LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Monday, October 09, 2006

MADEINUSA CRÓNICA


MADEINSPAIN (2da parte)
Crónica del mes


Mi habitación. No estoy satisfecho, conmigo mismo quiero decir. ¿Qué trato de hacer, opinando sobre películas, cortometrajes, cuando debería estar al menos intentando hacerlas? De hecho, pienso en apurarme y terminar un corto en los siguientes días. ¿Qué pasará entonces? ¿Me pasará factura el haber sido tan severo con obras locales, severidad justificada en mis gustos más que nada? Siento que puedo caer en ese síndrome de algunos padres, que son demasiado rigurosos con sus hijos y más bien complacientes con los otros críos. Una de las maneras de resolver esto es ver nuevamente Madeinusa, una película que me había decepcionado la primera vez que la vi pero que gustó tanto a tantos otros. Encima, decepción multidireccional: estética, intelectual y emotiva. Una película que me había dejado la sensación de mostrarse demasiado plástica mientras se hacía la cerebral. Tras escribir mis primeras opiniones sobre ella, el boomerang regresó con fuerza a mis pies: ¿No será que escribiendo yo también quiero hacerme el barroco mientras en el fondo no digo nada? Tremendo riesgo. ¿Cómo hace el resto para emitir una crítica con tanta seguridad, cada semana, como quien tira de una cadena? Es mi inexperiencia. A causa de ella, me veo obligado a ver Madeinusa por segunda vez.

Cineplanet Alcázar. Entradas gratis, cortesía de las grandes distribuidoras. Empiezo a sentirme mal por no colaborar con la taquilla, pero me declaro en Tiempo Santo y supero rápidamente la culpa. Voy acompañado de una estudiante de medicina que es ajena a todo este mundo audiovisual y sin embargo –o por eso mismo- quedó fascinada con el cine de N.B.Ceylán días atrás. La compañía viene bien: necesito calmarme, olvidar lo escrito, suspender el juicio. La segunda mirada es importante para cualquier película y yo necesito verla con nuevos ojos, o lo que sea que eso signifique... De pronto, la amargura. Aparece el tráiler de Mariposa Negra. “Tranquilo, no pasa nada”, me repito. La película de Claudia Llosa empieza y respiro calmo. Desde el fondo, me convierto en un Pecoso Ramírez y decido rescatar lo positivo. En una escena, el pueblo de Mayanaycuna lleva sobre un altar a Madeinusa, delante del lago. Solamente veo siluetas de los habitantes, nada de rostros. Eso está bueno: es un pueblo a punto de ingresar en ese sombrío período que significa el Tiempo Santo. Segundos después, se pierde, vemos todo iluminado. Parece Reportaje al Perú, de canal 7. No importa, es sólo un bache: en el templo, otra vez todo el pueblo entre sombras, no hay rostros sino siluetas. Luego, Cristo desciende de la cruz y las manos se agitan sobre las cabezas. La película empieza bien y eso me anima.

Cineplanet Alcázar, ochenta y cinco minutos después. Agotadísimo, salgo del cine. Nunca la Semana Santa se me había hecho tan insoportable y rogaba para que el relojero apure sus cartillas. Lamentablemente, el lugar no ayudó. Parte del público miraflorino se divertía a sus anchas durante toda la función. Madeinusa le pedía a Salvador que la lleva a Lima. Voces a mi lado: “Sí, llévatela para que sea tu empleada.” Carcajadas en la sala. En una escena crucial, Madeinusa justifica su crimen: “Me rompió mis aretes” y los espectadores rompen en risas, tan lejanos al drama de ese universo. ¿Es Madeinusa una película racista? No lo sé, pero sin duda activa el racismo y agrieta aún más las distancias. A la salida, la futura médico pregunta por mi opinión. No se la digo para no caer en ese juego de formar tu discurso preguntando a tus acompañantes apenas ha terminado la función. De todas formas, no hace falta: mi rostro me delata. No puedo evitarlo. Ella, con la frescura de los iniciados, sentencia cómodamente mientras se cuelga la cartera: “Yo creo que es una publicista a la que se le ocurrió hacer una película.”

Headquarters “La cinefilia...” Repaso la película. Mantengo la sensación de una obra que utiliza un universo –el andino- para sus fines. Hasta ahí todo bien. ¿Todo bien? Hay algo que no cuadra. ¿Por qué la siento una obra falsa? Falsa como ese sincretismo en las galerías que mezclan a Barbie con Sarita Colonia y con algún anime. Como falsa me suena esa música chill out mezclada con temas de Abanto Morales. Como falso me parece ese chef que acaba de redescubrir el emoliente y el pan con chicharrón (y falso el público que hace cola para comprarlos). Como falso lo veo a ese viajero de cable, gurú del turista vivencial que no va a provincias para sacarse la típica postal sino para quedarse un ratito más, ensuciarse los zapatos y luego anunciar que así se conoce mejor la-realidad-de-un-pueblo. Un amigo me dice que todo esto no tiene nada que ver con la película, que esa no es una crítica de cine, que debería hablar de la cámara, las actuaciones, la puesta en escena. ¡Qué frialdad para analizar una película solamente desde su técnica y sus conceptos! Como toda obra, también un filme está expuesto a ser vocero de una corriente, de una ideología, de una moda, de un grupo social. Eso quizá ya escapa al director, pero ocurre. Pienso: ojalá que en la siguiente película de Claudia Llosa algo cambie y no aparezca esa penosa sensación que siento cuando veo a nuestros científicos sociales que se la pasan sacando publicaciones sobre la pobreza mientras no cobran menos de sus tres mil dólares al mes. Mi amigo responde que así como las películas caen en clichés, también las críticas pueden hacerlo. Le doy la razón. Declaro mi malestar en Tiempo Santo y nos vamos al teatro.

Cineplanet San Miguel. Esta vez pago mi entrada. Esta vez no hay público miraflorino. Esta vez voy solo. Esta vez tomo apuntes. Madeinusa se ha vuelto una obsesión y, al menos en eso, cualquier director puede sentirse más que halagado. Para la tercera vez, mirada completamente positiva: Eficaz trabajo de producción. La fotografía, el sonido, el aspecto técnico cumple en su concepto. Buen humor por momentos. Casi todos los “actores” están bien... Y ya. Hasta ahí llegó mi patriotismo. Curiosamente, creo que el mayor defecto es ese guión, ese mismo que ganó en La Habana, que se siente casi por capítulos, cada escena de transición, cada monólogo. Fuera del eje Cayo-Madeinusa, el resto son personajes funcionales, simples activadores. A otro nivel, la película sigue pasando por mis ojos sin rozarme, sin despeinarme. La opresión del pueblo quizá se deduce, pero ¿se siente? Más bien, aburre. La película parece una caja envuelta en papel de regalo color azul cián y lacito rosado, que dentro lleva un acertijo fácil de comprender e incapaz de emocionar. La función termina tarde, de madrugada, pero no duermo sino hasta mucho después.

Centro Cultural Cafae. Me encuentro con viejos parroquianos de los cine-clubs. Me muestran artículos de diarios y revistas. La crítica oficial ha dado su veredicto: Madeinusa es la revelación del año. Críticos a quienes respeto, y otros a los que no tanto, han publicado textos donde -me quedo sorprendido- las frases pueden intercambiarse de la misma manera como se cambian cartas en un juego de póquer:

”Otra vez el cine peruano vuelve a sorprendernos”
“Las imágenes de fondo resultan idílicas.”
“... maestros de la imagen y de un colorismo complejo que debe ser analizado por separado...”
“La opera prima de Claudia Llosa es un festín: pulsional, iconográfica, cromática y falocéntrica…”
“La película no aspira al verismo del documento o del registro antropológico, sino a la verosimilitud de la ficción.”
“La aventura emprendida por Llosa a partir de una historia original, con cierto fundamento antropológico, es pura y simple ficción.”
“Madeinusa es extraordinaria…”
“Madeinusa descubre a una cineasta de verdad, Claudia Llosa…”
“...es la llamada a renovar la historia del cine peruano.”

¡Uf! La virgen Madeinusa ha hecho su último milagro. Se ha cambiado la túnica y se ha transfigurado en San Martín de Porres, logrando que alrededor del mismo platillo se acerquen perro, pericote y gato. El único modo de encontrar alguna respuesta, ya no es viendo la película sino yendo directamente con su directora y enviarle nuestras inquietudes. Luego de eso, esperar. Y esperar. Lo que han dicho en los festivales, en los medios, en los yahoo groups, todo eso es ahora ruido que ha quedado atrás. Cuando lleguen sus respuestas, me guardaré mi opinión final.


Fernando Vílchez Rodríguez

Labels:

27 Comments:

  • At 8:56 PM, Anonymous Esteban said…

    Nando tu sabes que yo siempre te voy a apoyar.

     
  • At 3:38 PM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    Jajaja... Gracias por el soporte emocional, aunque no sé si me haga falta. Lo óptimo sería que compartas algunas impresiones mías habiendo visto la película. En todo caso, lo que sí vendría bien es una salida como las antiguas. Se viene el cumpleaños de Roma. Puede ser una buena ocasión. Armar el bacanal y que nos corten las corbatas.

     
  • At 8:26 PM, Blogger Fausto said…

    Pues concuerdo contigo... creo que esta crítica tan bellaca y snob le ha dado a Madeinusa un significado que no tiene; por mi parte en mi blog (que tiene de todo un poco) he escrito un breve artículo al respecto. Te diré que tiendo a dar puntos de vista distintos, y es por ello que de crítico, me moriría de hambre.
    Juntos por el cine peruano (que como tu dices, aún no existe)

     
  • At 8:48 PM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    Pues nada como saborear un punto de vista distinto. Caso raro el de nuestros críticos, a veces tan lúcidos con otras obras, algunos de sus artículos sobre esta película parecen escritos para defenderla antes que para comentarla.

     
  • At 11:12 PM, Anonymous T.M. said…

    Paso a apoyarte simplemente, se que suena tonto, ya, pero creo que se debe a que te noto una sensibilidad diferente a la de los demás chicos interesados en hacer cine en nuestro medio, quizá una mayor sinceridad o puede que esté equivocado o sea otra cosa, no se. Si vas a hacer una película sólo te deseo tranquilidad, mucha honradez y compromiso no sólo con tus ideas sino con esa realidad que nos toca todos los días y que en el cine peruano de los últimos años y prácticamente desde siempre, ha venido ignorándose cruelmente. No vayas a pensar, Fernando, que aliento un cine rojo o algo así. Lo único que te pido es que creas realmente en lo que hagas como si fuera la única oportunidad que tuvieras de hacer lo que quieres, como si fuera el ahora o nunca. Sólo de esa forma creo que no se te ocurriría escribir diálogos estúpidos, personajes planos o hacer de tu trabajo un mero ejercicio de malabarismos formales que busquen impresionar a los ingenuos. Hace unos días leí un post anterior donde mencionas por casualidad una película que vi hace tiempo, Detrás del mar, y me temí que tu afinidad con un cine tan tramposo y hueco te emparentara con esa critica posera que tanto daño le hace a nuestro cine. Felizmente, luego de leer posts más recientes, como este, y al apreciar tu postura ante Madeinusa, a la cual calificas tan acertadamente como “falsa”, me ha vuelto la sensación de que eres un chico con una sensibilidad distinta, como te decía, a la de aquellos que sólo buscan hacerse a los listos o buscan la fama y ganar unos cuantos premios. Bueno, mucha suerte, te escribiré otro día, si lo siento necesario, y si no te molesta.

    T.M.

     
  • At 2:28 PM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    Hola t.m. Agradezco tus palabras y paso a comentar algunas líneas tuyas:
    1. Cuando me toque realizar un largometraje, no dudes que lo haré como si fuera la única oportunidad que tendré para hacer el proyecto más sincero que me nazca, sobre todo porque quizá sea realmente la única oportunidad que tenga para hacerlo. Tengo un especial estima a lo que significa la "ópera prima" de un autor y no pretendo sino hacerla a mi manera. Y al ser más crítico con el resto, instantáneamente intento ser mucho más duro conmigo mismo.
    2. Si hablé sobre "Detrás del Mar" lo hice seguramente con el aprecio y respeto que siento por dicha película, una de las pocas obras que se han animado a estirar un poco los límites de nuestro cine. La mirada de los cineastas nacionales es tan estrecha como el tamaño de los baños portátiles usados en los conciertos. En el caso de Raúl del Busto, había algo muy distinto, en su película y en sus obras anteriores. Desde luego, no fue fácil llegar a esta conclusión. Al igual que en el caso de MADEINUSA, yo he visto DETRÁS DEL MAR al menos unas cinco veces, descubriendo algo nuevo en cada ocasión. Que la cinta nos hable del vacío no la hace hueca, ni de lejos.
    3. Soy "¿un chico con sensibilidad distinta?" Estoy empezando a considerar seriamente de que eres tú, mamá, quien escribe estas palabras desde el extranjero. El riesgo está en que echarnos flores mutuamente conduce justamente a lo que ya todos conocemos. Como escuchaba en esta buena película "El Odio" que exhibe El Cinematógrafo: "Un tipo va cayendo de un edificio... y mientras cae, va repitiendo `hasta aquí todo bien` `hasta aquí todo bien` `hasta aquí todo bien`... Pero no importa la caída. Importa el aterrizaje". Tantos halagos, felicitaciones y abrazos mutuos solamente terminan por ocultar la única realidad del cine peruano: A nivel mundial, casi no existe. Saludos, y escribe cuando te venga en gana.

     
  • At 6:02 PM, Anonymous Cinefilo Apatrida said…

    ¿Que pasaría, por ejemplo, si Reygadas o Amat, quienes tratan sin piedad la marginalidad mexicana, fueran peruanos?

    Abran los ojos, poseros.

     
  • At 6:53 PM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    Ya Mario Castro escribía en la primera parte de su crítica las siguientes líneas:

    "En general, tiendo a pensar que en el Perú hay miedo de enfocar mucho rato la cara de un indio. Sobre todo si parece que éste está pensando. (Y acusan a Reygadas de usar a los indios. ¡Pero les saca el jugo! ¡Qué diferencia! Explorar el mundo de un rostro. No ilustrar un cuento con pintorescos indiecitos.)"

    No se trata de ennoblecer al mundo andino. Lejos estamos de exigir, como dice un crítico, "una visión correcta, limpia, amable y única del mundo andino". De hecho, sentimos preferencias por los personajes ambivalentes, misteriosos, imprevisibles en su actuar y en su moral, sin que nos importe el color de piel. Pero en este caso, el mundo andino no pasa de ser el adorno de moda, nuestro decorado de salón.

    ¡Si Reygadas fuera peruano...!

    Si Reygadas fuera peruano, el cine peruano finalmente daría sus primeros pasos.

     
  • At 7:19 PM, Anonymous cinefilo apatrida said…

    No necesitamos un Reygadas, tenemos a Mendez, Vega y Llosa (aunque les duela)

    No necesitamos banderas,
    no reconocemos fronteras.
    no aceptaremos filiaciones,
    no escucharemos más sermones.

     
  • At 7:27 PM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    Estimado Cinéfilo apátrida:

    te damos la razón. Tampoco queremos banderas, ni filiaciones, ni sermones. Sin embargo, nos sorprende cómo por un lado muestras una actitud "apátrida" y por otro colocas a Méndez, Llosa y Vega como estandartes (¿quién es Vega, a propósito?)

    Saludos, ciudadano del mundo.

     
  • At 7:42 PM, Anonymous cinefilo apatrida said…

    A ver, para que se enteren los que que no rescatan nada del cine nacional, se trata de la cotometrajista de Away, Ausencia, Distancia

     
  • At 8:04 PM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    Cinéfilo sin patria,

    te señalamos que nosotros sí le tenemos aprecio a los cortometrajes de Marianela Vega.

    De hecho, si revisas más abajo, en nuestra sección dedicada a los cortometrajes exhibidos en el Festival La Noche de los Cortos, verás en los "Comentarios" que quizá la única obra nacional que deseábamos ver, fuera de las que estaban en competencia, era THE LIGHT BULB, de la señorita Vega. Claro, de ahí a considerarla baluarte de nuestro cine, creo que ni ella misma lo aceptaría por modestia.

    Y si revisaras aún más los textos dedicados a otros cortometrajes, verás que sí rescatamos las nuevas propuestas, no solamente en su coherencia, sino en el riesgo de sus propuestas por ampliar el universo de nuestro cine. Saludos una vez más, insistente cinéfilo. Está interesante el chat.

     
  • At 10:54 PM, Anonymous mario castro said…

    rojiblanco apátrida, se nota que no conoces a ciertas personas que saben de cine, en lima, ya que éstas, de abrir el pico en un blog, nos harían ver a nosotros como votantes de bush o enemigos de reparitr condones en los colegios.
    la propuesta de marianela vega me gusta mucho. trabajando con lo más "simple" logra calidez, sugerencia, sutileza. viste que no somos tan malos?

     
  • At 2:40 AM, Anonymous cinefilo apatrida said…

    Castro Cobos, ustedes se retorcerian de placer en sus butacas de cineclub si todo el cine que se hiciera en el pais fuera calco o copia de Bresson, ese es su paradigma cinematografico absoluto, o si las peliculas fueran plomazos como las que hacen Lisandro Alonso o Del Busto.

    Por eso les irrita, y les resulta inaceptable que aparezca por estos lares una cinta barroca, imperfecta y excesiva para sus "refinados" gustos como Madeinusa.

    si claro, es que ustedes saben taaanto de cine, cinecluberitos barranquinos.

     
  • At 3:20 AM, Anonymous mario castro said…

    te cuento que yo he trabajado seis años en un cine club del centro de lima donde la gente era tan pobre que se robaba los rollos de papel higiénico y un día vimos que uno de los espectadores que sabía muchísimo de cine estaba en plena calle pidiendo limosna.

    barranquina tu abuela.

     
  • At 3:28 AM, Anonymous Anonymous said…

    muerte al eje del mal bresson alonso del busto!

    larga vida a la princesa barroca claudia llosa!

     
  • At 1:10 PM, Anonymous cinefilo apatrida said…

    No se envenene el higado señor critico de voz engolada, o acaso ha tomado su caldo de gallina???

    (gracias x la inspiracion Claudia)

     
  • At 12:41 PM, Anonymous mario castro said…

    Hay influencia de Bresson en:

    Michael Haneke
    Bruno Dumont
    Jim Jarmusch
    Aki Kaurismaki
    Los Dardenne
    Víctor Erice

    Si has visto lo mejor del cine oriental:

    Hou Hsiao-Hsien
    Tsai Ming-Liang
    Jia Zhang-Ke
    Apichatpong Weerasetakhul

    Verás que se trata de propuestas que tienen al tiempo como uno de sus eje centrales. Narrativa "moderna" y no "clásica" como diría nuestro estimado Emilio Bustamante.

    ¿Por qué no intentar obras con una narrativa moderna, aquí, en el Perú?

    ¿Por qué no experimentar?

    Esa es la pregunta que nos hacemos.

    Te recomiendo que leas lo que escribió Mario Lucioni como comentario a ¿Qué es Madeinusa? Parte 1. Ahí dice por ejemplo que hay una tradición en las películas peruanas: primero se inventa una historia, y luego se la ambienta en el Perú.

    Creemos que tiene que haber algo más creativo que eso...

     
  • At 10:53 PM, Anonymous kamehameha said…

    el cine peruano es estúpidamente conservador.

     
  • At 2:29 AM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    Pero sería falso afirmar que todos los peruanos somos estúpidamente conservadores. Por lo tanto, no veo razón para que no surja un cine peruano no estúpido y no conservador. Eso sería algo, y sería algo bueno.

    Como diría Michael Haneke: "los pesimistas son los que hacen filmes de entretenimiento".

     
  • At 1:44 PM, Anonymous Anonymous said…

    te cuento que yo he trabajado seis años en un cine club del centro de lima donde la gente era tan pobre que se robaba los rollos de papel higiénico y un día vimos que uno de los espectadores que sabía muchísimo de cine estaba en plena calle pidiendo limosna.

    Los que no cumplan estos prerrequisitos, que se corten las venas.

     
  • At 2:25 PM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    Nadie quiere que nadie se corte las venas aquí.

    Creo que aquello que nos une o nos debería unir a todos se llama ganas de ver el mejor cine que podamos y ganas de pensar el cine con nuestra propia cabeza.

    No sentimos que "el cine peruano" nos represente. Queremos que aparezca otra cosa diferente. Es todo.

     
  • At 1:35 AM, Anonymous cinefilo apatrida said…

    Castro Cobos: por momentos exageras con tu recatafila culturosa de directores "modernos", tu receta no funciona ni tendrá efecto en este país porque lo primero que deberían aprender la mayoría de cineastas es a manejar la narrativa clásica, saber contar una historia.

    Fernando V: ¿Quieres que aparezcan cosas diferentes por aquí? Pues bien, éstas no surguirán solo readaptando o actualizando los esquemas cinéfilos. Las nuevas olas no nacen porque las musas o los criticos las inspiren. Se requiere una cierta estabilidad económica, la implicación del empresariado en la producción de filmes, un festival local de relevancia, polìticas de incentivo a la producción local, una cuota de pantalla para cintas nacionales. Todos estos son factores que propiciaron el relanzamiento del cine en países como Corea del Sur, por citar un ejemplo (a proposito de Old Boy).

     
  • At 11:19 AM, Anonymous fernando vílchez said…

    Cinéfilo apátrida: Tienes mucha razón. (Espero que no te sorprendan esas palabras). Razón, en algunas cosas. Para empezar: la cuota de pantalla para las cintas nacionales. La mayoría de nuevos cineastas sufren tanto por el tema de la cuota de pantalla que están dispuestos a hacer sus películas lo más banales-taquilleras posible para que una sala los acepte. ¿Dinero? Desde luego. Para cualquier tipo de cine (uno novedoso o uno tradicional). ¿Un festival de relevancia? ¡PERO CLARO! ¿No venimos mostrando nuestra incomodidad con ese festival organizado por la Pontificia? ¿No hay otra institución, universidad, centro cultural, individuo anónimo que se anime y arme una muestra más variada?

    Este blog está dando sus primeros pasos y trataremos de tocar todos estos temas con la profundidad necesaria. Pero creo, en mi opinión -y podemos discrepar- el paso primero, originario, trascendente está en la actitud de los cineastas, al menos de aquellos que busquen expresarse de manera honesta sobre alguna obsesión, un tema personal... o bueno, simplemente contar una historia, pero con razones más obscuras, más secretas... como dice WKW y otros directores que hemos subido en la web. Saludos, y gracias por tus opiniones.

     
  • At 4:04 PM, Anonymous mario castro said…

    "Nadie quiere que nadie se corte las venas aquí".

    "Creo que aquello que nos une o nos debería unir a todos se llama ganas de ver el mejor cine que podamos y ganas de pensar el cine con nuestra propia cabeza".

    "No sentimos que "el cine peruano" nos represente. Queremos que aparezca otra cosa diferente. Es todo"."

    Por si acaso, esto lo escribí yo.

    No estoy tan seguro de que lo que tú dices sea "lo primero que deberían aprender los cineastas".

    Sabes, creo que lo primero que deberían aprender es a cultivar un mundo propio, a bucear en sí mismos, a cuestionarse, a pensar con su propia cabeza, a sentir con su propio corazón. ¿Suena romántico? Sí, pero también es muy real.

    Qué fácil llamarme culturoso. Porque, otra cosa que los cineastas deberían aprender es del mundo que los rodea, de la cultura, no solo cinematográfica. Tú hablas de industria y yo hablo de personas. Pero ya Fernando expresó una opinión sobre el particular, que en líneas generales, compartimos en el blog.

    Mira, varios cineastas peruanos han tenido la honestidad de reconocer que se preocupan tanto de los medios materiales, de la producción, que luego no tienen tiempo de pensar en la película. Lo cual es terrible.

    ¿Por qué no hacer películas lo más baratas posibles, donde uno intente expresar algo esencial? Pienso en términos de necesidad espiritual más que de industria. Ahí tienes Pink Flamingos.

    Gracias por escribir. Saludos.

     
  • At 1:03 AM, Anonymous Anonymous said…

    que tal muchchachos... conMadeinusa, una vez más los mass media nos vendieron Gato por Liebre... Nos pintaron falsamente ese objeto estético, de artítisco. Por la curiosidad sembrada,(además cuenta nuestro ánimo positivo de tener una prueba concreta de que el cine peruano se está desarrollando a pesar de la enorme crisis en lo que a materia de producción nacionalse refiere), pagamos para comprobar, una vez más, que el grado de colonización estética en nuestros "nuevos realizadores" campea victoriosamente en sus discursos audiovisuales, reflejados en estas mercancías seudo -artísticas pero "visualmente" productivas($$$): nada de investigar nuestro referente, nada de reproducir sus peculiaridades sociales, su riqueza cultural o mostras las injusticias cometidas históricamente contra nuestro ande peruano, de denunciarlas de manera artística (concretamente mediante lenguaje cinematográfico) porque estos tópicos panfletarios, no van con el cine mundial de hoy, ¡al carajo todo elemento que produzca reflexión e interrumpa mi buena forma de narrar!!! Una vez hecho un buen guión,con "siconalisis", sal y pimienta, lo demás no sirve para reforzarlo( pues lo mío depravado y depravado está) . Pero Madeinusa gana premios, se difunde masivamente, RECUPERA su capital. Podemos criticar esta producción de manera seria, o tal vez reflexionar "cientificamente" con las tristes armas semióticas,sacadas de nuetsro arsenal teórico, algo de sociología vulgar, y antropología etructuralista, o "tirarle barro" sin tapujos y de manera ramplona, o quejarnos del "tiempo que nos ha hecho perder" (como lo hace el joven crítico d esta página). Pero igual Madeinusa recupera su capital Invertido.Se tapa los oídos, no escucha las críticas, y los "críticos" la endiosan. ¿qué sucede aquí? Mientrsa que el pequeñoburgués CINÉFILO se sigue preguntando ¿QUÉ PASÓ AQUI? Madeinusa sigue cosechando premios$$$$$ : este ARTEFACTO está hechoa para ganar premios, muchos premios ...y, por supuesto,mucho dinero también. Muchachos esta película nos invita a tomar nuestra aficion por la crítica en algo más serio, y nos exige una esfuerzo para corformar un marco teórico que nos facilite la evaluación objetiva del film. No hayq caer en una crítica impresionista, procuprarnos una científica. Saludos

     
  • At 9:57 PM, Anonymous r said…

    si es racista la cinta en cuestión, pero no me parecio que sea mala ni por asomo, quiza no sea moralmente correcta y abuse de la superficialidad,y si, le falte el alma a sus personajes en muchos pasajes ¿pero que se puede esperar de una chica criada en cuna de oro?, no pidan lo imposible, yo soy de Comas (tampoco tiene nada de malo ser de barranco) y he vivido mucho tiempo en provincia, si pudiera dirigiría algo, quizá resultaria más interesante, pero tal y como es la lógica es imposible, no conozco a nadie y no tengo plata, esa es nuestra realidad...suerte y sigue escribiendo, la libertad ante todo, es un país libre (aún )son buenas las opiniones plurales y las discuciones alturadas (nada de malcriadeces)yo por mi parte le doy a la cinta un 6 no será buena, pero es (quizá lamentablemente) lo más interesante que se ha últimamente por acá..

     

Post a Comment

<< Home