LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Monday, April 02, 2007

CANNES 2007: UNA EDICIÓN EXTRAORDINARIA


Toma nota pero todavía no hagas apuestas. Busca filmografías pero desconfía de los datos. El Festival de Cannes cumple 60 años y, según las noticias de internet, la organización apunta a una celebración por todo lo alto con una competencia reñidísima que deja sin aliento a cualquiera. Contundencia, aunque más refinamiento. Política, pero sobre todo arte. Universos propios. Rollos que llevan la firma. Cannes no es cualquier Festival. Es el Festival. Tu reino por una Palma. Nada de palmas peruanas. Échale una cierta mirada a la siguiente lista y quizás, como nosotros, termines aceptando que, realmente, Cannes es el mejor amigo del hombre... cinéfilo.
SELECCIÓN OFICIAL
Agárrate bien
El niño mimado del Festival, Wong Kar-Wai se manda con My Blueberry Nights, film que muy posiblemente inaugure el Festival. Los asiáticos que estarán rondándolo serán nada menos que Takeshi Kitano con Kantoku Banzai y Hou Hsiao-Hsien con la producción francesa Ballon rouge. ¿Qué tal suena? Falta mencionar que lo último de Lee Chang-dong, Wang Xiaoshuai y de Naomi Kawase también aspiran a un lugar dentro de la Selección.
Gus Van Sant ha declarado que su cine adquirió un nuevo giro tras descubrir las películas del húngaro Béla Tarr. El americano ganó el 2003 la Palma de Oro por Elephant. El húngaro aún espera. Ambos participan este año con Paranoid Park el primero, y L´homme de Londres el segundo, película de accidentada producción pero de casi segura participación.
Roy Andersson ganó el Prix du Jury del año 2000 con Sänger fran Andra Vaningen (Songs from the second floor) una película que arranca nada menos que con unos versos de César Vallejo. Sí, leíste bien, unos versos de Vallejo. De Huamachuco para todo Cannes. Los maravillosos Poemas Humanos tuvieron un extraordinario receptor en esa película y ahora Andersson se presenta con su nueva obra Toi qui est vivant (You, the living). El fotograma arriba de este artículo pertenece a esta producción.
I´m not there, de Todd Haynes, No country for old men, de los Coen y Sicko, de Michael Moore -el más débil de los mencionados hasta ahora- arman la delegación gringa en búsqueda de la Palma de Oro. Todos han ganado anteriormente algún reconocimiento en el Festival francés... Ah, bueno, sí. Olvidábamos a Sean Penn, que pugnará por un lugar en el podio con Into the wild, y a David Fincher -mirá vós-, quien presenta Zodiac.
Volvamos a los pesos pesados. Emir Kusturica no se cansa de viajar a Cannes, casi siempre para ganar. Ahora presenta su film Promise me this y quizá su proyección sea un día antes de Alexandra, la última de alguien que ya está a otro nivel: Alexandre Sokurov.
La pronunciación elegante del inglés se dejará oír en la última película de Michael Winterbottom: A mighty heart, y seguro también en la de Woody Allen: Cassandra´s Dreams. Denys Arcand presenta L'Age des ténèbres, que ni suena parecido ni es lo mismo que De l’autre côté de la vie, del realizador turco-alemán Fatih Akin. Los rumanos quieren entrar con Scene of a crime, de Cristi Puiu, mientras que todo indica que Amos Gitaï tiene el tiempo en contra para llegar con Désengagement.
Obviamente, Francia juega de local y la favorita es Un secret, de Claude Miller. Además se habla de la presencia de Paris, de Cédric Klapisch (ya puedes encontrar Las muñecas rusas en Polvos), Dante 01, de Marc Caro, Une vieille maîtresse, de Catherine Breillat (prohibido preguntar "¿quién?"), Tehilim, de Raphael Nadjari (ya premiado antes en Cannes), Après Lui, de Gaël Morel, el documental Retour en Normandie, de Nicolas Philibert, y Mange, ceci est mon corps, de Michelange Quay. Además, con no poca vara, no sorprendería la participación de Trivial, dirigida nada menos que por Sophie Marceau.
¿Nos olvidamos de alguien? ¿No hay argentinos, no hay Almodóvar, no hay la nunca bien admirada presencia latina como en los Oscar?
Al parecer, la habrá. Y, claro, viene de México. Pero no es Salmita -lástima- ni Cuaronadas. Se trata de la película de Carlos Reygadas, Luz silenciosa. ¿Llegará? ¿Entrará a la Selección? De hacerlo, competir junto a Tarr, Sokurov, Kusturica, HHH y todos los demás será más que un simple honor para el equipo del mexicano. Honor para él y para otro que también hablará español en la ciudad: el anteriormente premiado catalán Jaime Rosales, con La soledad.
Será difícil. Pero no sé por qué siempre suena más difícil para los hispanos.
Fernando V.R.

Labels: ,

2 Comments:

Post a Comment

<< Home