pones los títulos en google y te saltarán buena cantidad de críticas desde la primera página, sin contar los antecedentes. En internet, rápidamente encontrarás en BUTACA:
De igual manera, si lo hace con una película, digamos, la chilena FIESTAPATRIA, en la primera página de google encontrará la crítica de la página MABUSE y se informará sobre las terribles críticas que preceden a esta cinta:
¿Tampoco se pueden comentar las películas que ya se han visto? HAMACA PARAGUAYA, seguro lo saben, está en Polvos Azules (Pasaje 18, puesto 3). Y desde hace buen tiempo. Igual que El camino de san Diego y varias otras.
Nosotros, igual, esperaremos al inicio del Festival para cuestionar todas las cuestionables películas que vienen y para aplaudir las películas aplaudibles. Pero pedir silencio, apelando a un "código de honor", resulta absurdo y, al mismo tiempo, subestima al público.
Fernando Vílchez R.

Labels:

19 Comments:

  • At 10:16 PM, Blogger Butaca said…

    Pues que ¡viva el código de honor!...

     
  • At 2:28 PM, Anonymous Anonymous said…

    no quiero tu butaca. mejor el suelo.

    muera el código de de honor!!!!

     
  • At 2:32 PM, Anonymous Anonymous said…

    El señor Contreras dice que no es vocero de nadie pero entre líneas lleva una advertencia "cuidado, el próximo año ya no los invitarán". Más triste es que los señores de Cinencuentro saben que sí es vocero y tímidamente han comentado sólo Hamaca Paraguaya. ¿Viva el código de honor? Me pregunto dónde está lo honorable en todo esto.

     
  • At 4:28 PM, Anonymous Anonymous said…

    Quien diablos se cree Oscar Contreras para solicitar mesura a los criticos sobre reservarse sus opiniones criticas de peliculas del Festival. Codigo de honor?? Deberia reservarlo para su profesión y no ser tan cucufato, como de hecho lo ha sido desde años en este oficio.
    José

     
  • At 6:12 PM, Blogger Oscar said…

    REPUESTA A VILCHEZ


    Buenas tardes,
    Acabo de tomar conocimiento de esta entrada en LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA -gracias a terceros- en donde se me alude. No acostumbro frecuentar este blog por eso la demora en la respuesta que paso a exponer. En realidad son 02 respuestas, al señor Vílchez y al Anónimo (José).

    1. Ni pido silencio ni subestimo al público. Todos los medios constituidos del país y con una pizca de ética saben como difundir y comentar el Festival de Lima. Ex ante. Ojo, antes de que comience el Festival. No es difícil hacer reseñas de las películas o de sus directores. En ese sentido el Sr. Vílchez tiene razón al mencionar la información disponible en la red. Lo que no corresponde (no hablo del mal gusto) es la crítica de cine que se anticipa al estreno. Porque la crítica de cine (al menos así la entiendo yo Anónimo José, no sé si llamarla cucufatería o tal vez responsabilidad) es un oficio sobre los hechos consumados. Ex post, aftermath. Después del estreno. Correcto. Por más que a la vista, el Festival de Lima una vez más decepcione con su selección de películas, no cabe la crítica antes de.......El público es lo suficientemente inteligente para darse cuenta qué es lo bueno y qué es lo malo, independientemente si lo dice CINENCUENTRO, LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA u Oscar Contreras.

    2. Todas las personas que me conocen, me han leído o escuchado saben que mis comentarios son siempre a título personal. No acostumbro involucrar a terceros. Jamás ha existido una subordinación centavera, ni rodilleras institucionales, ni militancias de ninguna especie. Se me cita textualmente y me parece que queda claro el mensaje: se trata de un comentario amigo enviado a CINENCUENTRO. Ni extorsionador, ni amordazante, ni severo. Pero si realista: un invitado tiene que comportarse como tal aunque después aplique el boca a boca con sus amigos, lo que de suyo no tiene nada de malo. Pero nada tiene que ver en esto ni Edgar Saba ni el CCPUC. La relación con esta intitución es idéntica a la que sostiene usted señor Vílchez y usted Anónimo José: como usuario de sus servicios.

    3. Por supuesto Sr. Vilchez que ingresando a Google se pueden obtener críticas instantáneas sobre HAMACA PARAGUAYA y FIESTAPATRIA. Las críticas buenas, malas, cantinflescas y de mala leche abundan en la red. Y sería absurdo negarle al público ese derecho (o suplicio). De lo que se trata aquí, no es de hacerle caso a Saba, a CINENCUENTRO, a Contreras o a Vílchez. Finalmente, Sr. Vílchez su blog aplicará el mentado "Código de honor" (que en realidad fue un pedido hecho en la Conferencia de Prensa) de manera que usted comentará y destrozará todas las películas que estén a su alcance cuando comience el Festival. Lo que me parece bien, porque yo también lo haré. Ojo: Cuando comience el festival. Mientras tanto aquellos que se sientan tentados de escribir sobre soberanos bodrios o buenas películas pre-vistas, deberían controlar sus impulsos, sus ganas locas y alocadas por ganar un titular, macerar sus ideas y guardarse sus ímpetus en los bolsillos. Punto. He dicho deberían porque no es una obligación. Aquí nadie está por encima de nadie. No hay pistolas sobre las cabezas. Pero si quedaría claro "Quien diablos" es quien. ¿No es cierto Anónimo José?

    3. Finalmente, quisiera agregar que en mis 12 años como crítico de cine jamás recibí un incentivo económico a cambio de una crítica favorable o, lo que hubiera sido peor, a cambio de mi conciencia. Tampoco he hecho de este noble oficio un medio de vida. Trabajo como abogado desde hace 10 años, y la preocupación canalizada a CINENCUENTRO responde a la necesidad de publicar solo un criterio que muchos -por no decir todos los críticos peruanos- propusimos, acordamos y venimos cumpliendo desde hace mucho tiempo.

    Oscar Contreras

     
  • At 6:32 PM, Anonymous Anonymous said…

    Cuando uno invita a su casa pues tiene todo el derecho de pedir ciertas condiciones a sus invitados. Nadie quiere tener a alguien orinando borracho en el jardín. Si uno no está de acuerdo con las reglas impuestas por el anfitrión(en este caso la Católica) pues simplemente que no acepte la invitación. Que vea la película con su plata. Eso sería lo coherente. Es muy cómodo (aunque muchos piensan que los convierte en todos unos rebeldes) ir gratis al cine y no respetar lo mínimo que se nos pide, no como exigencia sino como favor. Claro, pedir un código de ética en un país como el Perú es ilógico. Un consejo para los organizadores del Festival, el próximo año no hagan funciones para los críticos. Si ellos quieren ver las películas, pues que paguen su entrada. Esa es su chamba. Ese es su deber como críticos. Es bien sabido que luego, no sólo las ven en las funciones anteriores sino que piden entradas para verlas por segunda o tercera vez, dejando afuera y sin entrada a muchos espectadores. Muchas facilidades y ya ven lo que pasa.

     
  • At 1:21 PM, Anonymous Anonymous said…

    Completamente de acuerdo con el último comentario. De la misma manera como en el Bafici se me hace increíble la cantidad de funciones agotadas por la argollita de los invitados (directores, actores y alguno que otro adjunto), traductores, críticos y organizadores, es aún mas grave que ocurra esto en el festival de la Católica s.a. Si se entiende que un festival sirve enormemente para las reuniones a nivel de producción para los interesados, habría que preguntarse para quién se organizan las proyecciones en realidad, esta bien, probablemente Vilchez and company podría afirmar que en efecto el trabajo de la crítica se podría reducir exclusivamente a la difusión de las películas pero es una cosa curiosa pues que películas de tan difícil ubicuidad en pantallas limeñas sean vistas en su mayoría por viejos “entendidos” quienes cancelan, por artimañas exclusivamente argolleras, la posibilidad a quienes, finalmente, dedican su oficio. Por eso defiendo que existan las funciones para críticos, mas creo que durante el festival no se le debería conceder butaca gratis más que al elenco del film en proyección si es que se diese el caso, más no a su entorno, a sus amigos, a sus compañeros de viaje, a los culitos de turno, ni a los críticos y menos aún a los organizadores.
    Fuera de eso me parece una chabacanería gruesa los comentarios a Contreras o a sus cristianas intenciones. Buscan que el interés que sucite el debate sobre el cine que se ofrece se de en el marco del festival. Nada de malo tiene asegurar el aforo, obviamente nada más que responder a cierto mercantilismo, habría que creer su postura al respecto no llega a ser católica también.
    CR

     
  • At 2:53 PM, Anonymous Anonymous said…

    Las entradas tan 15 lukas, muy caro pe!

     
  • At 8:46 PM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    Quedan expresadas todas las opiniones. Y vale la pena además recalcar que en ningún momento esta página ha sugerido siquiera que el señor Contreras representa al Festival ni, mucho menos, ha recibido algún beneficio por lo mismo. Cuando él afirmó:

    "No pueden comentar las películas -favorable o desfavorablemente- sino hasta después de su estreno en el Festival de Lima. Es un anuncio que hizo Edgar Saba en la Conferencia de Prensa. Vulnerarían un código de honor."

    creemos, lo hizo, a nivel personal. Aunque pueda parecer más papista que el Papa.

     
  • At 3:52 PM, Anonymous Anonymous said…

    Al comentario de C.R.
    “Que el crítico pague con su plata”. No voy a las funciones de prensa. No me agradan. No me cuadra mucho el círculo de los críticos-reseñistas-periodistas de cine de Lima así que prefiero evitarlos.
    Sin embargo, puedo cubrir algunas entradas al mes porque trabajo cinco días a la semana como periodista de locales –hay críticos, C.R., que viven con las justas y ‘lo sé de cierto’. No voy mucho al cine porque la cartelera comercial es un desastre, así que aprovecho las funciones de instituciones culturales, o que alguien me pase una copia de dvd –cable no tengo–.
    C.R., mucha gente que escribe sobre cine lo hace sin esperar nada a cambio. Tu dices, “que pague con su plata”… Bueno, me pregunto si dirías lo mismo de los críticos o reseñistas literarios que reciben mensualmente un paquete de libros en sus escritorios para ser comentados, sin que ellos gasten de su bolsillo; o de los que reciben discos de música gratis para ser reseñados.
    De repente a ti te revientan los críticos –eso está bien, y lo entiendo–, pero déjame decirte que parte del trabajo de uno es ver la mayor cantidad de películas posibles para, al final, armar un balance del evento y así señalar lo positivo o negativo del mismo. De esta forma, se trata de colaborar con los organizadores para que el Festival de Lima pueda obtener un prestigio más allá de nuestras fronteras en cuanto a contenido –o sea, películas de las que puedas obtener algo más que una diversión–. Si no viéramos un poco de todo, ¿con qué cara podríamos afirmar que ha esto le falta o que a aquello le sobra?
    Lamentablemente, C.R., no todos los críticos pueden pagar con la suya.
    Gracias...
    Alonso Izaguirre, Perú.21

     
  • At 5:26 PM, Anonymous Anonymous said…

    Toda esta discusión es un lio de blancos. Total, ya sabemos que los criticos y sus amigotes tienen funciones especiales, entradas gratis y encima se quejan. Pero lo que ya me parece el colmo es que además deban callarse para quedar bien con los organizadores. Y nosotros, pobres mortales que no nos invitan a nada, que no estamos de figuretis en la cafeterìa del Centro Cultural, ni en los buffets, tenemos que hacer nuestras colas y pagar los 15 soles por cada pelicula, no podemos tener ni siquiera el derecho de saber cuales son las pelas que valen la pena y con cuales no embudinarnos. ¡No se pasen!!.

     
  • At 9:44 PM, Anonymous Anonymous said…

    '¿con qué cara podríamos afirmar que ha esto le falta o que a aquello le sobra?'
    Por favor, 'ha esto...' es ' a esto', sin 'h'... disculpen.

    alonso...

     
  • At 9:32 AM, Anonymous Anonymous said…

    Sr. Izaguirre,

    Lo de los críticos probablemente sea cierto. Pero la falta de trabajo y el bajo nivel económico no les toca sólo ellos sino también a todos los peruanos, incluyendo a profesionales del cine (actores, creadores y técnicos del cine y la TV) que tienen el mismo problema y las mismas ganas de aprender y ver muchas películas. A ellos no les hacen funciones especiales. Quizás no todos los críticos tienen el suficiente dinero para ver todo lo del Festival, pero tampoco se trata de hacerlos quedar como víctimas, mártires o pobrecitos. Vamos, tampoco es una chamba tan difícil, ¿o sí? y su remuneración es mayor que la de muchos otros profesionales. En todo caso, le recomiendo que intente buscar la ironía en lo dicho en unos post más arriba. Al decir que paguen con su plata, me refiero a que existe una incoherencia absoluta en aceptar una invitación y no poder cumplir un simple pedido del anfitrión. Ahora resulta que ser respetuoso es ser condescendiente o vendido. No, se pasen pues. Eso es guardar un orden, colaborar con alguien que colabora con nosotros. Con mayor razón si los pobres críticos son unos mártires a quienes no les alcanza la plata para ver su cine, entonces que aprovechen las invitaciones, respetando los pedidos del anfitrión. La mayorìa lo ha entendido así y lo respeta, pero los más jóvenes son vehementes pues. Quieren sacar roncha, ir contra corriente. Son rebeldes porque el mundo los hizo así. Y al final su tonta rebeldía pone en riesgo ventajas que durante muchos años ha obtenido la crítica. Ese es el tema. Aquí nadie se vende, no seamos paranoicos. Al final los críticos siempre van a destruir y criticar el Festival, por su bajo nivel de películas, por que no cubrió las expectativas de los críticos, porque el premio de público no estuvo bien dado, porque faltó tal o cual película clave o porque deberíamos ser como Cannes a nivel de organización. El Festival lo sabe, pero igual dan facilidades. Hay respeto. Quizás es hora de que algunos jovenzuelos aprendan esto. Y si no que se mantengan al margen y sean coherentes. Es decir, que paguen su entrada. Ese es el tema Sr. Izaguirre. Ojalá ahora entienda el mensaje y no se esmere en hacer quedar a los profesionales de la crìtica como los pobrecitos del cuento. Le aseguro que no les hace ningún favor.

     
  • At 3:37 PM, Anonymous Anonymous said…

    Pero… cuándo he dicho yo que somos víctimas o pobrecitos. Y no entiendo, dime el nombre de algún crítico que viva bien en el Perú escribiendo sobre cine, creo que ni en la Argentina. El hecho es que es una chamba como otras, y el medio para el que se trabaja te pide cubrir el evento lo mejor que se pueda…
    Lo otro es que tu ves como un favor de la Católica el que nos inviten a las funciones de prensa. Pregunto: ¿por qué es que se conoce el festival a nivel internacional? ¿por qué la agencia EFE reporta los resultados finales del Festival hacia el mundo? ¿por obra y gracia de Jesucristo? No. La relación entre periodistas, críticos y los organizadores del Festival creo, es de mutuo intercambio, no es que se le haga, unilateralmente, un favor al otro.
    Tú hablas con desprecio de los críticos jóvenes –‘los jovenzuelos’, les dices–, yo tengo 28; supongo que ya serás mayor, pero sí te digo que yo jamás gocé lo de los pases gratis para los críticos en los setenta y los ochenta. Generalmente he pagado con la mía para ver las películas de la cartelera comercial limeña; cuando dirigí cortometrajes –que solo he mostrado a unos pocos por autocrítica– pagué con la mía y no hubo ninguna ley 19327 que me ayudara; cuando participé como ayudante en los cortos de otros, jamás pedí ni me dieron remuneración alguna.
    O sea, hombre misterioso, por lo menos sé algo de lo que es sobrevivir en el mundillo cinematográfico local, en donde todo falta y casi nada sobra.
    Muchas gracias.

    Alonso Izaguirre
    Perú.21
    DNI 40022784

     
  • At 10:51 AM, Anonymous Anonymous said…

    Me parece perfecto, todo lo que dice. Y me disculpo si lo ofendí. No fue mi intención. Lo que sí, y disculpe que se lo diga, me parece que está sufriendo de una terrible paranoia. Y ya que menciona edades, pues le aseguro que le llevo varios años de ventaja (vi películas como Star Wars o Tiburón en su fecha de estreno, así que saque su cuenta). Además conozco el Festival desde su primera aparición (ya era mayor de edad) y, bueno dicho sea de paso, viví de bastante cerca la idea y creación de Peru.21. ¿Entonces porque no digo mi nombre? Pues porque no me da la gana y porque las furibundas respuesta de algunos críticos ante algunas críticas me parece un fenómeno divertido (tienen poca correa). Pero bueno ese no es tema a reflexionar. Lo importante acá no es si los críticos ganan plata o no. Podríamos enfrascarnos en un duelo sobre el salario mínimo vital y la realidad del Perú hace que miles de profesionales no tengan la remuneración que merecen. Nuevamente le digo que cuando mencioné lo de pagar con su plata, era parte de una traviesa ironía. Me disculpo si lo ofendi, no fue mi intención. Todo trabajo dignifica. Eso lo aprendí haya por los años setenta al ritmo de la música disco. Pero hay que tener un poco de sentido del humor (eso lo aprendí en los ochentas mientras hacía cola para comprar pan popular durante el primer gobierno de Alan García). Me parece muy bien que usted haya decidido ir al cine con su plata, trabajar en cortos por amor al arte, lo felicito. Pero ese no es el tema y me parece innecesario sacarlo a colación. Ahora si lee bien mi comentario a favor del sr. Contreras (que también es un crítico y muy respetable), es porque justamente los críticos se han ganado el derecho de ser invitados de lujo en el Festival. Lógico, al Festival eso le interesa porque es difusión (aunque creo que exagera cuando dice que el Festival es conocido gracias a los críticos y la prensa, pero bueno es mi humilde opinión). Pero todo debería tener un orden. Si finalmente los organizadores detectan filtraciones tras las funciones para la prensa, pues cabe la posibilidad (remota) de que los beneficios sean eliminados, injustamente para quienes durante once años han entendido que las "reglas del juego" son necesarias para el éxito del Festival. Pues ahí sí estaríamos al frente de un problema. Pues probablemente la prensa tendría que ir al cine con dinero otorgado por la propia publicación a la que representan, cosa que sería lo lógico (el Festival más allá de las funciones de prensa es noticia), pero que dificulto y que entramparía absolutamente las cosas. No se trata de venderse, se trata de respetar. De ser coherentes. Si yo no estoy de acuerdo con el "código de ética", pues no participo de la invitación. Si Cinencuentro decide criticar las películas del Festival antes que empice el evento, haciendo caso omiso al pedido, entonces no le parece un poco conchudo acudir igual a la función y aprovechar las facilidades otorgadas por los organizadores. No se trata de censura o compadrazgo (el Festival nunca ha manejado a la prensa) si no de un lógico pedido. De una respetuosa solicitud. Cuando hablo de jovenzuelos no es con desprecio. Admiro a los jóvenes, me nutro de ellos, sin embargo, no podrás negar que son impulsivos, atrevidos y buscan aparentar ser rebeldes. Su inexperiencia, en ocasiones, los hace creerse dueños del mundo. Eso es parte del crecimiento (ese es otro tema que no entiendo como ha surgido). Seguramente lo entenderás dentro de unos diez años cuando veas a la siguiente generación. Ojalá entienda el mensaje. Reitero mis disculpas si herí susceptibilidades. A veces me gana la ironía y el sarcasmo. Dicho sea de paso, yo tampoco me beneficie de la ley 19327 (tampoco soy tan viejo). Gracias por su curriculum.

     
  • At 9:52 AM, Anonymous Anonymous said…

    Mira, con internet a la mano, pedir silencio y que no se dé referencia sobre ninguna película, era algo complicado. Ya había críticas en blogs y medios argentinos de Hamaca paraguaya o Una novia errante; o de las películas bolivianas o chilenas.
    Y sí, debo de ser paranoíco, pero no tanto... Al final de cuentas, me gusta que la decencia de las personas se manifieste en sus identidades, y no en sus anonimatos.
    Alonso Izaguirre
    Perú.21
    DNI 40022784

     
  • At 10:23 AM, Anonymous Anonymous said…

    ... aunque, en el fondo, hay libertad para todo ¿no?
    Alonso Iz.

     
  • At 12:07 AM, Anonymous Anonymous said…

    En periodismo existe el termino "embargar la noticia". Eso quiere decir que ciertos eventos, opiniones solo pueden ser emitidos, previo acuerdo entre la fuente y el emisor, en determinado momento. Eso, para los que no saben de periodismo (que por aqui son varios, por lo que veo), existe y se aplica. Ver una pelicula bajo un acuerdo es eso, un acuerdo. Si alguien no opina igual, no la ve bajo esas circunstancias y punto. Si por ejemplo, alguien da una entrevista reveladora, puede pedir que sea publicada en una semana por determinadas circunstancias (viajar, buscar refugio, renunciar a algo, cambiarse de bando, que se yo). El periodista aceptara o no. Pero lo que no puede hacer es ENGAÑAR a quien le prometio respetar la promesa y sacarla al dia siguiente.Debe embargar la noticia asi sea muy vendedora.
    De nada muchachos...

    Luis

     
  • At 10:50 PM, Anonymous Oscar Honorio said…

    Acá los críticos creen ke su opinión cambiara el mundo del cine y no es así! ese mundo (simbolizado en el chico de chompa azul del famoso afiche dEl festival) no lee las criticas.
    Por favor! toda esta andanada de pleitos (afiche, racismo, criticas prefestival) solo tapan una cosa: El festival de Cine es un fiasco, flaco favor encima de ponerle un rótulo Inmenso: FESTIVAL DE CINE DE LIMA!!
    WHAT!
    Deben ponerle el "festival de los 11 amigos" (amigos ya sabemos de kien)

     

Post a Comment

<< Home