LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Friday, August 15, 2008

DIOSES, de Josué Méndez (2008)





Ríete de la mala fama, teme la buena.


Como decíamos anteayer…

Un Festival de cine como el que acaba de suceder en Lima ayuda a vislumbrar los caminos por los cuales los cineastas latinoamericanos han decidido transitar. A veces es una revalidación de los senderos ya trazados –como es el caso de Martel, de Alonso, de Escalante, de Eimbcke, de Torres Leiva-, y a veces es el descubrimiento de novedosas miradas que los nuevos nombres van delineando para su cine.

Así, Albertina Carri ahora nos presenta un encontronazo con cierta sordidez conceptual vía La rabia, Sandra Kogut se manda a la ficción con un pie sobre el cine observador y otro pie sobre el sentimentalismo de Mi planta de naranja lima, vía Mutum, y Andrés Bize va tanteando el terreno para, quizás, con el tiempo, ser el nuevo Iñárritu en Hollywood, vía Satanás.

¿Adónde parece dirigirse el cine de Josué Méndez?

*

No, no se trata de hacer leña ni de criticar con la antigua ferocidad de esta página. Con su ópera prima, Días de Santiago, Méndez ha demostrado ser un cineasta de quien se puede esperar una obra atractiva. De hecho, hace casi dos años que nació este blog y, en aquel entonces, comentando los nuevos estrenos que se aproximaban, escribí esto:

"De esta manera, mientras Hollywood alista sus baterías para el 2007 con Hannibal The beggining, Shrek 3, The A-Team (sí, Aníbal Smith y los otros), Resident evil 3 y 4, por este lado del continente se estarán alistando para salir el último Reygadas, Liverpool de Lisandro Alonso y, en nuestra ciudad, Dioses, de Josué Méndez."

http://lacinefilianoespatriota.blogspot.com/2006/09/las-de-cierre.html

Sí, fue un exceso de entusiasmo haberlo colocado en ese grupo. Claro que la decepción es error de quien se crea altas expectativas, no tanto de quien las auspicia.

*

Padre: Hijo, ¿en qué camioneta has pensado?
Hijo: Una Suzuki, papá.
Padre: ¡Pero esa camioneta es para amanerados! ¡A ti te conviene una Ford!
Hijo: ….
Padre: Bueno, ya, quédate con tu Suzuki, pero quítame esa cara de huevón.
(El público limeño, naturalmente, se ríe).

*

Equipo preparando el rodaje

¿De qué trata Dioses? ¿Es un retrato de los burgueses limeños? En caso lo sea, ¿es una parodia, es una mirada cínica, es un registro realista? ¿Así son nuestros burgueses?

¿Y desde dónde sale esa mirada? El padre (Edgar Saba) nos trae a la memoria aquel caricaturizado patriarca de No se lo digas a nadie (Hernán Romero). Las mucamas hablan quechua cuando están a solas. La arribista de clase media lee trece libros sobre botánica para poder tener tema de conversación con las regias de la playa. Suena a ingredientes para una comedia, pero la solemnidad ya lo ha invadido todo. Pareciera que el cine de Lombardi ha encontrado una manera de reinventarse.

*

“¿Por qué tanto descontento con esta película?”, preguntan los otros invitados del Festival. “No está buena, pero hay peores”, señalan. En realidad, hay momentos donde se perciben deseos de jugar al nuevo cine contemporáneo. Por momentos la cámara oculta, muestra y vuelve a ocultar (la primera aparición de Effio rodeada de las efusivas señoras). Por momentos el beat electrónico marca una sensación de monotonía que imprime cada instante de los lindos jóvenes. El lente con el que se filma los interiores de la clase alta limeña –donde se acentúa la profundidad de campo- es distinto al que se usa para filmar los barrios populares –de resultados más inmediatos, más banales-.

Pero las escenas son irregulares, algunas tienen impulsos homicidas contra la sutileza (los hermanos bailan juntos, la música electrónica desaparece y de pronto suena Luna Llena de Caetano Veloso –el silencio hubiera dado mayores lecturas-), y las más apreciables se mezclan con otras que han sido filmadas como spots televisivos o como fin de capítulos de telenovelas ya caducas (la ceremonia final, con la cámara pasando de unos invitados a otros, en un amplio jardín… No se lo digas a nadie tenía un final semajante, ¿no?).

Aunque, sí pues, quizás así de tarada sea nuestra burguesía. Pero filmar existencias opacas no debería dar como resultado hacer una película sin brillo. Y, sin embargo, esa no es la principal traba de la película.

*

La bendita contemplación…

La contemplación es un ejercicio a veces placentero, casi siempre doloroso y por naturaleza pasivo (el hombre que contempla no vive). La contemplación ha incitado la pintura, ha alimentado la literatura y ha acompañado al cine desde sus inicios. Se mueve entre un mundo que es, a la vez, atrayente y distante. Y el cine (al menos aquel afluente del cine contemporáneo que fluye sobre esa extraña y primigenia marea) trata de capturar, acaso, con suerte, unos segundos de algo inesperado, algo necesario, una revelación, una pregunta, un sonido, un gesto, a través de ella.

Dioses apuntaba a ser una película contemplativa sobre un determinado grupo social (como lo ha señalado en varias oportunidades el propio director). Sin embargo, lo que le sobraba en intentos le faltó en claridad. No sé exactamente cómo lograr que ella nazca, pero sí pienso que la contemplación no brota de los travellings o de las tomas algo extensas y en silencio…

Es posible que brote de personajes con ciertos matices, no tan planos como los que existen en la película, quizás sacrificados a la mirada cínica del creador sobre prácticamente todos ellos. Es posible también que lo conseguido en Días de Santiago con el personaje de Pietro Sibille, se haya debido a que éste es un actor límite, impulsivo (lamentablemente encasillado por repetitivos cortos universitarios y deshonestas series televisivas). Claro que así como ésa, muchas circunstancias han variado desde aquella película.

*

Cineasta Méndez y asesor Frears en pleno trabajo

Enero 2007. Este blog entrevistó a Méndez y la primera pregunta fue la siguiente:

"A diferencia de Días de Santiago, donde tú te viste envuelto en un proyecto independiente y avanzando por tu cuenta, ahora existe una expectativa ya puesta sobre Dioses. No me refiero a la crítica o al público, sino a coproductores internacionales con las cuales, por los premios obtenidos, ya debes tener contratos que exigen mayor precisión en varios aspectos. ¿Sientes esa presión antes del rodaje?

Desde el comienzo existió una presión que en Días de Santiago no existía. En Días de Santiago, todos estábamos hueveando durante el rodaje. E incluso, el guión estaba mal escrito, era un desastre. Si la película quedó bien fue por la edición. En cambio con Dioses no había ni un guión escrito y ya existía el interés de Cannes y de otros productores de afuera que querían saber de qué va este nuevo guión... y todas estas reuniones obligan a que todo sea más serio.

Claro que hay presiones. Las hay ahora, por ejemplo, con gente de fuera que quiere una nueva versión del guión... Al final veremos si las presiones sirvieron o no. Si todo sale bien, sirvieron; si no, tanta presión ha sido por las puras.

http://lacinefilianoespatriota.blogspot.com/2007/02/dioses-la-segunda-pelcula-de-josu-mndez.html

*

Me aventuro a afirmar que el riesgo que se veía en el director de Días de Santiago –la frescura, la tensión, la misma improvisación- se ha visto absorbida, tal vez anulada por la alta expectativa que generó Dioses, tanto entre el público local como en los productores de distintos países. ¿Se extravió algo en el camino?

“Al final veremos si las presiones sirvieron”.

Aunque pienso que esa presión puede haber resultado dañina para el film, tampoco creo que “haya sido por las puras”. Hacer una película en el Perú, en nuestro país, con las pobres condiciones que existen alrededor, siempre es un reto que un cineasta honesto no debe evadir, vengan los resultados que vengan. Una película fallida es simplemente eso, una película fallida. Hay cosas peores.

Es cierto que ya se han alzado algunas voces para exclamar “qué fiasco resultó, qué decepción”, pero ¿alguna vez ha sido o será diferente? Méndez ya sabe que esta es una carrera de largo aliento y sobre él aún faltará mucho por decir. Quizás le sentará bien explorar de nuevo por otras atmósferas. Pensar en otro proyecto puede ser una manera de ir definiendo el rumbo por el cual andará luego de haber dirigido la autodenominada "película más esperada de los últimos tiempos".

F.V.R.

Labels: ,

7 Comments:

  • At 12:44 PM, Anonymous Anonymous said…

    "película más esperada de los últimos tiempos"....so realmente me hizo reir mucho. Muy buena reseña Sr (aprende Beteta!!!). Lo que presineto es que Mendez quizo ingresar al tarmo del cine soporifero(Reygadas, Alonso y Cie). No voy a ir al cien a verla, esperaré las copias en el pasaje 18...que se puede hacer pues

     
  • At 1:28 PM, Anonymous Anonymous said…

    El problema es que al parecer, los elogios de la crítica han terminado por hacer que se crean el cuento. Definitivamente Días de Santiago es una película sorprendente, pero de allí a autodenominar su siguiente proyecto como "la película más esperada de todos los tiempos" es un exceso de soberbia que nada tiene que ver con marketing. El éxito marea y la sensacíón es que algo de esto ha ocurrido. Aún así, como bien dice Vilchez, hacer cine en Perú es toda una aventura, un reto y un riesgo. Todos tienen películas mejores que otras, pero es parte de un aprendizaje. De un cúmulo de experiencia. Nuestro cineasta más experimentado y prolífico tiene 14 películas en su haber. Aún se equivoca e incluso aún necesita de premios del Estado para financiar sus películas. Quizás luego de 14 películas, varias grandes éxitos de taquilla, algo debía haberse afianzado, empresarialmente hablando, para no necesitar de premios del Estado, quitando oportunidades a los que recién empiezan. Pero ese es otro tema aún más polémico ¿no?.

     
  • At 5:40 AM, Anonymous Mario said…

    No se puede no estar de acuerdo con Usted. Aún si todavía no he visto la segunda película de Mendez acá en Alemania (si llegará algún día), creo que hacer un comentario preliminar sea igualmente un ejercicio lícito. A modo de justificación, se dirá que hay películas que tristemente se puede anticipar cómo serán. Verlas a pesar de todo, o es un celado masoquismo o un laxismo voluntario. En el mejor de los casos, una venial concesión, por ejemplo, de acompañar al cine al amigo o a la hermana. "Todo evento, tal cual, es siempre una sorpresa" se dirá a si mismo, para justificarse, cualquier aburrido cinéfilo post-moderno. Dependerá entonces del director (o mejor dicho, de la imagen y sólo de la imagen) que todo calculado pre-juicio se reduzca a la saludable violencia de la imagen inesperada, esa sorpresa contemplativa que puede darse sólamente en la oscuridad de una sala. A este punto y dejando la metáfora, cabe la pregunta: ¿Me sorprenderá "Dioses"?, ¿justificará mi laxismo post-moderno?, ¿desvelará finalmente mi celado masoquismo por el cine peruano? Creo que no sólo terminaré dándole razón a Tsang de Cinencuentro, a Hunziker de Filmblog.ch y a Ud. finalmente, sino que tendré que añadir algo más, que, al parecer, Mendez no quiere entender: Latinoamérica está demostrando crear escuela con Reygadas en lo que respecta a cine. En esto sin duda se apresuró Ud. poniendo a Mendez al lado de Reygadas en su primer post. Pero bueno, se le concede, dado que Ud. ya vió la película y yo espero. "Crear escuela con Reygadas" no es una preferencia por este o aquel director de este o aquel país. No seamos ingenuos. Creo también que la "cinefilia no es patriota", pero por razones diferentes a las de Ustedes. Crear "escuela" quiere decir aquí: es posible llevar a la pantalla “temas sociales" SIN, repito, SIN pseudo-sociologismos o psicologismos. Para esto ya tuvimos bastante de ese fenecido género del cine que fue el cine costestatario, "comprometido" o emancipatorio, tan típico de Latinoamerica, en literatura in primis. ¿Será esta opaca luz silenciosa la que inspira a Mendez? esperemos inpacientemente y con limitada tolerancia que no. Que este tipo fenecido de cine con exquisitos "temas sociales"- tan buscado onanísticamente por nuestro aburrido y culto cinéfilo europeo medio - es lo que crea esas presiones de marketing vinculadas a los fondos europeos para nuevos directores latinoamericanos, de manera que "Dioses" se hizo "por las puras", terminando no convenciendo a nadie, me lo dirán Ustedes (no conozo el rubro, ya me ilustrará mejor su Blog). Sin embargo y regresando al punto del producto final: ¿ya no tenemos suficiente con el cine de Lombardi? El aburrimiento que uno pasa mirando por ejemplo "Mariposa negra" es más sincero, porque al menos se sabe que se pierde el tiempo voluntariamente. ¿Y con Dioses"? Una vez leí que Mendez liquidaba rapidamente "batalla en el cielo". Querer introducir en Dioses efectos de "contemplación" con tomas largas, mezclando todo, al final, con el estilo de Lombardi, es una tremenda mostruosidad! Ya el título “Dioses” y dos o tres comentarios sobre la película eran suficiente para preguntarse: ¿Por qué no hacerse mejor el primer alumno de Reygadas o, mejor aún, de Victor Erice? Digo el primero, porque Escalante ha sido un desastre como alumno de Reygadas (horrible su primer película. Poniendo a salvo "Dias de Santiago", parece seguir los pasos de Mendez, pero al revés). Seguramente Josué hubiese demostrado en este caso más sin duda, sino como alumno, almenos como espectador atento de "luz silenciosa" por ejemplo, para bien de nosotros también, quienes son los que deberán acompañar a regañadientes al hermano o a la enamorada por enésima vez. Triste constatar que se tarda mucho en devolver dignidad icónica y re-presentativa a la imagen, sin subjetivismos sociológicos. Erice sólo hay uno, una lástima, pero los alumnos pueden ser muchos. Pero bueno, me permitirán el comentario al límite del sano prejucio sin haber visto todavía la película de Mendez. Espero señores con tremendo escepticismo de equivocarme.

     
  • At 7:19 PM, Anonymous Anonymous said…

    Tanto floro amanerado para decir al final que no te gusta una película que aún no has visto. Puede que lo huachafo nadie te lo quite ("laxismo")pero lo de prejuicioso si lo puedes corregir.

     
  • At 9:50 AM, Anonymous fantasmadehamlet said…

    Yo fui a verla ayer en su estreno, y sorprendentemente me ha gustado mucho, superando harto mis expectativas (leyendo las criticas antes del estreno el escepticismo era grande) , creo que es una pelicula dificil en su comprensión, y por muchas razones. Su contenido se concentra en dos premisas que pueden parecer un poco caprichosas ( el incesto, la nueva rica), pero que permiten un desarrollo interesante de dos personajes y de el retrato entre parodico y realista de una clase social, sobretodo en se concentra en dos personajes por encima del resto.quienesnoueden evitar hacer cosas terribles a los suyos en un acto de egoismo enfermizo. El exceso que lo aniega todo, genera desconcierto del que son victimas tdos los personajes, es felicidad? es la vida plena?, o solo la desidia? la entrega al hedonismo mas vil y narcótico. El exceso de la jerga tambien es engañoso, un lenguaje monstruoso, deformado hasta el punto que impide cualkier entendimiento, los personajes que trivializan todo por medio de el lenguaje, donde cualkier palabra se puede reemplazar por "webada" (ésto no impide momentos brillantes como cuando la adolescente embarazada dice "y cuando se empieza a notar la webada" a sus amigas ), parece imperdirles incluso el reconocimiento de sus propios sentimientos, el entendimiento hacia si mismos. Facilismo? cliché?, para nada, es la representacion realista del lenguaje ajeno.La musicalizacion y el montaje me parecieron correctos, el problema principal en la comprension es el contenido, aquel gran vacio existencial, es posible una pelicula con personajes superficiales y vidas superficiales que no sea superficial?, si, pero este trabajo de identificacion de conflictos internos de sus protagonistas, es algo que generara mas controversia en los espectadores.El mar y el sonido de las olas que a lo lejos invaden a sus personajes en sus sufrimintos y ensoñaciones,s cierto que tiene momentos perfectibles, los ricos que parecen aislados en su olimpo a lo largo de todo el filme, con el personaje de Diego se genera una ruptura, un contacto que parece un poco forzado en su intencion de reconocimiento de otra realidad, y de imagenes otro tanto controvertidas en su busqueda de significado, y otras situaciones que parecen clichés, como el final que parece un poco aleccionador y de intenciones de juicio muy obvias, (ya sabemos que hay hipocresianla clase alta) . Más aun asi, el nuevo orden, pesimista,de personajes condenados a no encontrar nada en su riqueza, a algo que en apariencia es la vida plena y gozosa. en definitiva "Dioses" es una historia que vale la pena de contar y experimentar y un paso firme hacia adelante en la filmografia de Josue Mendez.


    Pos data: quien critica a los criticos decia alguien?, si pues, parece que el exceso de ego es el peor vicio de los criticos en este pais.

     
  • At 5:16 PM, Anonymous gengis2019 said…

    Hola a Todos:

    Soy nuevo en este blog y he estado buscando por una semana una crítica sincera de esta película. Creo que la he encontrado. Me gustó mucho la mesura, realmente yo me sentí estafado en el cine y fuí arrastrado por mi compañera a ver la película, de esta opinión. Pero creo que falta mencionar algo muy importante, su debilidad y constante equivocación en aspectos técnicos.
    Apenas ví tres segundos de la película sabía que esta sería mala, lo sentí simplemente, pues desde el sonido y la imagen en negro, con los créditos, y la imagen de la hija bailando con na música que aturdía y un encuadre bastante imperfecto fueron demasiado. Tres segundos y supe que la película era mala, tres minutos y quería salir del cine. Porqué durante toda la película los encuadres están mal contruidos?, el exeso de techo, cortar las cabezas o los brazos de los personajes? no creo que esto sea un estilo. Un exeso en el uso del angular, además del uso del encuadre televisivo. Es cine por dios, algún personaje sale de cuerpo entero en la película, y ese lente angular molesto con una cámara en vez de hacercarse a los personajes con zoom les pone la cámara en frente. Qué mala película.

    El guión una tontería, una constante de escenas caprichosas construídas no para contar sino para mostrar el uso de un traveling. Hizo algún enfoque por zona para destacar alguna idea. Y qué les pareció la banda sonora? una molestia constante, así como la cámara en mano sin ninguna planificación.
    De verdad fue un sufrimiento, hay una escena con maricielo efio conversando, en la celebración flamenca, en que está enfocada de busto y se levanta y no se les ve ni las tetas ni el poto, así es toda la película, en ningún momento el directo dicierne qué mostrar, está en duda constante y se equivoca.
    Las actuaciones una lástima, el casting muy malo. Lo mejor logrado creo que son las escenas de las sirvientas, que aunque igual de caprichosas y sin aportar en lo narrativo, dan cuenta de una actuación natural en donde los personajes tienen algo que hacer en la pantalla.
    Por momentos el director creo busca capturar de manera creíble las escenas, por ello se equivoca, en el cine todo debe ser construído y engarsado para mostrar, no la realidad, sino la artificialesa. No presentar la realidad, eso es un error de prinsipiante, sino recrearla en ámbito cinematográfico buscndo similitud.
    Bueno hay para mucho más, pero soy nuevo, pediría por favor que se haga un artículo que aborde el aspecto técnico de la película, de alguien verdaderamente preparado para opinar en este aspecto, que nos soy yo.
    quisiera terminar diciendo que es una pena la complaciencia de los críticos, no debemos apoyar el mal cine ni esconderlo, debemos dar críticas que resalten lo bueno y destaquen los defectos, solo así podrá nacer un cine peruano y tendremos éxito en la generación de un estilo tanto narrativo como visual.
    Saludos a todos y perdonen la mala leche a la pelicula.

     
  • At 5:18 PM, Anonymous Anonymous said…

    La primera vez que la ví en el cine, me pareció que tenía defectos pero a la vez aspectos rescatables. Sin embargo hace dos días la volví a ver en dvd, pues pensé que derrepente el tiempo me iba hacer rescatar más cosas. Pero la verdad "Dioses" me pareció mucho más terrible. Pues era como si ante mí se presentarán un conjunto de imágenes de discurso básico pertenecientes a un capítulo de una telenovela o algo así: todo era muy impostado.

    Me pregunto ¿Cuando será el día que la burguesía deje de ser caricaturizada de esa manera en el ámbito audiovisual peruano?

    He visto "Paraíso" en el cine hace poco y me ha gustado mucho la naturalidad de sus personajes (a pesar que en algunos momentos declaman y a pesar de todos los errores que la película pueda tener). Me pareció un retrato sencillo y honesto de un grupo de jovenes que viven en un asentamiento humano. No ví una caricatura.

    Quizás quedé como inocente, pero eso como cinéfila, me alegró mucho. Y esto a su vez hace que me siga preguntando: ¿por qué ningún director de cine se atreve hacer lo mismo con las clases altas o medias? ¿por qué no usan actores no-profesionales que provengan de esos mismo espacios sociales para representarlos? ¿por qué tienen que ir corriendo hacer un casting para contratar a las "estrellitas" provenientes de la televisión-teatro de Lima cuadrada que en esos momentos están trabajando en series a lo Alta sociedad, etc? y que simple y llanamente terminan representándo el cliché de que esa gente es "super cool y bacán, manyas" dentro de una mirada que pertenece a un nivel televisivo...

    Ppor qué no se atreven? ¿Quién será el primer valiente en hacerlo? Parece que nadie, no?, pues hace poco leí en el diario El Comercio una entrevista al director de "Paraiso" en donde contaba detalles de su siguiente proyecto y decía que ahora sí iba a contratar a actores profesionales como Sergio Galliani o Paul Vega porque necesitaba gente que representara a un grupo de médicos forenses....Y aquí sigo preguntandome, ¿ porque se va a continuar con la tradición de seguir cometiendo el error de siempre del cine peruano?, cuando lo mejor del lenguaje cinematográfico de la primera pelicula de Galvez, esa cosa personal, ha estado en la honestidad desplegada por los actores no-profesionales...¿porque no trabajar con gente de verdad?¿o sea , los pobres son sólo genet de verdad?, ¿por qué no trabajar con médicos forenses de verdad?, ¿por qué no seguirlos y documentarlos?....como lo ha hecho en Paraíso con sus personajes...


    ahí lo dejo.....

     

Post a Comment

<< Home