LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Sunday, May 13, 2007

POEMA POR EL DÍA DE LAS MADRES


IMPORTANCIA
Dicen que las mujeres
dominan el mundo
y que el androcentrismo
es un mito de apariencias yuxtapuestas
por lo tanto engañosas
cuan un prisma se desdobla
cual péndulo en la mirada
y que a la mujer
ni con el pétalo de una rosa
es una sentencia tan frágil
como costilla de varón
pronto a resucitar.
Dicen que las mujeres
gobiernan el mundo
y preceden a los hombres
en casi todo
aunque finjan no saber
cuánto es uno más uno
y una caricia en la mejilla incólume
en concierto con un sublime codo
por el perímetro del ombligo masculino
sea la superficie acuífera
de la cuantía femenina
asimismo la empresa conyugal en bancarrota.
Dicen que la mujer natural
de acuerdo a la ocasión
es niña
es amante
es madre
y es poco identificable
un lado varonil en ella,
en cambio en el macho más agresivo
se revela un rasgo de hembra
según la clasificación etológica de los mamíferos racionales.
Dicen que las mujeres
controlan el mundo
y que detrás de todo gran hombre
existe una mujer
que juega a la fruición de la fricción
y además pellizca,
yo rescato de la hondonada de la esquizofrenia
cuando el alma en sí misma se refleja
a la madre ubicua en su misma huella
la cual ha caminado
cargando al dios que carga al afligido
y seguirá caminando mientras dure el levógiro nido.
Porque una madre
es la fuerza después de la fuerza,
es el silencio lexical
de un beso en la frente,
es la osamenta de un oasis,
es la piel de una catarsis,
es la cordura
seduciendo a la demencia,
es el poema imborrable de la ternura,
es la palabra sabia en el instante bruto,
es el arma del amor coherente e incondicional
contra el absurdo.
Cada hijo
es una herida
que va cicatrizando lentamente,
cada hijo
es un adiós imposible
desde el pecho a la mano,
cada hijo
y su respectivo sueño
es la meta primordial
de una madre que no se cansa de cansarse.
Dicen que las mujeres
supervisan con un ojo abierto
el orden de la anarquía
de este planeta que gira
en el eje de una madre que reza:
Yo sigo naciendo día tras día
un pie presto en el asfalto
y el otro en el útero todavía,
seguimos lactando con la mitad de la boca y pueden decir lo que quieran
pero el callado sacrificio de una madre es la más hermosa tiranía.
ALBERTO ANGULO CHUMACERO

Labels:

5 Comments:

  • At 5:58 PM, Anonymous Anonymous said…

    Quien diría, como Poeta Angulo es buen crítico de cine. ;(

     
  • At 4:57 AM, Anonymous Anonymous said…

    Tres hurras para el poeta Angulo!

     
  • At 4:01 PM, Blogger El Loco Calato de la negliglú! said…

    que se va a hacer, poema es poema :s

     
  • At 4:55 PM, Anonymous Anonymous said…

    invreíble, pero cierto: hay algo q Angulo hace peor q la crítica de cine... no sabía q se podía postear cualquier huevada en esta página... lástima

     
  • At 6:56 AM, Anonymous Anonymous said…

    Con toda evidencia este es un poema dirigido a lectores cultos, amantes de la poesia o de la buena literatura. Desafortunadamente Angulo no se le puede dar perlas a los cerdos porque esto les produce una indigestion inminente(me refiero al comentario anterior). Creo que somos pocos los que podemos apreciar y entender la profundidad del contenido de tu poema que dicho sea de paso me emociono y me confronto a mi papel de hijo, de padre, de esposo y de humano.
    Gracias

     

Post a Comment

<< Home