LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Monday, May 17, 2010

RESPUESTAS DE LENY FERNÁNDEZ Y SEBASTIÁN PIMENTEL A JOSÉ CARLOS CABREJO E ISAAC LEÓN

José Carlos:

Preguntas ingenuamente -porque solo así puedo calificar el tono de tu interrogante- cuál es esa postura opuesta de Godard! que Ventana Indiscreta tiene respecto al cine peruano. Bueno, para empezar, en el último número de la revista que editas, aparece un artículo titulado “Después del Oso: el cine peruano en el 2009” que señala como “propuestas interesantes” (pág. 36) a algunas de las películas que fueron premiadas por Conacine y que se estrenaron el año pasado -a excepción de “La teta asustada”. El texto se refiere en esos términos a “Tarata” y “Cu4tro”, encontrando “virtudes” y otorgándoles valor ya sea por “el riesgo estético” (pág. 37) o por “lograr transmitir -por momentos- la melancolía que buscaban sus realizadores” (pág. 38). Es decir, las aprueba, las pasa por agua tibia. Eso es algo que no hacemos en Godard! No porque sean peruanas, sino porque no encontramos en ellas esos méritos, y ya hemos señalado por qué.

En ningún momento he mencionado que ustedes hayan afirmado que apareció un Haneke o un Lynch entre nosotros. Lo que he querido decir, es que sí rinden una serie de concesiones al cine peruano, concesiones que Godard! no hace, ni nos interesa hacer. El hecho que le den con palo a un par de escenas de “Un cuerpo desnudo” y “Mariposa negra”, y que las coloquen en una lista junto a momentos de “Vedettes al desnudo” o “Un marciano llamado deseo” no es nada del otro mundo, ni algo que contradiga su postura tibia acerca del cine nacional, ya que esas escenas son tan escandalosamente atroces que es imposible obviarlas en cualquier ranking. Echamos en falta, sí, momentos como el del episodio “2” de “Cu4tro”, en el que la protagonista Gisela Ponce de León dice “cuando la sangrecita se mezcla con el agua, se ve rico” o cuando Miguel Iza balbucea en ese mismo episodio “tene febe, tene febe”. Pero claro, si Rodrigo Bedoya en su artículo dice que el corto de Bruno Ascenzo “no está mal” (pág. 38), no nos debería extrañar su no inclusión.

Y acerca de la cápsula de Rodrigo Bedoya sobre “Una chica buena de la mala vida”, sí, de seguro también hubiera recomendado a los lectores que no vean la película de Zegarra. El asunto, José Carlos, es que citar a Melcochita es algo que se espera de un fanzine, o de una publicación frívola, y no de una revista que se quiere presentar como “seria y rigurosa” (adjetivos que Isaac León Frías, integrante del Consejo Editorial de Ventana Indiscreta, dice hasta la saciedad que no tiene Godard!) y que es de la Universidad de Lima. Pero, en fin, si tú crees que es muy serio frasear a Melcochita, quizás en los próximos números podamos encontrar citas al chato Barraza o al gordo Casaretto. Después de todo, tú eres el editor.

José Carlos, me parece que el que no ha leído bien el texto de Elder Cuevas sobre “Good Bye Pachacutek”, eres tú. Si bien compara a Zegarra con Federico García, para decir que este último es peor, lo hace señalando una supuesta virtud de Zegarra: “Incluso el cine de Leonidas Zegarra tiene algo detrás, la desolación, un profundo dolor que encarna el bien y el mal” (pág. 50). Dime, ¿eso no es un elogio acaso? Y finalmente, acerca del artículo de Enrique Vidal y su utilización de Wikipedia, mira, si te parece correcto usar información manoseada y modificada por miles de usuarios -que en todo curso de investigación universitaria se recomienda no utilizar-, sin duda es un criterio editorial bastante particular, por no decir extravagante, de parte del responsable de una publicación institucional como es Ventana Indiscreta.

Leny Fernández

Respuesta a Isaac León Frías:

Dice Isaac León que no he leído su libro. Se equivoca. Me animé a leerlo hace un tiempo, precisamente, por la recomendación que hace Ascanio Cavallo en la contratapa. Cavallo menciona que su libro “es un conjunto de propuestas o provocaciones para debatir acerca de la naturaleza cambiante y múltiple del cine”. Es más, Cavallo añade que en sus páginas se encuentran “los debates que deberían estar en todos los ambientes académicos”. Con una presentación así, cualquier libro es irresistible. Así me encontré con “Grandes Ilusiones”. Y cuál fue mi sorpresa, al toparme con “auténticas e iluminadas” reflexiones sobre el cine. Por ejemplo, nunca pensé que me abrirían la mente respecto a John Ford y Jean Renoir de la siguiente manera, en el artículo titulado “Las raíces perdurables. Sobre John Ford y Jean Renoir”:

“(…) Sí, evidentemente, encontramos en la obra de uno y otro [Ford y Renoir], además de historias y contextos argumentales, diversas pistas de estilo y composición visual (y sonora), construcción dramática, talante de los personajes y visión del universo representado que nos remiten a realidades sociales y culturales propias de su medio de origen.” (pag. 99)

Pero eso no fue lo único. Tampoco imaginé que se puntualizaran aspectos jamás revelados de la obra de estos cineastas a los que muchos ya habían dedicado libros y numerosos análisis. Algo fundamental estaba por descubrirse:

“Podemos apreciar en las cintas de Ford la elaboración de relatos ubicados de preferencia en el oeste americano (no siempre westerns), y en tierras irlandesas, donde la historia y la leyenda se entrelazan y confunden. Asimismo es reconocible en la obra de Renoir (poniendo entre paréntesis, parcialmente, su etapa americana) los signos de la realidad francesa de su tiempo y de tiempos pretéritos, también. Pero, claro, el aporte mayor está en la proyección personal que cada uno de ellos realizó en sus propias películas. Que en esa proyección hubiera una cuota mayor o menor de la filiación francesa o americana, respectivamente, parece bastante obvio.” (pag. 99)

Estas últimas líneas me dejaron aturdido. Jamás pensé que la proyección personal de un director se podría plasmar en películas que no fueran las suyas. Tampoco imaginé que sería tan obvio que Renoir mostrara, en sus filmes, cuotas de filiación francesa, y Ford, de filiación americana. Sin embargo, aún faltaban un par de claves más que tampoco se habían tomado en cuenta, como estas:

“(…) Ciertamente, estamos ante realizadores cuyos universos personales tienen claras diferencias. El mundo de Ford posee resonancias épicas y sus características son enérgicas cuando no rudas y la politesse es un ornamento que usualmente se deja de lado. El universo de Renoir, en cambio, aunque con frecuencia rompa con los protocolos y los órdenes jerárquicos y rituales está constreñido por reglas y convenciones sociales.” (pag. 100)

No obstante, la fascinación provocada por este pensamiento único en la historia de la crítica y teoría del cine había comenzado páginas atrás, con el artículo “El espectáculo de la hiperviolencia en el cine norteamericano contemporáneo”. A pesar de que León advertía, en una nota al pie, que en el mencionado artículo “se podían echar de menos matices y precisiones”, no pensé que ellas contradijeran la presentación de Ascanio Cavallo. Así, me topé con la siguiente característica del espectáculo de la hiperviolencia en el cine americano, que podría generar los debates, citando a Cavallo, “en todos los círculos académicos donde se habla de cine con una pizca de pasión”:

“(…) Personajes agresivos o predispuestos a la lucha en el momento en el que ésta se presenta, propia de los dos géneros [el western y el policial]. Tipificación fuertemente virilizada de los personajes; por lo tanto, universo predominantemente masculino.” (Pag. 40)

Luego, León me abre la mente, de nuevo, acerca de “los rasgos expresivos de las diversas modalizaciones fílmicas que sirven para espectacularizar la violencia”:

“Otro común denominador está en la apoteosis casi orgasmática de la violencia. Gritos, gemidos, jadeos, respiración acelerada con cuerpos en tensión y entrelazados se suceden una y otra vez. Las peleas de Stallone, dentro del ring o fuera de él, son un muestrario de esta constante. Y a mayor duración de la lucha, mayor intensidad erotizadora.” (Pag. 47)

No obstante, lo que más destaco de este artículo, por completo brillante, es la siguiente verdad, acerca de la contribución del color a este tipo de cine:

“Lo que no permitía el blanco y negro, lo va a hacer posible el color: que la sangre aparezca como tal, gracias al color rojo. O que, en verdad, sean manchas de color rojo transmutadas en sangre. (…)” (Pag. 43)

No me queda más que agradecer a Ascanio Cavallo, por invocar la lectura de este libro tan bien escrito y tan iluminador. Ya ve señor León, no se deje llevar por prejuicios o revanchismos. Es más, si piensa, en algún momento, sacar otro libro que rete al pensamiento tanto como este, no dude que vamos a ser los primeros en leerlo y recomendarlo en todos los ámbitos académicos y de investigación.

Sebastián Pimentel

37 Comments:

  • At 3:55 PM, Anonymous Anonymous said…

    “Lo que no permitía el blanco y negro, lo va a hacer posible el color: que la sangre aparezca como tal, gracias al color rojo." (Chacho León)

    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAAAAAAAAAAA

     
  • At 4:33 PM, Anonymous Luís Barrionuevo said…

    Y que siga el hip hop. Me imagino a Pimentel bailando perreo con el tío Chacho. A Cabrejos el apellido no lo ayuda mucho como editor. A Cordero tampoco. La única manera de resolver esta bronca llena de pus es que ambas partes den sus respectivos tirajes así como las unidades vendidas y devueltas. Alli (si se dan las cifras) veremos quien apunta más alto. De lo contrario, me imagino que esta pelea está pactada para vender más.

     
  • At 4:41 PM, Anonymous Anonymous said…

    Ahorita desbrozan tu libraco Sebastian, y la vas a pasar muy pero muy mal...filosofo

     
  • At 4:44 PM, Anonymous Anonymous said…

    Uyyyy, se le está pasando este manual de la risa a melcochita. Como diría un cachorrillo (hincha del cómico) por ahí: ¡No lo lean!

    Un fan de Rosenbaum.

     
  • At 5:27 PM, Anonymous Anonymous said…

    “Lo que no permitía el blanco y negro, lo va a hacer posible el color: que la sangre aparezca como tal, gracias al color rojo. O que, en verdad, sean manchas de color rojo transmutadas en sangre. (…)” (Pag. 43)
    Esto puede escribirlo un crítico que reclama rigurosidad en terceros?! En serio?! O alguien nos está tomando el pelo a todos. No digo que Pimentel sea santo de mi devoción, pero vamos, cómo alguien como León Frías puede darse el lujo de tamaña estupidez... Qué decepción. Insisto, y así se reclama rigurosidad en otros?!

     
  • At 5:40 PM, Anonymous Anonymous said…

    "Pero, claro, el aporte mayor está en la proyección personal que cada uno de ellos realizó en sus propias películas. Que en esa proyección hubiera una cuota mayor o menor de la filiación francesa o americana, respectivamente, parece bastante obvio". No me diga León Frías, no me diga... Ya pues, qué es esto?

     
  • At 6:22 PM, Anonymous Isaac León Frías said…

    Ahora Pimentel ya no dice que son
    introducciones de secciones. Ya se
    enteró de que no lo son. Por lo visto,recièn abre el libro. El texto de la hiperviolencia proviene de una conferencia y por lo tanto hay explicaciones que pueden aparecerc como obvias y redundantes. Eso
    se puede encontrar tambièn en otros
    textos del libro. La referencia al color rojo y a la sangre se formuló al hacer una menciòn a la expansión del color en los años 50 que Pimentel, fiel a su estilo sesgado tramposo,descontextualiza.
    El texto de Ford y Renoir también
    fue redactado casi como una presentación, como un texto muy
    sumario. Así como Pimentel extrae
    esos párrafos también hubiera podido hacerlo con otros que, evidentemente, suenan menos obvios. Pero, claro, pedirle a
    Pimentel que en vez de buscar
    párrafos descontextualizados para
    demostrar supuestamente la simpleza de las explicaciones, copie y remita a los textos
    completos, es mucho pedir.
    No dudo de que la generosidad del
    texto de Ascanio Cavallo es excesiva, como es verdad que nunca me he sentido ni me siento ni un
    escritor con estilo ni un crítico
    de alto nivel. Ni antes ni ahora
    me he autoengañado y soy muy
    consciente de mis límites, pero
    intento escribir (y exponer oralmente) de la manera màs clara
    y mejor fundamentada posible, sin razonamientos engañosos o maniqueos y para ello redacto con el mayor cuidado. Quisiera que Pimentel leyera el texto sobre Kubrick que, claro, no quiere competir con lo que escriben Michel Ciment o Norman Kagan, pero que creo es una exposición personal y sólida.
    Para mí una "prueba" de que lo que
    escribo es "publicable" me lo ofrece el dato de que podría leerlo sin verguenza ni embarazo
    firmado por otros. Si no, no lo
    publico. E incluso consulté con
    varios amigos de fuera (argentinos y chilenos) la inclusión de algunos de los textos. En todo caso, la opinión de Hèctor Soto, de Cavallo, de Eduardo Russo, de
    Gustavo Noriega y de otros crìticos que considero valiosos me
    resulta, como se supondrá, mucho más confiable que los cuatro que Pimentel extraiga de las 150 páginas de un libro.
    libro

     
  • At 6:26 PM, Anonymous Anonymous said…

    Alguien, por amor de Dios y todos los santos del universo, se inmola de una vez para aclararme esta duda:

    ¿Quién se identifica con el fanzine Godard!?

    ¿El pueblo peruano?

     
  • At 7:30 PM, Anonymous Respuesta a Leny (parte I) said…

    A ver Leny. Recojo algunos fragmentos de tu respuesta y los comento:

    - “Es decir, las aprueba, las pasa por agua tibia. Eso es algo que no hacemos en Godard! No porque sean peruanas, sino porque no encontramos en ellas esos méritos, y ya hemos señalado por qué… Lo que he querido decir, es que sí rinden una serie de concesiones al cine peruano, concesiones que Godard! no hace, ni nos interesa hacer.”.

    ¿Qué te puedo decir? Creo que Rodrigo Bedoya en su texto ha dado razones para señalar virtudes como defectos en “Tarata” y “Cu4tro”, que uno las puede compartir o no. El cine peruano no se reduce a esas películas y, por lo tanto, el solo hecho de que un crítico de “Ventana Indiscreta” encuentre algunos rasgos que les parezca interesantes en ambas cintas, no quita que, en general, “Godard!” opine casi lo mismo que “Ventana Indiscreta” con relación al cine peruano contemporáneo. En mi respuesta publicada en “Páginas del diario de Satán” he colocado varios ejemplos al respecto. Cito: “Yo no sé cuál es ese ‘tono apañador y alentador’ con el cine peruano que recorre la revista, tomando en cuenta que hay comentarios muy duros e irónicos en la sección de ‘Diez momentos pésimos del cine peruano’ sobre películas de Lombardi, como ‘Mariposa negra’ o ‘Un cuerpo desnudo’, y que además, se ven entremezcladas con comentarios de películas nefastas como ‘Good bye Pachacutek’ o ‘Vedettes al desnudo’… Asimismo, en el tercer número, hay otra sección sobre nuestras escenas favoritas del cine peruano de la década, y elogiamos momentos de películas que ustedes han criticado muy positivamente, como ‘La teta asustada’ o ‘Chicha tu madre’. Entonces, nuevamente, volvemos a lo mismo: ¿dónde está esa ‘posición opuesta’ de ‘Ventana Indiscreta’ con respecto al cine peruano?”.

    Por otro lado, si sumamos a los comentarios de esos filmes los otros que hace Rodrigo en su texto (sobre “El premio”, “El delfín”, “Motor y motivo” y “De ollas y sueños”), encontramos un saldo cualitativo negativo de aquel cine peruano realizado con posterioridad a “La teta asustada”. Entonces, ¿dónde está esa “serie de concesiones al cine peruano”? En todo caso, podrías argumentar concesiones, si las hay, con “Tarata” y “Cu4tro”, pero no con EL CINE PERUANO. Veo que tu comprensión lectora, más que ingenua, es deficiente, y lo lamento por alguien que es redactora principal de una revista, y que además aprecio por algunos textos logrados que escribió para “Godard!”.

    - “El asunto, José Carlos, es que citar a Melcochita es algo que se espera de un fanzine, o de una publicación frívola, y no de una revista que se quiere presentar como ‘seria y rigurosa’”

    Bueno, sí deseo que “Ventana Indiscreta” tenga una imagen de seriedad, pero creo que debe tener un margen de juego y diversión, y eso es lo que hemos hecho con esa sección para comentar escenas malas del cine peruano. Prefiero eso a que la revista tenga errores, valga la cacofonía, “horrrroorooosssooossss”, como diría el chato Barraza. En fin, estás en tu derecho de opinar lo contrario.

    José Carlos Cabrejo

     
  • At 7:47 PM, Anonymous Respuesta a Leny (parte II) said…

    - "José Carlos, me parece que el que no ha leído bien el texto de Elder Cuevas sobre “Good Bye Pachacutek”, eres tú. Si bien compara a Zegarra con Federico García, para decir que este último es peor, lo hace señalando una supuesta virtud de Zegarra: 'Incluso el cine de Leonidas Zegarra tiene algo detrás, la desolación, un profundo dolor que encarna el bien y el mal' (pág. 50). Dime, ¿eso no es un elogio acaso?”

    No, no es un elogio. Elder hace referencia a aspectos temáticos de la película, no a aspectos figurativos, formales. La “desolación”, el “dolor”, el “bien” o el “mal” no son ideas o temas que por sí mismos hacen buena o mala a una película (¿acaso esos no son temas que también están en “Plan 9 del espacio exterior” de Ed Wood?). Lo que hace buena o mala una película es su puesta en escena y cómo acoge cualquier grupo de ideas o temas. Con respecto a eso, puse lo siguiente en el blog “Páginas del diario de Satán”: “si lees bien, lo que hace su texto es comparar a Zegarra con otro director, Federico García, para decir que éste es mucho peor porque ni siquiera tiene una idea de lo que quiere plasmar en imágenes”.

    - “Y finalmente, acerca del artículo de Enrique Vidal y su utilización de Wikipedia, mira, si te parece correcto usar información manoseada y modificada por miles de usuarios -que en todo curso de investigación universitaria se recomienda no utilizar-, sin duda es un criterio editorial bastante particular, por no decir extravagante, de parte del responsable de una publicación institucional como es Ventana Indiscreta”.

    El autor citó Wikipedia para aludir a información del Festival de Lima. Puso datos correctos y eso para mí basta. Creo que un profesor de un curso de investigación no debería prohibir el ingreso a Wikipedia siempre y cuando cruce la información que ella ofrece, muy a pesar de que, ahora, hay mayores mecanismos de regulación de sus datos por parte de sus administradores. ¿Así que eso te parece extravagante? Vamos, sacúdete, mueve las caderas, y no seas tan formalita.

    José Carlos Cabrejo

     
  • At 10:06 PM, Anonymous Isaac León Frías said…

    Ante el anònimo que se ríe, y ante
    Pimentel que por supuesto no debe tener la menor idea del asunto,
    les doy el contexto de la mención al color rojo y a la sangre: cuando
    en los 50 la televisión se afirma y la industria fílmica se ve amenazada, una de las respuestas de
    las majors consiste en ir expandiendo la producción en color.
    Sin embargo, hubo resistencias a
    hacerlo en algunos géneros, entre ellos el policial y el terror,
    asociados casi por naturaleza al blanco y negro (las oposiciones
    día-noche, claridad-oscuridad, bien-mal...). Fue la emprersa británica Hammer la que inició la
    producciòn metódica de relatos de
    terror (inspirados en las figuras clásicas del género: Dràcula, El
    Hombre Lobo, Frankestein, la Momia,
    etc.) en color, potenciando los
    cálidos y particularmente el rojo
    y con ello proporcionándole una
    dimensión cromática inédita a la
    representación de la sangre que
    en la tonalidad oscura de la imagen
    en blanco y negro no tenía mayor relieve.
    Eso es lo que yo exponía en el texto (y en la conferencia de origen)sobre la hiperviolencia que el tramposo que se encarga de glosarlo reduce a una frase que
    suena a perogrullada. Ese tramposo,
    y ocioso por lo visto,
    también lee mal - como parece ser
    su costumbre- la referencia a la
    proyección personal en obra de
    Ford y Renoir que dicho así suena a
    vulgar perogrullada. El sentido de
    la frase es señalar que esa proyección personal es más fuerte que la filiación nacional de cada
    uno, pues mencionaba en ese párrafo el hecho de que uno y otro
    han sido considerados como el "más
    americano" y el "más francès" de los cineastas clásicos. Claro, el
    texto hubiera necesitado mayores
    precisiones, pero era un texto corto y señalo a modo de ejemplo una de sus insuficiencias en una
    nota a pie de página en el libro.
    Pimentel una vez más recurre al
    camino fácil: glosar sin comentar,
    dando por supuesto y, claro, queriendo aparecer como el inteligente que pone en evidencia
    afirmaciones simplistas, como para
    que Cordero y él no parezcan tan
    torpes y limitados. Es decir,
    pretende ver la paja en el ojo ajeno, con la mismas modalidades
    fraudulentas con que sostiene o
    respalda los disparates habituales
    que Cordero y él enuncian sobre el
    cine peruano.

     
  • At 10:27 PM, Anonymous Isaac León said…

    Otro sí: Pimentel encabeza su texto
    como Respuesta a Isaac león Frías.
    ¿Y qué hace? No responde nada, es
    decir, no responde a ninguno de las
    objeciones que he hecho. Igual que
    el 11 de julio del año pasado en el
    Centro Cultural de la PUCP. Sobre
    todo eso guarda silencio, no sabe
    qué decir. Entonces, mañoso, recurre a lo que hace muy mal pero
    puede lucir como convincente:
    ir a revisar lo que no conoce ni ha
    leìdo para expurgar lo que le puede servir como argumento descalificador. Ya lo intentó hace
    siete años con textos mal comprendidos de Hablemos de Cine y
    ahora lo hace con algunos párrafos
    de textos incluídos en el libro
    Grandes ilusiones.
    Frente a lo que teme un lector, yo no voy a hacer lo propio con el
    libro de Pimentel, porque nunca he querido hacer un intercambio de
    comunicaciones interminable.Lo que yo he hecho es señalar afirmaciones
    engañosas o presunciones aparecidas en la revista Godard!y lo he explicado creo que hasta la saciedad. Ni ha sido ni es mi propósito desacreditar a nadie y si
    he expresado mi opinión sobre la competencia crìtica de Cordero,
    ha sido por las respuestas airadas y torpes ante lo que era una nueva llamada de atenciòn y un pedido de seriedad y consistencia a
    la hora de escribir sobre el cine
    peruano.

     
  • At 9:22 AM, Anonymous Anonymous said…

    O sea que León Frías nunca descontextualiza frases, jamás lo hace no? Qué hipócrita... Jajajaja...
    Color Rojo Sangre

     
  • At 10:49 AM, Anonymous Isaac León Frías said…

    Leny Fernández viene a sumarse a
    lo que ya suena a una obsesión
    medio patológica por la diferenciación. Inventa, igual que
    Pimentel, diferencias inexistentes
    de posición frente al cine peruano
    o de visión del cine. Quieren
    sentirse lo contrario, lo opuesto,
    lo no contaminado cuando en realidad las diferencias son de
    matices, de valoraciones, tal vez
    un poco más con relación a las
    películas peruanas, pero ni siquiera mucho. Las diferencias entre una publicación como Godard!, una revista de actualidad, con secciones críticas, y Ventana indiscreta, que tiene un carácter monográfico, está en la propuesta editorial, no en la visión del cine. Ambas revistas se nutren de fuentes similares, de metodologías comunes y beben de los mismos pozos. Las diferencias en verdad son mínimas y los puntos de fractura se encuentran principalmente en la falta de una perspectiva clara y fundamentada frente al cine como institución social y sobre todo al cine peruano en la revista Godard!, de donde provienen los juicios arrebatados, las presunciones, los
    tanteos a ciegas y las metidas de
    pata. Creo también que hay diferencias de nivel crítico, pero
    este es un asunto opinable y polémico que no voy a tratar en esta ocasión porque no extraigo
    frases y las dejo en el aire como
    hace Pimentel, para pasar por
    listo, sino que las analizo y discuto, como he hecho con lo dicho por él y Cordero, y claro ese
    análisis demanda tiempo y espacio y
    no se puede reducir al copiado de
    cuatro párrafos como hace Pimentel,
    sin analizar nada. Qué fácil es
    hacer así las cosas.

     
  • At 11:04 AM, Anonymous Anonymous said…

    Pero Chacho, descontextualizados o no, esos párrafos siguen siendo risibles. Y encima quieres que copien todo el artículo? No pues!!!

     
  • At 11:24 AM, Anonymous Isaac León Frías said…

    Dice Pimentel que hace tiempo que
    se animó a leer el libro "Grandes
    ilusiones. De Eisenstein a la neo-comedia romántica". Lo leyó tan
    bien que no se dio cuenta de que
    no eran textos introductorios,
    que no todos eran breves, de que
    no todos correspondían a "mis
    revistas", de que no había ningún
    texto publicado en "Hablemos de
    Cine". Ni siquiera conocía el
    editorial donde hago clara referencia a que, con excepción de uno, los textos se habían publicado en revistas de la Universidad de Lima. Pero, claro,
    todo vale a la hora de hacer un
    contraataque sin atinar a dar
    reespuesta a los cargos que se han
    hecho. Se ha dedicado a buscar
    tautologías desgajadas del contexto
    porque, mal que bien, en esos artícuslos hay una estructuración textual en cada uno de ellos y no frases dichas al vuelo o dejadas ahí no más, como suelen hacer él y Cordero, especialmente cuando hacen "balances" o evaluaciones de
    conjunto.

     
  • At 11:43 AM, Anonymous Isaac León Frías said…

    La representación de la sangre

    Eso que para un espectador de las
    últimas décadas resulta tan obvio
    no lo era para un espectador de
    los años 50, que es donde se sitúa
    la explicación que hago en el texto "El espectáculo de la hiperviolencia en el cine norteamericano" (reproducción de
    una conferencia al interior de un Congreso Internacional sobre Comunicación y Violencia en la
    Universidad de Lima en 1987)incluído en el libro "Grandes ilusiones".
    En primer lugar, tanto el código
    Hays norteamericano, como las
    reglamentaciones en otros países
    y la propia "autocensura" de las empresas productoras, impedían o
    limitaban drásticamente mostrar
    las figuraciones de la sangre,
    aún en blanco y negro. Sólo algunas
    producciones marginales o subterráneas se prestaban a hacerlo. Y sí, en efecto, cuando
    empieza a verse la sangre (o, mejor, las simulaciones de la sangre)en la imagen en color, eso
    constituye una novedad para los
    espectadores y un motivo de atracción que la producción de las
    décadas siguientes va a llevar casi
    al paroxismo. Una película como
    "La pasión de Cristo" hubiera sido
    impensable a inicios de los años 50
    ( e incluso en los 60 y 70, en que aún no se había "legitimado" del todo el espectáculo de las sangrías). Por eso es que hay que situarse en el marco de la época
    para entender una frase que, fuera de ese contexto, no le dice nada
    a un espectador joven de hoy. Todo
    eso tiene que ver con los márgenes
    o los límites de lo permisible o
    mostrable y eso ha ido cambiando
    a través de la historia del cine.

     
  • At 12:11 PM, Anonymous Anonymous said…

    Sr. Isaac león, disculpe...ya pues, no siga explicando lo del "color rojo de la sangre" que queda como un florologo profesional...

     
  • At 1:52 PM, Anonymous Anonymous said…

    León, digas lo que digas ya están tus verguenzas para que los demás las lean. Además, si tantas precisiones le faltaban a los textos de tu libro ¿por qué diantres no los corregiste antes de publicarlos? Y encima llamas ociosos a los demás? Jajajaja ese si que es otro buen chiste.

     
  • At 3:59 PM, Anonymous Isaac León Frías said…

    Hay lectores, quienes presumo no
    han leído los textos a los que se
    hace referencia, que se rìen de los
    fragmentos reproducidos.
    A mì no me provoca risa nada de lo
    que escriben Pimentel y Cordero,
    a quienes leo con atención y siempre con buena disposición, es
    decir, sin tratar de encontrar el
    desacuerdo, como hace Pimentel.
    A mí no se me ocurriría jamás
    hurgar en el libro de Pimentel
    para buscar frases que puedan ser
    motivo de risa para nadie.
    Lo que he dicho sobre Cordero y
    Pimentel lo he dicho sin la menor
    complacencia porque, repito, no tengo nada personal en contra de ellos y porque comprobar lo que
    he podido comprobar en estos últimos intercambios me produce
    más bien una cierta consternación.
    Más aún, la actitud de Pimentel me
    resulta especialmente preocupante
    porque veo que se conduce haciendo
    uso de cualquier método defensivo,
    por inescrupuloso que sea.

     
  • At 5:09 PM, Anonymous Anonymous said…

    Y después de esa joya que es su libro, Isaac León quiere decirle a los demás cómo escribir?

    Fuiiiraaaaa!!!

     
  • At 7:37 PM, Anonymous Anonymous said…

    José Carlos:

    Dices que le quieres dar un margen de juego y diversión a Ventana Indiscreta. ¡Caramba, hombre, hubieras empezado por ahí! Ahora entiendo todo. Entiendo que sus redactores fraseen a Melcochita, y que en artículos de investigación se cite a Wikipedia. Entonces, la próxima vez no me voy a sorprender por nada, y mucho menos voy a pensar que estoy leyendo una publicación de la Universidad de Lima. Lo que si voy a esperar es toparme con alguna referencia al chato Barraza -que, por lo visto, te gusta tanto- para divertirme un buen rato.

    Pero, sabes qué, creo que debes avisarle a Isaac León de ese “margen de juego y diversión”. Te digo esto, porque para él “la seriedad y rigurosidad” son muy importantes –sobre todo cuando se habla de cine-, por lo que debe esperar esas cualidades en la revista en la que escribe y de la que es miembro del consejo editorial. Esto lo deduzco de un comentario suyo, en el que León señaló ante algunos cuestionamientos, lo siguiente: “Es verdad que hay varios colaboradores muy jóvenes a los que les hace falta una mayor cuota de conocimiento y rigor”. Ya ves, entéralo bien del perfil de Ventana Indiscreta para que tampoco eche en falta características usuales de una revista institucional. Quizás hasta se anime a mover las caderas contigo, ya que eres tan informalito y graciosón.

    Leny Fernández

     
  • At 8:53 PM, Anonymous Anonymous said…

    Asu, que picona y aburrida es esta Leni Riefenstahl...no, perdón, esta Leni Fernándezzzzzzzzzzzzzzz. Cualquier cosa su respuesta.

     
  • At 10:51 PM, Anonymous Isaac León Frías said…

    No, Leny, para mí el rigor y la seriedad no es incompatible en absoluto con el espíritu lúdico o
    el desenfado, eso que justamente
    aprecio, y lo he dicho ya al menos un par de veces, en una revista como El Amante. Que se trate de una
    revista universitaria no significa que tenga que usar terno y corbata,
    que no usamos ninguno de los que
    allí escribimos. En buena hora el
    juego verbal,la ironía bien modulada, la escritura lúdica tal
    como la ejercía Cabrera Infante o.
    de otro modo, Andrés Caicedo. Eso
    no es fàcil, por cierto, y cualquiera no lo hace bien.
    Una vez más la demostración de que
    Cordero, Pimentel y ahora tú leen muy mal, entienden lo que quieren entender y seleccionan lo que quieren seleccionar a su modo y sin responder nada. Ergo: incompatibilidad total con la posibilidad de un diálogo.

    Por otra parte, con qué rapidez aparecen los comments del chistoso
    que se divierte con las citas del color rojo y la sangre, después de
    mis envíos. Adivinen quién es !

     
  • At 11:02 PM, Anonymous Isaac León Frías said…

    Al anónimo de la 1:52: buena parte
    de esas precisiones que he señalado
    en varios comments están en el
    texto, sólo que a Pimentel sólo
    le interesó la frase que podía
    sonar tautológica. Consulte usted
    el libro y verá que la explicación
    es bastante didàctica y nada simplista.

     
  • At 10:25 AM, Anonymous Anonymous said…

    Caicedo y Cabrera Infante serían tan lúdicos como para citar a melcocha? Yaaaaaaaaaaaaa. No te pases pues León!

    Y ya párala con lo de la sangre que quedas peor.

     
  • At 11:31 AM, Anonymous Anonymous said…

    Resulta en verdad ¿risible? ¿lamentable? la falta de argumentos y el razonamiento chacotero de niño de primaria que muestran ¿los defensores del nuevo cine peruano, quizá?

    Los comentarios del señor León Frías pueden ser discutibles o no, pero al menos se explaya procurando detallar su posición, algo que la mayoría de comentaristas ni se esfuerzan por intentar.


    Gina Pastor, "una groupie" de León Frías, según la febril imaginación de este blog y sus defensores.

     
  • At 1:38 PM, Anonymous Isaac León Frías said…

    Al anónimo de las 10:25: Cabrera
    Infante y Caicedo no tenían restricciones a la hora de citar o
    de hacer referencias. Lea usted
    Un oficio del siglo XX u Ojo al
    Cine. Lo que hay es, precisamente,
    esa enorme apertura que censuran
    quienes tienen una visión estrecha de las cosas. Claro, no eran peruanos (aunque Caicedo tuvo una
    ligazón fuerte con el Perú a través
    de Hablemos de Cine)y escribieron
    de cine hace 35 o más años. ¿Por
    qué querer ponerle un corsé a la
    crítica o al comentario y decir "a
    este se le puede citar y a este otro no" ? Si el anónimo que hace
    ese cuestionamiento es joven como
    supongo que lo es resulta particularmente grave como señal de
    intolerancia y adocenamiento.

     
  • At 10:48 PM, Anonymous Jafar Panahi desde mi celda said…

    Debate entre el equipo de Mario Castro (capitán), Pimentel y Cordero VERSUS el equipo de Isaac León (capitán), Richie bedoya y Bustamante.
    Tema: Panorama del actual cine peruano.
    Lugar: CAFAE (cualquier lugar menos la Cato o la de Lima)

    PD: El que no debata es una gallina.

     
  • At 4:14 PM, Anonymous Anonymous said…

    Uyyyyyyuyuyuyuyyyyy..¡gallina! considerando la primera portada de Godard! toy seguro que ahora si Pimentel, Castro y Borrego aceptarán el debate

     
  • At 11:26 AM, Anonymous Anonymous said…

    Castro y co. le corren al debate...

     
  • At 4:32 PM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    LO NUEVO Y LO VIEJO, O: EL CINE CENTRAL ESTÁ EN LOS MÁRGENES

    Somos varios los que estamos de acuerdo en que comparar Detrás del mar (2005), de Raúl del Busto, Los actores (2006) de Omar Forero, 1 (2008) y 2 (2008) de Eduardo Quispe, Alienados (2008) de Rafael Arévalo, Encierro (2009) de Fernando Montenegro y Reminiscencias (2010) de Juan Daniel Fernández con Mariposa negra, Una sombra al frente, Un cuerpo desnudo, Tarata, El premio, Cuatro... es un ejercicio ineludible -y necesariamente devastador-. Las películas pobres son más ricas. Exploran otros caminos, son lo nuevo, lo vivo, lo excitante, lo prometedor, el futuro; frente al ridículo, la orfandad creativa, la rutina y el espanto.Las películas 'marginales' son centrales y sabemos que el tiempo pondrá las cosas en su sitio y dejará al desnudo la farsa... ¿Se necesita armar un debate para decir esto? Lo que se necesita es ver estas nuevas películas -en digital y sin Conacine-, conocerlas, discutirlas. Y también, por supuesto, escribir sobre ellas.


    He comparado dos grupos de películas.

    He dicho que un grupo es claramente superior al otro.

    He dicho que un grupo de estas películas representa lo nuevo y el otro lo viejo.

    He dicho que el grupo de películas más pobres en cuanto a lo que costaron son, en cambio, más ricas estética y simbólicamente.

    Dicho de otra forma: que son más 'artísticas' y nos dicen más de nosotros mismos que las otras.

    He dicho que estas películas:
    'nuevas', 'marginales', 'independientes' o Nuevo Cine Peruano -como prefiero llamarlas- son centrales.

    He dicho que es así porque los nuevos cineastas manejan mejores referentes, y además, saben usarlos.

    He dicho que el tiempo pondrá las cosas en su sitio.

    He dicho que estas nuevas películas necesitan ser conocidas y discutidas, y que es necesario pensarlas y escribir sobre ellas.




    Si por un lado hay signos de agotamiento o vidriosidad ideológica, mientras que por el otro hay signos de renovación ¿cómo no entristecerse -o reírse, si quieren- por lo uno y cómo no alegrarse por lo otro?

    El punto de acuerdo que me parece racional es: veamos estas nuevas películas, démosle la importancia que merecen; dialoguemos y discutamos sobre ellas.

    En el Cafae, la UTP y también en la Cayetano ya hicimos algo de eso pero hay que seguirlo haciendo.

    Me parece que lo que propongo es algo absolutamente constructivo.

    M.C.

     
  • At 4:59 PM, Anonymous Anonymous said…

    He dicho, he dicho, he dicho...

     
  • At 5:17 PM, Anonymous Anonymous said…

    http://elcomercio.pe/noticia/482487/cine-peruano-peor-sudamerica

    Cordero y Pimentel prefirieron no declarar

    Jajajaja

    no censuren este comment, porfa

     
  • At 7:25 PM, Anonymous Anonymous said…

    Debate en público Castro,
    no te corras.

     
  • At 5:57 AM, Anonymous Anonymous said…

    ¿Esto es una publicación de cine?, ¿es un blog de discusión de patio de colegio?, que cada revista se dedique a hacer lo que mejor le resulta, escribir sobre cine. Si una es menos rigurosa que la otra, quiere decir que es muy ligera en hacer crítica sin argumentar, es su problema!!, morirá por comparación. Basta ya de descontextualizar, de comentarios provenientes del hígado, más no del razonamiento, que es lo que se pide para hacer una buena crítica.Sebastián no puedes competir con alguien con tanta experiencia y conocimiento, de la manera que lo estás haciendo. Si una revista tiene críticos nóveles que bueno! posiblemente estos serán mejores críticos mañana, porque ya se están entrenando para no cometer errores y para no sentenciar sin sustentar. Si una revista tiene su punto de vista sobre el cine muy bien! defiéndanlo argumentando no atacando. Parece esto un salón de colegio virtual, perdió la categoría de un blog de cine. ¿ Cual es el objeto?, ¿criticar las producciones cinematográficas?, qué sentido tiene atacar a otro crítico. Es comparable a un lugar de barrio bajo, donde la gente sin más recursos intelectuales no sabe como defenderse más que insultar, sin argumentar. Y si la discusión entre ambas revistas es irreconciliable, pues no se "toquen" más, cada uno por su lado. Y si tienen que debatir háganlo desde las ideas . Esto va para todos!. La guerra sucia es buena para los políticos!. Claudio felicito tu posición y mesura , Sebastián me has decepcionado con tu ligera forma de escribir. Pensé que los años te habían enseñado que es mejor actuar de manera bien pensada sin exaltarse por todo, pero veo que retrocediste y no sé el motivo. ¿Acaso ves a Claudio exaltarse más que tú?. No te das cuenta que siempre das la imagen de "caballo loco" ( perdona la comparación) y Claudio es más mesurado,a pesar de que todo esto comenzó porque hicieron una referencia a él. Tiene un mejor manejo de relaciones públicas y creo que le ha ido bastante bien. Búscate un mejor asesor profesional para la revista, que te impida estropear lo mismo que has construído con tanto esmero. ¡Piénsalo!.

     
  • At 11:21 AM, Anonymous Anonymous said…

    No pruebas nada con esas citas,
    Pimentel.

     

Post a Comment

<< Home