LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Monday, February 25, 2008

ACERCA DE UN CUENTO DE ROLAND TOPOR, POR ALBERTO ANGULO



“ACOSTARSE CON LA REINA” DE ROLAND TOPOR O CÓMO DESCIFRAR CON ESPANTO RESIGNADO APARENTE INERCIA LO INDESCIFRABLE ALREDEDOR DE UN CINTURÓN DE CASTIDAD EN FORMA DE TRUSA Y LA LLAVE DESDE LA BOCA DE ELLA HASTA LA DE ÉL …..

Qué reconfortante, entre tanta mediática infame, haber leído un relato psicoanalítico y alegórico de una construcción narrativa tan sutil que penetra como una vorágine entre el pensamiento y la sensación.

La premisa con una pauta formal de cuento mágico, presenta una intriga paradójicamente inocente pero no por eso anodina que el autor desarrolla con el pulso de una flemática ironía.



El niño, ya convertido en hombre, preso móvil de su arraigadísima obsesión de cuna parte en la tan predecible aventura, no por eso desdeñable, de encamarse o acolchonarse con una reina, y semejante periplo llega a culminar en una nada errática explosión contráctil de sentidos y hormonas, es decir, un estado erogenético de compulsión premegaloromántica.



El epílogo posee un clima y un clímax de proporciones consabidas aunque dignamente reproductibles; empero el punto culminante es una de las mejores moralejas existencialistas sin que éste sea una fábula filosófica … “Sí, todos quieren acostarse con la Reina, pero nadie quiere casarse con ella”.

Una interpretación probable entre otras interpretaciones según la experiencia y el criterio del lector, es :


El protagonista que vive estimulado por aquella fijación dicotómica idealista-sexual se llama Gaspard como uno de los reyes magos … El persecutor por una expectativa prodigiosa por no decir idealizada de un suceso que se presume será único … y no descansa hasta partir al encuentro de lo ansiado, el nacimiento de un sentimiento que parece pleno y que está destinado al sacrificio, por no decir fracaso.



Por un paradigma connatural que se afianza debido a la influencia latente de la unanimidad exocultural del inconsciente colectivo, el hombre desde que es un infante adquiere la fuerza incrementativa y acumulativa silente de una vocación femeninostática, no obstante, el hombre del concúbito se traslada a la rutina y la mujer al connubio reprimido, ergo, el hombre se semilibera de la teta materna para semientramparse en la vagina amante (El útero es el punto de partida y es la meta que despreciamos una vez experimentado el renacimiento que afrontamos mejor distantes de la pareja aunque a la vez prometamos reincorporarnos a la masa bisexual andrógina hombre-mujer o solo estemos cerca para cumplir con un acto de permanencia).

Si el hombre encaja en una oligarquía de féminas con apariencia de androcentrismo, la mujer goza discretamente de un concepto racional de poder aunque al final acompañada se sienta como una reina en exuberante aprendizaje del concepto emocional de la soledad. Por una identidad simbiótica que casi siempre jamás se resuelve, él y ella se enfrentan. Un cuento cinematográfico que supera los márgenes del documento de diván.

ALBERTO JAVIER ANGULO CHUMACERO

La Cinefilia No Es Patriota

4 Comments:

  • At 2:17 PM, Anonymous Anonymous said…

    ya boten a este imbécil.....y nada de "no publicamos post con lisuras", como dijo la "Queen", ...cojones man!

     
  • At 11:03 PM, Anonymous EL MEXICANO said…

    Te felicito Angulo Chumacero.
    Escribes muy bien y haces honor a tu apellido:
    No le des importancia a los comentarios vulgares..."Si la envidia fuera tiña..."

     
  • At 2:21 AM, Blogger Carlos said…

    Exelente análisis Angulo, sigues trayendo los mejores aportes al blog. Cojones es lo que le sobran a estas lineas.

     
  • At 4:07 PM, Anonymous EL DETECTIVE said…

    El primer comentarista es tan original y culto, que sus palabras son tan deliciosas para el lector promedio debido a que demuestra que nadie lo ha persuadido para que diserte aquel conmovedor retazo de sirle(EXCREMENTO ANIMAL) que mide igual que la cabeza de su amo ...

     

Post a Comment

<< Home