LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Sunday, January 07, 2007

LA AUTOCRÍTICA ARGENTINA


Resultó más que gratificante encontrar esta página en Internet. La recomendamos vivamente, se llama Cine libre, y viene de Argentina.
Y es manejada por Jorge Ricaldoni, de quien hemos tomado -sin su permiso evidentemente- extractos de un texto muy duro contra el propio cine argentino.
Mientras nosotros aún pensamos que quizá nuestro cine es maravilloso y resurge como el fénix, los argentinos -siempre varios pasos adelante- no dejan de cuestionarse, como si esto fuera un acto de mala onda. Que los entusiastas de siempre vivan contentos y difundan engañosos éxitos. Nosotros mantendremos nuestra inicial actitud, la más crítica posible.
LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA




No estamos en el horno... ¡Mucho peor! ¡Estamos en el medio!
(Extractos)


Se han publicado decenas de concursos de guiones y de cortometrajes. Por un truco tecnológico muy simple he hecho el seguimiento de lo que ha pasado en los concursos…
- La Argentina es el país que más estudiantes de cine tiene en su territorio. Hay más estudiantes de cine que en la Unión Europea.
- En Córdoba hay más estudiantes de cine y medios audiovisuales que en Francia.
- Aproximadamente, por estadísticas de la UP, la ENERC y del INCAA, el 45% de los estudiantes de cine manifiesta que escribirán sus guiones o estudian guión.
- En el último año, los argentinos ganaron el 0,2% de los concursos de guión.
Esto puede significar dos cosas: o no se presentaron, o lo que escribieron no fue lo suficientemente bueno, o no saben que traducir un guión tiene un costo moderado.
- Argentina integra el selecto club de los países que hacen más de 50 largometrajes por año con USA, UK, Francia, Alemania, Rusia, India, China, Japón y Korea.
- Producimos más que México, Brasil, Suecia, y por algunas noticias de las que dudo que Italia.
Sin embargo, ganamos el 0,2% y nuestro mercado cinematográfico tendría que ser de 140 millones de entradas al año y no de 40.

Gracias a los que lo hicieron posible: Cinemark, Village, distribuidores, exhibidores independientes, Kodak, Fuji, Cinecolor y otros. Son inteligentísimos. Los felicito. Ganancia mediocre, pero con ínfimo esfuerzo. ¡Son unos empresarios brillanetes!
No tengo ganas de empezar a recolectar los 40 ó 50 mails de las últimas semanas hablando de la calidad de las proyecciones, el estado lastimoso de las salas, la pésima calidad de las copias, el tamaño ridículo de las pantallas, el sonido horroroso y el costo delirante de las entradas. Se aceptan donaciones de experiencias nefastas con solo mencionar la película, la sala y la fecha aproximada. Vamos a hacer una lista negra que veremos cómo la publicamos. Basta de que nos toquen nuestras nalgas y encima no nos digan que nos quieren. Si el cine es berreta, que cobren a la gorra como el teatro hecho con esfuerzo. Es más digno.
Los argentinos ganaron el 1% de los concursos internacionales de cortometrajes.
Esto puede significar dos cosas: o no se presentaron porque no confían en su propia obra, o no saben que hacer la inscripción y envío de un cassette o DVD no los va a fundir para la eternidad.
- No hay noticias de ningún argentino seleccionado para los 64 segundos del concurso de AMD.
- Tampoco lo ganó un argentino, obviamente.
Las presentaciones en el INCAA se redujeron en un 75%. ¿Es porque hay que ponerse con un total de más o menos $ 2000? Si no consiguen dos mil pesos… ¿Piensan seriamente que se puedan dedicar al cine? ¿Es por el engorro descomunal que hay que hacer para presentar un proyecto al INCAA? A cualquier inversor privado es peor, porque exigen además estudios de mercado. Las exigencias en Francia, Alemania y España son peores.
Los actores y actrices languidecen trabajando de empleados administrativos, taxistas, niñeras, modelos, promotoras/es, vendedores/as de libros y vaya a saber cuántas otras cosas. Pese a que nos hemos borrado las huellas dactilares explicando como tiene que ser la relación mutua, en un casting del lunes leíamos que un estudiante de un instituto privado pedía “actor con cara de delincuente”… No tengo ganas de hacer comentarios mordaces porque son demasiado fáciles ante tanta imbecilidad. Si alguien se llama a ofendido, que se desofenda y madure en su esquema mental, porque con ese criterio va a ser un director de cine fatídico.
Conclusión: SOMO MEDIOCRES (me incluyo en primer lugar y como abanderado o tal vez bastón mayor, porque no me da ni para abanderado).
Nos quejamos de lo que nos pasa y no hacemos nada por solucionarlo. No leemos y luego nuestros guiones (incluyo los míos) no son ni siquiera aceptados en los concursos. No tenemos una clase intelectual que no sean los tres o cuatro que ponen cara de preocupación por la cultura y siguen en la suya.
No tenemos grandes pensadores.
No tenemos grandes escritores.
No tenemos grandes guionistas.
No tenemos grandes directores.
Tampoco son los peores.
Somos más cultos que algunos de nuestros vecinos.
Estamos en el medio.
El que está en el medio es mediano, o como decían los romanos mediocris: de poco mérito tirando a malos.
Ahora la pregunta: ¿seguimos así o cambiamos? Quisiera respuestas, aunque fueran muy breves, especialmente de aquellos que no se les ve las letras y figurativamente no se les oye la voz.
Saludos,
Jorge A. Ricaldoni

2 Comments:

  • At 5:04 PM, Anonymous fernando vílchez said…

    Por otro lado, no ganar concursos no prueba necesariamente la mediocridad, aunque se entiende la preocupación, especialmente por el lado de la evidente promoción de la actividad cinematográfica en ese país.

     
  • At 5:11 PM, Anonymous Anonymous said…

    SI ELLOS SON MEDIOCRES.. NOSOTROS QUÉ CARAJO SOMOS!!!!!!

     

Post a Comment

<< Home