LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Monday, November 10, 2008

DIOSES (2008) DE JOSUÉ MÉNDEZ


(Suave con los spoilers)

Podría pensar que Diego es Santiago, atrapado no por ser ex combatiente del Cenepa traumado, sino por otro conflicto, que es la ausencia aparente de conflictos. Nada es muy grave, así que la levedad te aplasta. La depre se quita con un carro y la huata con un paseo a Miami y otro a París para intercambiar mamás; y si el hijo te sale muy sensible, pues que estudie sociología o algo así. And life goes on… C’est la vie.

El tema de Josué Méndez es la incapacidad de adaptarse al medio, o de luchar para modificarlo, o de hacer un intento consistente, más la confusión existencial, la incapacidad para verse claramente a sí mismo dentro del mundo que le tocó a uno; pero la inadecuación manifiesta de los personajes a sus respectivos entornos no se resuelve o desarrolla dramáticamente de manera completa, queda en el aire. He ahí el problema. Josué Méndez no es tan fácilmente pesimista y visualmente perezoso como Francisco Lombardi, pero comparte la confusión existencial y cierta limeñísima incapacidad para desafiar al entorno con un espíritu crítico.

Hacia el final, cuando Diego huye a El Agustino, y contempla la otra cara de Lima, el impresionante paisaje de cerros polvorientos y de casitas innumerables y a medio hacer, vislumbro otra película.

Otra cosa. En el Perú, cinematográficamente hablando, le temen más a una escena de sexo bien hecha, de lo que le temían hace añitos nomás a Abimael Guzmán, Alberto Fujimori y a Vladimiro Montesinos enfriando peruanos juntos. Los menciono por ser engendros directos de los Dioses. Qué rico tema, ¿no?

Para seguir con lo rico: me hubiera encantado la profundización y/o consumación del tema del incesto. Más allá de la metáfora. El director juguetea con el tema pero no lo penetra. En este país es casi cuestión de principios violar tabúes. En el Perú los cineastas son tan aburridos…

El final de Dioses, de Josué Méndez, y el final de No se lo digas a nadie, de Francisco Lombardi, se parecen demasiado en mi opinión. Como el cielo panza de burro, como la tibieza limeña, como la garúa que creemos cojudamente lluvia.

Si Josué Méndez conoce el mundo que describe en su película, creo que se quedó cortísimo. Un problema con el cine peruano: su anclaje en el costumbrismo, su incapacidad para sacarle la mierda, para empezar, a esa Lima la horrible, para hacer películas voluptuosamente marcianas que no se pretendan ‘sociales’. El asco a la estupidez pasa por entender, creo, que lo escalofriante es que hay gente en extremo inteligente en la clase alta, que es estúpida, esa es la combinación mortal. Mostrarlos como meros estúpidos es casi como acariciarlos, protegerlos, esconderlos. Un sentido homenaje.

Creo entender que Dioses es una película de superficies, pero, aún así, debo decir que me hubiera gustado una descripción menos superficial de las superficies.

Josué Méndez pinta un mundito perfecto ahogado de estereotipos. Pero cuál es la real fisura de ese mundo, su hoyo negro, cuál es el punto donde uno vomitaría delante de todos estos especímenes, cuál es el punto en donde uno les diría en su cara lo que uno piensa de ellos, cuál es el punto en el cual uno se burlaría de su estupidez incluso con la elegancia que supuestamente ellos manejan tan bien (contraejemplo: cómo Andrea humilla a Elisa al comienzo de la película). Eso es lo que yo no vi.

Hacía falta un personaje inteligente; y Elisa no lo es, o no lo suficiente, ella solo pretende cambiar de piel, hacer el negocio de su vida; no convertirse en francotiradora ni en espía. En cuanto a Andrea, bueno, girls just wanna have fun, y en cuanto a Diego, queda más o menos como el castrati sensible, sin matar al Padre y casarse con la Madre, simbólicamente o no, como querría nuestro buen Sófocles y el burguesito Freud.

En la puesta en escena contemplo ese vacío: yo quiero sentir asco por la burbuja, quiero escupir a esos tibios de mi boca, y que además me instruyan sobre cómo se manejan los hilos de la mermelada. En vez de eso, me reí un poco, me aburrí un poco, me entretuve un poco.

Dioses es una película inofensiva.



Mario Castro Cobos

La Cinefilia No Es Patriota
Otra crítica sobre Dioses:

13 Comments:

  • At 9:59 AM, Anonymous Anonymous said…

    hablas con sabiduria, kimosabi...
    JC

     
  • At 3:53 PM, Blogger Anahí Vásquez-de-Velasco Z. said…

    Honestamente, no la he visto aún.
    Días de Santiago sí fue muy buena, y no por gusto dicen que la segunda sale blandengue...
    Espero que a la tercera la haga.
    Eso pasa.
    A pesar de todo, creo que el arte hecho en el Perú, en general, se está desarrollando para bien.

     
  • At 5:03 PM, Anonymous Anonymous said…

    Amigo Castro, tu esfuerzo por realizar una buena crítica es grato... pero lamentablemente (y en este sentido coincido contigo con tu juicio sobre la película de Méndez pero esta vez refiriéndome a tu texto publicado):
    "... debo decir que me hubiera gustado una descripción menos superficial de las superficies."

     
  • At 10:53 PM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    Anonymous, lee bien, más despacito, tú puedes. O métete en un cursito de bola roja, yo te lo pago, digo, para que den risa tus chistes...

     
  • At 9:45 PM, Anonymous Totoro said…

    ... ademas las fallas técnicas en sonido. El fuera de sincro, en la escena de la conversacion de tías "new age" cuando el plano está contrapicado, es inadmisible para una producción de ese ccalibre.

    Como pudo ganar Biarritz?

    Me respondo yo mismo: "Creo que ojos que no ven de pancho también ganó"

     
  • At 9:03 PM, Anonymous Anonymous said…

    ¿Por qué no comentan Paranoid Park? Más fácil es maletear una película.

     
  • At 6:09 PM, Anonymous Víctor said…

    No es deleznable el esfuerzo del director de trabajar la forma cinematográfica, algo que difícilmente es reprochable considerando nuestra tradición cinematográfica; desgraciadamente dicha prerrogativa es avasallada por una serie de esteriotipos que imposibilitan que la película se proyecte más allá de estos. A estas alturas del partido, ¿es tolerable un diálogo en que patrón, con evidente actitud paternalista, aleccione a su empleada contra los "amores" de otro como él y que ésta le responda sí a todo como una niña de cinco años o una retrasada mental; y que, tras explorar "territorio comanche" como el cerro San Cristóbal, el niño bien decida estudiar sociología para rescatar de la suciedad, que lo ha sensibilizado tanto, a los pobres que compartieron lo muy poco que tienen con él? Es el mismo discurso autoritario y lobotomizante de siempre que dirección artística y fotográfica no pudo evitar que se rebalse.

     
  • At 6:12 PM, Anonymous Matías Vega said…

    No coincido con todo en la crítica, pero me parece interesante.

    A mi si me gustó "Dioses". Creo que si bien tiene bastantes puntos criticables tiene otros muy acertados. La dirección general, para comenzar.

    Lo que si me parece equivocado en esta web es que el crítico no acepte que se le critique citándosele.

    Anonymus no te hacía ningún chiste, Mario, y por lo tanto no necesita cursos en Bola roja (donde, dicho de paso, no te enseñan a hacer reir); simplemente te picaste.

    Y si vas a publicar, no te pudes permitir eso.

    Saludos

     
  • At 10:29 PM, Anonymous Anonymous said…

    Demasiado yo, yo, yo en la crítica.

     
  • At 10:03 AM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    “Contrary to what people say, using the first person (in films) tends to be a sign of humility: `All I have to offer is myself.’” —Chris Marker

     
  • At 6:49 PM, Blogger Leyla said…

    Erere un resentido más

     
  • At 11:57 PM, Blogger La cinefilia no es patriota said…

    No veo tu argumento por ninguna parte...

     
  • At 11:30 PM, Blogger Pablo Quintanilla B. said…

    las peliculas peruanas siempre muestran cholos. su hiperrealismo aburre demasiado. los usan como unico argumento, como unico todo.
    toda la vida, la pelicula se trate de lo que se trate siempre incluye muchos cholos, insultos, malas actuaciones y guion pobrisimo.
    mejor hagan cortos o otra cosa.

    juliana le da mil vueltas y esa no la pretendian vender como la ultima gran pelicula ni como la pelicula super in.

    cuando haran alguna buena pelicula en peru, seguro que mañana te cuento 3 sera excelente jajaja.

     

Post a Comment

<< Home