LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Wednesday, May 05, 2010

¿QUIÉN TIENE LA ÚLTIMA PALABRA SOBRE EL CINE PERUANO Y CONACINE? O: NO ME TOQUEN A MI CINE PERUANO NI A MI CONACINE, PARTE 2.


Sebastián Pimentel y Claudio Cordero, directores de la Revista Godard!, me han hecho llegar este texto:
Respuesta de Godard! a los comentarios de Isaac León Frías
Desde hace varios años Isaac León Frías y Ricardo Bedoya continúan con su tarea de “comisarios” de la crítica, queriendo desacreditar a todo el que quiera dar su opinión de forma libre y franca. Nosotros, con nuestra revista, decidimos hablar sin tapujos ni miedos sobre el cine peruano, y lo hemos hecho ya por cerca de diez años, a pesar de las constantes cartas reprobatorias y absurdas de los mencionados señores.
Se nos acusa de “no probar” que el cine nacional no tiene apego por parte del pueblo peruano. Se nos acusa de que no tenemos una prueba científica. Pues habría que decirle al señor León que las estadísticas de asistencia a películas peruanas, además de no ser altas ni mucho menos -lo que más bien nos daría la razón-, no tendrían por qué ser esas “pruebas científicas suficientes” para certificar el apego del pueblo peruano al cine nacional. Las estadísticas deben interpretarse y deben analizarse, no hablan por sí mismas, y las cifras de la taquilla son, por decir lo menos, una fuente irrisoria para poder "medir” el apego. Hay condiciones de muchos tipos que deben ser tomadas en cuenta para un “análisis científico”, y el alegato del señor León, de que en los setentas mucha gente iba a ver algunas películas peruanas, puede ser cuestionado con sus mismos argumentos y rigurosidad “científica” si empezamos a tomar en cuenta todas las variables de las ciencias sociales y de la academia que él pretende enarbolar.
Entonces, de acuerdo a las pretensiones del señor León, nadie podría hablar del apego del pueblo peruano al cine nacional, por no tener “pruebas suficientes”. Entonces, se deberían hacer trabajos de investigación y tesis doctorales para medir el apego, y nadie debería decir lo que piensa y lo que cree, lo que observa y lo que dicen muchos datos que recoge de su vida diaria: por ejemplo, que no hay muchas películas peruanas; que la mayoría que se estrenan en cartelera comercial son muy malas (el año pasado tuvimos que ver Tarata, Cuatro y El premio, todas premiadas por Conacine); que no tenemos una tradición importante de cine nacional; que no reconocemos una cultura popular identificada con el cine nacional.
Cada comentarista recoge sus datos y los interpreta para, finalmente, escribir, dar su opinión. Pero los señores León y Bedoya se obstinan en rasgarse las vestiduras, en indignarse moralmente y “reprobar” nuestras editoriales y nuestras opiniones. Definitivamente, lo que ellos enseñan con esa actitud intolerante es a que nadie puede dar a conocer una visión demasiado crítica o negativa del cine nacional. Algo coherente y obvio, en la medida en que lo que podemos deducir de sus textos y comentarios, es que ellos siempre han tenido una actitud a veces neutra y descriptiva, y la mayoría de veces condescendiente y amable, con el cine peruano. Y la siguen teniendo hoy en día, y no solo con el cine peruano, sino con Conacine. Nosotros no vamos a especular sobre esta actitud, simplemente no nos interesa, ni tampoco nos interesa reprocharles nada ni acusarlos ante la ley o “la comisión de métodos científicos de análisis de la realidad cinematográfica”.
Nosotros solo queremos decir lo que pensamos y creemos, en función a la calidad que evaluamos en las películas peruanas, y la calidad que evaluamos en la gestión de Conacine. Resulta que coincidimos con muchos, y, seguramente, con la mayoría de personas interesadas en el cine que no tienen nada que ver con los gremios cinematográficos ni con el círculo de críticos que León y Bedoya vienen liderando hace algunas décadas.
Por lo pronto, seguiremos diciendo lo que pensamos sin miedos a réprobos ni a profesores ni a científicos que alzan la voz de alarma siempre y prefieren, para dormir tranquilos, el silencio de los que no piensan como ellos.
Los directores.
Que es la respuesta a este texto:
Que es a su vez la respuesta a este texto:
(Editorial de Godard! N° 23)
El cierre de esta edición coincide con la entrega de los premios Oscar. La posibilidad de que una película nacional pudiera ser nominada siempre nos pareció remota, no porque los estándares de la Academia sean demasiados altos sino porque el nivel promedio del cine que se hace en estos lares es, y siempre ha sido, un cero a la izquierda. Por más libros de historia que se escriban -y siempre es bueno que se publiquen-, lo cierto es que el pueblo peruano nunca ha sentido identificación o apego hacia el cine de su país. Si esto no pueden reconocerlo los especialistas, entonces están faltando a la verdad.
Por eso, el fenómeno reciente de La Teta Asustada es tan importante, y trasciende de lejos el contexto fugaz del Oscar porque, por primera vez en décadas, el cine peruano ha vuelto a tener una relevancia social, en el sentido amplio de la palabra. Este renovado interés se traduce en los reportajes televisivos que se han hecho sobre Claudia Llosa y Magaly Solier y en las portadas de las revistas y periódicos, ya no sólo de los medios oficiales del establishment cultural y económico, sino de aquellos que alimentan la cotidianeidad y el discurso popular de millones de peruanos que nunca imaginaron un escenario en el que una película pudiera representarnos como nación. Para los cineastas peruanos de cualquier edad, La Teta Asustada debe ser tomada como un ejemplo de humildad, de compromiso artístico y de búsqueda por la belleza.
Y es bueno saber que Claudia Llosa no es la única persona que intenta sacar al cine peruano de sus esquematismos y fórmulas desgastadas. En esta edición publicamos una entrevista a Fernando Montenegro, uno de los jóvenes realizadores que han tenido la valentía de coger la cámara y hacer películas con sus propios recursos. Ya es hora que Conacine –una institución política sin representatividad y escasa legitimidad- abandone sus pretensiones de crear una industria y destine los fondos del Estado a los mejores cineastas.
Volveremos en junio con más novedades y un homenaje al recordado Eric Rohmer
Esta es la información que cumplo con publicar. Yo por mi parte solo tengo que decir que deseo un cine peruano que me inspire respeto y no vergüenza, y de Conacine, deseo exactamente lo mismo.
M.C.

15 Comments:

  • At 3:24 PM, Anonymous Anonymous said…

    Por supuesto, por supuesto, el señor León Frías se la pasa exigiendo seriedad y ciencia a todo el mundo, parece que las aplicó cuando dijo que él mismo "garantizaba" a ciertas cabezas de Conacine ¿no?

     
  • At 3:36 PM, Anonymous Anonymous said…

    ¿Y quiénes son toda esa gente para hablar por nosotros los espectadores?
    ¿Qué pretenden los críticos? ¿Realmente cuál es su labor? Nadie tiene la última palabra en arte , en cine, etc...¿La tEta Asustada: ejemplo de humildad, de compromiso artístico y de búsqueda por la belleza? What?¿El cine de Lombardi para ese tal León? What? Dejen ya de hablar por nosotros, hablen por ustedes y punto.

     
  • At 5:39 PM, Blogger césar bedón said…

    yo no soy amigo ni de la gente de gordard! (alias 'los rebeldes') ni de la gente de la u. de lima o conacine (alias 'el imperio') pero opino, con sinceridad, sin ninguna mala leche, que es impropio de una revista que pretende ser tomada en serio soltar tantas generalizaciones... tiene razón león en apuntar que la afirmación "el nivel promedio del cine que se hace en estos lares es, y siempre ha sido, un cero a la izquierda" generaliza de forma abusiva, especialmente teniendo en cuenta que enseguida se alaba 'la teta asustada', y que hay en nuestra filmografía varias películas buenas (pienso en el lombardi de 'bajo la piel' o incluso 'sin compasión', en el robles godoy de 'la muralla verde', en 'gregorio' o 'juliana' de los chaskis, en 'días de santiago', 'chicha tu madre', 'la teta asustada' y 'paraíso' de los directores de la nueva hornada). quizás las películas buenas no sean la mayoría, pero eso es así en todos lados. quizás no haya un director genial entre nosotros aún, pero eso no convierte a nuestro cine en un cero a la izquierda, creo yo.

    por otro lado, ¿no hay una contradicción en exigir que se dé dinero a los cineastas talentosos (sospecho que ellos preferirían decir que no se le dé dinero a chicho durand o francisco lombardi) reivindicando así la individualidad, al autor, y al mismo tiempo quejarse de "el nivel promedio" y de la poca identificación de las masas con el cine nacional? ¿creen los editores de godard! que las películas de haneke, cantet, mungiu o loach (los últimos ganadores de cannes) son éxitos de taquilla o algo así en sus países de origen? (revisen www.boxofficemojo.com y ríanse con la taquilla de "la cinta blanca" en austria en comparación con "furia de titanes", por ejemplo... y si eso no les parece un buen indicador de lo que es la "identificación o apego" entonces que digan a qué se están refiriendo en concreto, porque el término, usado así, es gaseoso y vano). león tiene razón, también, en decir que las palabras "el pueblo" y "nunca" son, en el contexto del editorial de la revista, demagógicas... es una pena que el intentar mantener la pose no le permita mayor rigor a los editores de godard!

    dicho todo esto, les deseo lo mejor; sacar una revista de cine en el perú debe ser súper jodido. saludos a todos.

     
  • At 8:04 PM, Anonymous Anonymous said…

    Aprecio los comentarios de César Bedón pero discrepo con él. ¿Por qué es impropio que una revista tenga una valoración negativa del cine peruano? ¿Sería distinto si nuestra valoración fuera positiva? Cuando decimos que el nivel promedio es un cero a la izquierda, es justamente porque hemos puesto en una misma balanza las cosas buenas y las cosas malas. Para nuestro juicio, los números están en rojo, pero eso ya es una cuestión subjetiva. En todo caso sería bueno conocer el balance de César Bedón. Respecto a la supuesta contradicción de exigir que Conacine premie a los mejores cineastas…en ningún momento nos hemos quejado de la poca identificación de las masas con el cine nacional, ni pretendemos que los directores hagan un cine que se adecúe a los gustos de las masas; simplemente hemos descrito el fenómeno social que se suscitó con “La Teta Asustada”, algo insólito en nuestro país y que dice mucho de lo desligado que está el cine peruano con ese público al que tanto añora acercarse.

    Claudio Cordero

     
  • At 11:57 PM, Anonymous Anonymous said…

    Sr. Bedón:


    Primero, me pregunto en qué manual ha leído usted que una revista seria no puede usar las palabras ‘nunca’ y ‘pueblo’, y por qué al usarlas tendríamos que ser demagógicos.

    Segundo, nosotros nunca hemos dicho que la totalidad del cine peruano sea un cero a la izquierda, sino el nivel promedio. Le sugiero que lea con más atención.

    Tercero, no nos contradecimos cuando pedimos que se entreguen los premios de Conacine a los mejores cineastas, toda vez que en la mayoría de los casos estos han ido a parar recurrentemente a las manos de directores que, en los últimos años, no le han dado nada al cine peruano: Durant, Tamayo y Lombardi, por ejemplo. Y no se trata de “una pose” el señalar sin medias tintas que sus trabajos son mediocres -y el de tantos otros realizadores peruanos-, cuando también se reconocen, se analizan y se celebran las pocas películas que nos parecen significativas, originales y arriesgadas (lo que no quiere decir que el nivel promedio sea el mismo en todos los países). El día que encontremos algún valor en las futuras cintas de Durant, no dudaremos en decirlo.

    Cuarto, en relación al tema de la taquilla, le recomiendo que vuelva a leer nuestra respuesta a Isaac León.

    Finalmente, señor Bedón, nosotros no queremos quedar bien con todos, ni ser buena gente. Lo único que nos importa es ser honestos con el cine que nos gusta y con el que no nos gusta, ya sea peruano, francés, americano o chino. Así que no nos venga a dar lecciones de etiqueta ni de gramática, y trate de tener una opinión que no solo se limite a ser políticamente correcta, porque esa si puede ser una pose bastante más cómoda que la que usted dice tenemos nosotros.

    Sebastián Pimentel

     
  • At 11:42 AM, Anonymous Isaac León Frías said…

    - No es impropio tener una valoración negativa del cine peruano. Lo impropio es partir de
    generalidades, datos falsos y
    prejuicios. Lo impropio es hablar de 0 a la izquierda porque sí, porque suena duro,contradiciendo incluso lo que poco más abajo se afirma. Lo impropio es prescindir del análisis, de la
    sustentación sólida. Igualmente
    impropio sería tener una visión
    positiva y encomiástica del cine
    peruano que parta de supuestos similares.

    - Sí existe una manifiesta contradicción al reprochar la falta
    de "apego e identificación del pueblo peruano" con el cine del país (cuando el nivel estadístico
    de asistencia a las salas de la población está por debajo del 10%!)
    y por otro lado poner como alternativa un cine independiente y
    marginal de carácter inevitablemente minoritario.

    - El fenómeno de La teta asustada
    es totalmente excepcional en la
    experiencia histórica del país.
    Ninguna película peruana ganó las
    distinciones que obtuvo en el Festival de Berlin y ninguna ha tenido la exposición mediática que film, directora y actriz han tenido(fotos y titulares en primera plana, reportajes y artículos, amplia cobertura televisiva).
    De no ser por todo ello, es muy
    probable que la película tuviese
    un rendimiento parecido al de
    Madeinusa, pues es una propuesta
    muy exigente, con claves más bien
    herméticas para un amplio sector del público y con un tratamiento
    narrativo y rítmico atípico.

    - Es una falsedad decir que los premios de CONACINE se han entregado de forma
    repetida a Tamayo, Durant y Lombardi. En los últimos 12 años
    Tamayo no ganó uno solo de los
    concursos de proyectos de largometraje y Durant y Lombardi una sola vez.
    En cambio, Claudio Llosa, Fabrizo Aguilar y Alvaro Velarde lo ganaron dos veces. Y también lo han obtenido Josué Méndez, Los hermanos Vega, Palito Ortega, Rosario García Montero, Héctor Gálvez, Alesandro Rossi, Joel Calero, Javier Fuentes, Ronny Temoche... No fueron elegidos
    por el CONACINE, además, sino por
    jurados distintos a los que, irresponsable y cobardemente, se les excluye, como si fueran simples peones del CONACINE.

    Isaac León Frías



    Isaac León Frías

     
  • At 12:36 PM, Anonymous Isaac León Frías said…

    Un comentario a lo dicho por César
    Bedón. Ojalá que los de la revista fueran "rebeldes". Decirles rebeldes suena a ironía cuando su
    mirada al cine es de lo más conservadora y conformista. Lo único que les causa escozor es el cine peruano que, como sabes, no representa ni el 1%
    de lo que se exhibe en salas, y
    han convertido a Durant, Tamayo y
    Lombardi en una especie de bestias negras que copan premios y constituyen una suerte de establishment, en un país sin industria fílmica en la que todos
    (incluyéndolos a ellos) pugnan por
    hacerse de los presupuestos mínimos para sus películas y estirando el dinero hasta donde se pueda para terminar la posproducción. Esa virulencia no aparece para nada con relación al cine extranjero, salvo
    en alguna aislada ocasión. En la mayor parte de lo que escriben, flores para el cine de fuera, palo
    para el que se hace aquí, casi por
    consigna.

    Isaac León Frías

     
  • At 3:33 PM, Blogger césar bedón said…

    asumamos, siguiendo la lógica de la gente de godard!, que de cada 10 películas que se hacen en perú, una es buena, tres son regulares, y el resto es una buena mierda. pongámosle 16 de nota a esa buena película, 13 a las otras, y 0 al resto. bueno, el promedio no da cero, y menos aún cero a la izquierda, frase que por cierto nunca entendí pero que me suena a conjunto vacío. es diferente afirmar eso a decir, como aclara ahora claudio, que el nivel de nuestro cine "está en rojo". es diferente. yo estoy de acuerdo en parte con eso --nuestro cine es incipiente, obvio-- pero mi demanda como lector eventual de la revista de ustedes es bien clara: rigor. rigor. un crítico debe ser riguroso. tarea imposible, pero debe serlo. ¿en qué momento he dicho que está mal que la valoración de ustedes sobre el cine peruano sea negativa? yo no creo que eso esté mal. de hecho, lo deseable es que ustedes como revista tengan una posición. yo lo que he dicho es que editorializar así como lo han hecho ustedes, borrando los matices, es impropio de una revista que pretende ser tomada en serio. periodísticamente es bastante flojo. casi como un editorial de 'correo'.

    por otro lado, si leen su propio texto, verán que afirman que el nivel del cine peruano es pésimo e inmediatamente después afirman que el "pueblo peruano" nunca ha sentido apego por el cine de su país. (paréntesis: ¿quiénes son "el pueblo"? ¿en qué país "el pueblo" se identifica con su cine? en serio, sin vainas, ¿qué es "el pueblo peruano"? ¿de verdad creen ustedes que "el pueblo peruano" o lo que sea se identifica con "la teta asustada"? yo, la verdad, lo dudo mucho: la película ni siquiera ha sido vista por la mayoría de integrantes de ese "pueblo"). como lo leo yo, y estoy seguro que no soy el único, decir que el nivel es malo y luego decir que nunca hasta ahora ha habido identificación o apego es decir: si el cine fuera bueno, habría apego. nuevamente, dudo mucho que así sea. y si eso no fue lo que quería comunicarse en el texto, entonces hay que cuidar la redacción.

    por otro lado, decir que el nivel promedio del cine peruano es cero a la izquierda resulta, creo yo, muy injusto con aquel director que sí tuvo el interés suficiente, el amor suficiente, o la suerte suficiente, de obtener al final de ese proceso larguísimo y complicado y sufriente que es el proceso de hacer cine en perú, una buena película. ¿creen ustedes que claudia llosa o josué méndez suscriben la afirmación de su revista? yo me atrevería a pensar que no. de repente me equivoco, claro. quizás robles godoy sí ("el cine peruano desaparece y no pasa nada": lo mismo podemos decir del 90% del cine mundial, y del arte en general) y me atrevería a decir, incluso, que habiendo muchas películas peruanas que son mierda pura y dura, la mayoría son películas a las que el término "fallidas" les va bien.

    ¿es complicado aceptar que las cosas no son blancas o negras, sino que existen los matices? espero que no. no se trata de ser políticamente correctos --otro término que nunca entendí--, se trata de buscar encontrar una verdad, creo yo. y la verdad es siempre cambiante y llena de matices.

    saludos a todos.

     
  • At 12:06 AM, Anonymous Anonymous said…

    Pimentel para que el nivel promedio de cualquier cosa sea un cero a la izquierda es necesario que no exista nada mínimamente valioso. La frase es bastante ligera sino torpe. Así como le gusta a usted dar recomendaciones, yo le sugeriría clases de matemática elemental o de redacción periodística.
    Por otro lado no se puede descalificar a alguien por sus fracasos pasados. Lo que cuenta en cada concurso es la calidad del proyecto presentado y como verá, el nivel es aún bajo, así que incluso usted podría tener cierta posibilidad. Ánimo.
    Y finalmente es cierto que esas películas que menciona son fallidas pero miremos Octubre, Paraíso y Contracorriente. A mi me parece que estamos viviendo los mejores años en mucho tiempo.

     
  • At 2:06 PM, Anonymous Anonymous said…

    Por los últimos -digamoslo así- aciertos de Conacine no se puede obviar el prontuarío de nefastos errores que ha tenido en el pasado los distintos jurados para premiar proyectos a todas luces conformistas y conservadores, que derivaron obviamente en películas fallidas y que pasaron rapidamente al olvido.
    Da gusto que existan blogs como este en que uno pueda expresar su opinión discordante o como fuera pero, y no solo admitir las que esten de acuerdo o "le sigan la corriente" al dueño del mismo.
    Lo que sí da escozor -y cansa- es el darse cuenta como críticos venerables (y el señor Bedón) se explayan uno en mayor medida que el otro en ser quienes tienen la VERDAD o en mostrar el sendero de lo CORRECTO y como misma aula de escuela "corrigen con jalada de oreja incluída" a quienes no siguen sus reglas para en la última línea "pucha" felicitar el esfuerzo de significa el publicar una revista de cine.
    Finalmente, tengo la sospecha que muchos de los que se rasgan las vestiduras por lo "impropio" de lo expresado en el editorial de Godard! no tienen la mínima idea de que es un editorial de una publicación y las libertades que uno puede tomarse.
    Larga vida a Godard! y a Godard, que según sé si sabe de la existención de revista.

     
  • At 2:10 PM, Anonymous Isaac León Frías said…

    Me parece que los dos comments de
    César Bedón son una lección de
    claridad y razonamiento justo. Eso
    es lo que uno esperaría leer en una
    revista como Godard! Lo que expresa Bedón en estos dos comments
    vale más que todo lo que se ha dicho en Godard! acerca del cine y las películas peruanas.

     
  • At 2:30 PM, Anonymous Anonymous said…

    Nació un fan de Bedón...
    La razón de los que tienen blogs (u otro medio impreso) es esa, escribir lo que uno le gustaría leer. Si se espera que Godard! se exprese como uno o muchos anhelan, que opaco, previsible y en definitivo sería.
    Godard! solo debe lealtad al pensamiento de cada uno de sus criticos - redactores y a los que la adquieren devotamente cada trimestre.

     
  • At 2:35 PM, Anonymous Anonymous said…

    ESC. I
    César Bedón
    "No soy franelero de ningún bando, pero Chacho León tiene razón. Claro que sí".

    ESC. II
    Chacho León
    "Lo que expresa Bedón vale más que todo lo que se ha dicho en Godard! acerca del cine y las películas peruanas".


    ESC. III
    Bedón
    "No entiendo qué significa 'políticamente correcto'".

    Cómo se llama la obra?
    Yo garantizo Conacine

     
  • At 9:36 PM, Anonymous Anonymous said…

    El que es un 0 a la izquierda es Bedon... Asolapadamente, quiere ser el Luke de Chachis One Kenobi

     
  • At 10:37 PM, Anonymous Isaac León Frías said…

    Dice un anónimo que yo he "garantizado" a ciertas cabezas
    de CONACINE. No señor, yo no he
    "garantizado" a nadie ni tengo por
    qué hacerlo. Lo que yo
    he dicho es que José Perla, Javier
    Protzel y Rosa María Oliart son
    gente proba y honesta. Los
    conozco desde hace muchos años y
    comparto con ellos la práctica
    docente en la Universidad de Lima.
    Son académicos e investigadores y
    en el caso de Oliart es además una
    destacada sonidista.
    Creo que Perla hizo un buen trabajo en el CONACINE de su época, Protzel incluso pagó con
    su propio dinero viajes a encuentros en los que se lograron
    beneficios para el cine peruano. Y
    Rosa María Oliart, en una mejor
    coyuntura, ha demostrado una
    capacidad de gestión que ha permitido aumentar el número de
    concursos y ha incentivado el
    notorio aumento de la producción.

     

Post a Comment

<< Home