LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Wednesday, May 16, 2007

"TODOS LOS FILMS SON SOBRE EL AMOR"



ENTREVISTA A JOHN CAMERON MITCHELL
Mientras esperamos su nueva película, Shortbus, los dejamos en compañía de la siguiente entrevista, realizada en Lima allá por el 2003.


No creo que vuelva a hacerlo. No quiero dirigirme a mí mismo de nuevo aunque eso es lo que estaba haciendo en el teatro. Para el film yo estaba mucho más interesado en seleccionar partes de la obra de teatro que en actuar, pero al final tuve que hacer ambas cosas. En verdad yo no quería actuar en la película, yo quería dirigirla, pero las circunstancias requirieron que lo hiciera todo. Bueno... no había nadie más que pudiera hacerlo. Otras personas representaron los papeles sobre el escenario, pero tú sabes, por razones diferentes, por ejemplo, algunos de ellos en primer plano no se veían como una mujer, tú sabes, yo podía hacerme ver más como una mujer (en close-up), también hubiera tenido que enseñarle el papel a alguien por muchos, muchos, muchos meses... No tenía tiempo así que... ellos querían (la gente que lo financió) que yo lo hiciera, ellos lo requerían, así que...

Tu caso me recuerda a Las Noches Salvajes de Cyril Collard...

No me gustó esa película, me pareció que era un poco... mírenme a mí, tú sabes... A mí me gusta decir mira a mi personaje, Hedwig, pero no estoy seguro de si me gustaría decir mírenme a mí.

Yo me refería más bien a que él era el escritor, el director, era su opera prima... y tampoco encontró al actor para el papel. Y al final "se encontró a sí mismo".

Es gracioso, me recuerdo odiando esa película. No creo ser prejuicioso, pero hay un montón de películas que vienen de Francia que tienen una similitud con los films de Hollywood, estupidez, irrealidad, sabes de qué hablo. No hay substancia (lo dice en castellano). Las películas francesas suelen tener una pretensión similar... pretensiones de filosofía, a veces nada de humor, muchos films son como que... ah, somos franceses... No todo, porque yo amo... algunas de mis películas favoritas son francesas, Los Cuatrocientos golpes, L' Atalante, es maravillosa, Les enfants du Paradis, tú sabes, hay muchas, sí, pero, en los últimos cinco años... Las películas de Bélgica me gustan mucho más... Berliner, Van Dormael, los Dardenne. Muchas películas de Bélgica son más... (como Hedwig, me digo, pero no se lo digo) no auto-conscientes, tú sabes. Es bastante, es acerca del personaje, y no acerca del director, sabes a qué me refiero, no te pones a pensar en el director, y en muchas películas francesas el director dice mírenme, soy yo... y las mujeres lucen perfectas (posa imitándolas, resulta divertido observarlo), es como Hollywood, y no sobre los personajes.

Me interesa mucho tu nuevo proyecto, parece que va a ser algo...

Quiero que sea sexo. Sexo real, usado en una película. Eso es lo quiero. Hablo de verlo todo, así como lo ves en la vida, no escondiéndose del pene, de la vagina, sólo viéndolo como lo ves en la vida, pero como parte de una historia. Hay algunas películas francesas que tienen sexo, pero a mí no me gustan, son aburridas, así que yo quiero que sea una comedia en la superficie, muy naturalista en estilo, y porque es sobre sexo, tengo que evitar los actores profesionales. Ellos se asustan. Empecé a buscar actores, hice una audición pública, con gente que no había actuado previamente, hablé de esto en la prensa...


Shortbus
Muy democrático...

Sí; como un reality show, y tú sabes, traté de usar la prensa un poquito, hablar del tema, discutirlo, ¿por qué no? Encontré nueve personas fascinantes, algunos de ellos son amigos, son de todas las sexualidades, y sólo uno es actor profesional. Y así, por todo esto, la improvisación sería mayor, pero con una estructura. Nunca tengo un guión definido, nunca tengo todas las líneas del guión, así que hicimos unas tomas, y luego trabajamos los personajes, la historia, en la primavera, y ahora estoy re-escribiendo el guión. Luego haremos nuevas tomas, y luego empezaremos a buscar el dinero; no será un film caro.

De seguro que El Imperio de los sentidos no va a ser para nada...

Realmente esa película no me gusta, pero la encuentro interesante. Visualmente, sí, pero sabes, no es mi gusto. Como que "el sexo equivale a muerte", y eso es todo. Pero claro que hay una parte del sexo que tú disfrutas. El sexo, cuando lo estás teniendo, es divertido, por eso es que lo hacemos, a veces la gente olvida eso...

¿Cómo lograste hacer convivir en una sola película tantas emociones tan distintas?
Es como es en la vida. Siempre es una mixtura, y yo veo el mundo muy muy gracioso, y muy triste al mismo tiempo, y maravilloso... y eso es lo que quiero que mis películas tengan, siempre una mezcla, la vida no es una sola cosa, y cuando los directores la hacen una sola cosa eso me hace pensar que no es algo honesto, cuando todo es siempre depresivo... hay gente que realmente se siente así, pero decir que así es el mundo no es honesto, ellos no están viendo, los directores no están mirando la vida, si no hay sentido del humor; es lo que yo creo.

Y creo que estas nuevas películas le tienen miedo al sexo. Y yo también le tengo miedo al sexo, -un poquito- todo el mundo le teme un poco al sexo, creo, pero decir que solamente le temes... y esa es la razón por la que Hollywood le teme al sexo, incluso la pornografía le teme al sexo. La pornografía es Hollywood; de varias formas, incluso la manera cómo está filmada -ahora luce como Hollywood- en América. Huyendo así, nunca ves el sexo real, siempre hay pedacitos de él, los cuerpos no son reales en la pornografía... Me gusta la pornografía de los setentas, es mucho mejor... porque ahora... están con el viagra, así que ya ni siquiera se excitan el uno al otro, no tienen que hacerlo.
Hedwig tiene todo el look de una película de los setenta, es una impresión demasiado fuerte...

Es mi periodo favorito de películas americanas.


¿Y tus películas favoritas de ese periodo?
Las de Robert Altman, The Conversation de Coppola, muchas comedias, me encanta Day Dog Afternoon, de Sidney Lumet. All that Jazz de Bob Fosse. Faces de Casavettes, especialmente la última mitad, The Woman Under the Influence.

Lo que sentí, lo que me transmite tu personaje con más fuerza en un punto es que no hay nada de lo que tengas que esconderte, que no hay nada que temer.

Para mí el mayor cumplido que pueden hacerle a mi película es cuando las personas sienten que podrían... que quieran hacer algo, no igual, pero algo, por su cuenta. Porque lo más específico se vuelve universal, mientras más específico eres, más universal puede llegar a ser. Mucha gente piensa que universal significa mínimo común denominador, arquetipos, cuando estaba en el trabajo de la película de Hedwig... vi eso, que es muy específico, pero si les gusta tal vez pueda hacerlos sentir que pueden ir y encontrar su propio Hedwig, o lo que sea.

¡Y el glam...!

El glam no es tanto un estilo de música... yo crecí en los setentas en (el piano nos interrumpe... yo canto -por segunda vez habla en castellano- y yo ya lo veo cantando pero sigue sentado), parte en Escocia, en los setentas donde el glam rock era muy popular así que... un poquito de Bowie...
En el glam la honestidad es esencial, pero es una fiesta de máscaras, pero hay un sentido de honestidad muy especial. Una aparente contradicción.

A pesar de que hay un montón de máscaras, sí, es una aparente contradicción... pero cuando estudias el trabajo con máscaras en el teatro, lo que te dicen es que la máscara libera el cuerpo, cuando tienes una máscara puedes ser más honesto. Por eso los católicos tienen un confesionario... no puedes ver a los curas, y ellos esperan que eso te haga más honesto.
Y, entonces, la cara oculta emerge...

Sí, así lo creo; y entonces al final de la película, el personaje ya no necesita más la máscara; pero la máscara es necesaria por un período de tiempo y luego ya no, espero... y después de acabar la película yo realmente no quería actuar más.

¿Fue demasiado, o...?
No, sólo terminó. Como si hubiera terminado un libro. No quiero escribir otro.Terminé mis estudios. Actuaré de nuevo, pero ahora siento que no. Creo que esa máscara no es tan necesaria para mí. Me gusta... dirigir.

¿Sientes, después del film, que eres más libre?

¡Sí! Ahora siento que la película me liberó para estar más cómodo conmigo mismo... más cómodo con las energías femeninas y masculinas... más cómodo en el mundo, porque cada cosa que tú haces atrae o repele a cierta gente, ¿no? así que es mejor que hagas algo que realmente te importe porque entonces conocerás gente, porque por lo que haces conocerás a la gente correcta, entonces tu trabajo es como un aviso personal, cuando estás buscando a alguien, eso es lo que tu trabajo debería ser, es tu forma de interactuar con el mundo. He conocido mucha gente, un montón de gente que realmente me gusta, por Hedwig. Y he trabajado con un montón de gente que me gusta, es fantástico, así debería ser, con todo el mundo...



Esta mañana hablé con una amiga, me pidió que te preguntara si crees en "la otra mitad."

Yo creo que puedes ver ese mito de muchas maneras. Quiero decir, algunas personas sienten realmente que han encontrado su otra mitad. Yo no. No la he encontrado en otra persona. Pero pienso, creo, que tienes que encontrar la otra mitad de ti mismo, internamente, antes de encontrar a otra persona, a otra persona completa, yo creo que ambos tienen que estar completos para estar juntos. Ciertamente hay personas que se sienten como una mitad y entienden el mito emocionalmente. Es universal, es un mito verdaderamente universal, pero puedes interpretarlo de diferentes maneras. Algunos dicen que hay muchas personas que son tu otra mitad, que pueden encajar, otros tienen una visión distinta, donde tienes que estar completo internamente antes de que puedas alcanzar a otra persona, porque quedarse con alguien que deba curar mis heridas es un poco arrogante, tú debes llenar mi vacío, eso es algo que debe hacerte sentir incómodo, pero por supuesto todos se han sentido emocionalmente así, tiene sentido. Emocionalmente, pero no es siempre práctico.
Cómo evolucionó, al hacer Hedwig, tu visión de lo masculino y lo femenino...

Yo siempre tuve miedo de mi lado femenino, a la mayoría de hombres se les dice que la peor cosa que pueden ser es como una mujer, quiero decir que, todos en el colegio, la peor cosa que podrían ser es como algo, femenino. Y yo crecí en el ejército, mi padre estaba en el ejército, era católico y todo es muy hombres y mujeres separados. Yo soy gay y nunca estuve atraído por hombres que fueran muy femeninos, sólo por hombres muy masculinos, y entonces cuando hice Hedwig, lo cual fue casi un error, porque Hedwig era un pequeño personaje en la obra, Tommy era el personaje principal, pero mi compositor estaba trabajando en un drag club. Yo nunca había hecho de drag antes, yo tenía miedo de eso, entonces fui forzado por las circunstancias y pensé acerca del personaje y fue mucho más interesante, es un personaje femenino, un personaje transexual. Empecé a sentirme mejor acerca de lo masculino y femenino junto, y eso pareció mejor que lo uno o lo otro, ambos juntos parecían lo mejor, y empecé a sentirme atraído por hombres más femeninos, naturalmente femeninos, y también por mujeres que eran más masculinas. Aprendí mucho de eso gracias a Hedwig.

Todas las personas tienen diferentes energías dentro de sí y la mayor parte del tiempo huyen de ellas, porque las sienten extrañas, no se cuestionan y no piensan sobre ellas porque es muy vergonzoso y doloroso... Tú sabes, la gente te mira de forma rara; Hedwig abrió cosas para mí, y espero que lo haga para otra gente... porque para mí... no puedo pensar en hacer un film sin que sea útil para la audiencia. Ciertamente aprendí muchísimo sobre mí pero lo que importa del film es lo que la gente pueda lograr, encontrar algo práctico para sus vidas, eso tiene que ser lo más importante.

Hedwig es una película moral.

Sí. Quiero decir, no necesariamente, pero... Yo me siento comprometido...Yo pienso que hay que crear un diálogo, educación, un diálogo socrático, un foro sobre la ética y sobre el amor... porque toda obra... Yo creo que todos los films y quizás todo el arte es sobre el amor o la ausencia del amor, lo sepan o no; todo es acerca del amor, para mí.
Muchos directores -muchas personas- huyen de esto.
Lo sé, pero si ellos están huyendo, entonces es acerca de ellos huyendo del amor. Y tú puedes ver films y decir no hay amor en esto, pero es amor porque es la ausencia de él.

Tu film enfrenta el amor, y te admiramos por eso.
(Entrevista y traducción del inglés: Luis y Mario Castro Cobos).

Labels:

3 Comments:

  • At 2:05 PM, Anonymous Anonymous said…

    No Marito, no enfrenta al amor, lo posterga para excusar la película -al menos con Shortbus lo pienso así, dado que no tuve la suerte/desgracia de ver Hedwig- en el pánico de la presión social, la autoindulgencia homosexual, la contemplación barata (excusada en las interpretaciones facilistas del post-mo) y el hedonismo gaseoso con tufillo a gringo tonto y ficho. Procastina sobre/con el amor.
    Primer acto: tenemos una maqueta que funge de excusa para la traslación espacial de las escenas. ¿Será constante esto? Tenemos a una pareja que fornica, un tipo que juega con una cámara, calato y en la tina, y a una puta masoquista con un queer joven. De pronto la magia. Mientras se graba masturbándose, el tipo en mención logra la hazaña de autogologearse. No, no, ahí esperé todo, a Pier Paolo, a Waters, a James Herbert. Se marca que alguien lo veía desde la ventana en frente: puta madre Hitchcock, ¿Tendré que haber leído Filmar para ver completo? No. Se come la leche y llora. Los copulantes finiquitan, alguno se ha vaciado de forma indecorosamente casual y liquida en un cuadro demasiado Pollock. Demasiado post-moderno repito. Las parejas tienen problemas. Los individuos se caricaturizan. La presión ocular no resiste y el siguiente rollo se ve invertido. Corte. Señores 15 minutos y lo corregimos. Otro café, otra Quilmes, el Bafici resulta consecuente. Más maquetas, mas maniquíes y todo lo citado al inicio, más algunos plus: someras contradicciones con lo que aquí sostiene uno de los productores ejecutivos del mentadísimo producto Tarnation. El señor plantea que en su película no pretende hablar sobre “que el sexo equivale a la muerte” Bien, ¿cómo explicar entonces la tremenda carga que deben sentir aquellas marionetas con respecto a las distintas imposibilidades sexuales? ¿Cómo uno de los personajes tratará de suicidarse por el supuesto desgaste de su relación y encontrar finalmente la sinapsis adecuada cachando con otro tipo? El film no puede ser sobre el amor cuando precisamente las premisas a resolver –ojo con la magnitud del clasicismo de una película que trata de “romper” con cualquier cosa- son patologías psicológicas y las respuestas terminan siendo todas terapias-carnales, no existe posibilidad de pensar que exista algo espiritual en esto. Más aun si la forma es tan burda, (re)vista o acaso descuidada. Posiblemente deba admitir mis anacronismos.

     
  • At 12:59 AM, Anonymous mario castro said…

    (Yo lo pienso más de una forma como lo expresa por ejemplo el escritor Juan José Saer):

    -¿Es usted escritor vocacional o por destino?

    -Prefiero el término vocación, porque la palabra destino requeriría una explicación filosófica. El destino es puro objeto de azar la mayor parte del tiempo. Quizá podríamos combinar ambos términos en forma crítica. Uno intenta al mismo tiempo ser artista por vocación y por destino. Por voluntad consciente y racional de ejercer ese oficio, y por un conjunto de razones desconocidas que nos empujan a escribir sin saber por qué. Yo no sé por qué escribo. Barthes comenzaba un magnífico texto con esta frase: "Se escribe para ser amado". Con el tiempo me di cuenta de que esa frase no es cierta, porque todo lo que hacemos es para ser amados. Cuando escribimos, lo hacemos para ser amados de un modo específico. Lo misterioso es que sea a través de la escritura. Ser amados por lo que escribimos es una singularidad misteriosa.

     
  • At 12:34 PM, Blogger akito said…

    MARIO-- tu aun tienes las fotos no?

     

Post a Comment

<< Home