LA CINEFILIA NO ES PATRIOTA

DEDICADO AL CINE PERUANO QUE AÚN NO EXISTE

Saturday, December 22, 2012

CÓMO SE MANEJA EL CINE EN EL PERÚ, CAPÍTULO II (O 'VALE TODO')


¡El cine peruano es una gran familia!
Anónimo





Fui jurado del último concurso de documentales convocado por Dicine, una experiencia rara y estresante, sobre todo porque la decisión final nos valió, a la española Marta Andreu, a Víctor Vich y a quien esto escribe, una serie de ataques furibundos, increíbles testimonios –por lo deshonestos– de algunos participantes e insultos que, dirigidos sobre todo a Marta, lindaban con la incitación al odio y la xenofobia. 

Ya lo sabemos. Durante muchos años el cine peruano ha sido un club de amigos cuya autoestima es demasiado alta. Ellos mismos se autocalifican como los ‘cineastas de verdad’, aunque en muchas de sus películas no se encuentran ni siquiera falsedades. 

El funesto y vergonzoso mail del cineasta Alberto Durant, intentando meter presión para que las autoridades no consideren a una crítico de la revista Godard! en uno de los últimos concursos nacionales de cinematografía, sirvió para conocer, con pruebas, el modus operandi de un grupete de sinvergüenzas que juegan con sus contactos en las altas esferas del Estado, entidades económicas y medios de comunicación –un correíto por aquí, una llamadita telefónica por allá, como quien no quiere la cosa– para sugerir cambios, crear malas famas y poner las piezas que menos problemas les hagan una vez finalizada la campaña de demolición.




Ahora, otra directora del círculo de Durant y Lombardi, Sonia Goldenberg, intenta enlodar, con una serie de despropósitos, la participación del jurado del concurso de documentales a través de una nota aparecida el jueves pasado en la revista Caretas. A ella no se le permitió participar con su producción Siguiendo a Kina –un trabajo sobre boxeo femenino- porque, según versión de las autoridades cinematográficas del momento, incumplía con las bases. Esto no ha sido óbice, sin embargo, para que Goldenberg solicite la anulación del concurso convirtiéndolo todo en un encontronazo de ‘vale todo’.




Al haber sido parte de ese jurado, quisiera aclarar a título personal algún punto obviado por Goldenberg en ese publicherry. En Caretas se señala:

“Sexto Round: el jurado decide ganadores sin evaluar al proyecto Siguiendo a Kina. ‘Al hacerlo, con los antecedentes de irregularidad tan claramente expuestos y habiendo sido notificados de la existencia de una apelación en curso, lamentablemente se vició el proceso y los resultados deberían ser declarados nulos’, dice el experto en Derecho Administrativo, Jorge Danós, del Estudio Echecopar, abogado de Tramas Producciones”. 

Se afirma que se nos notificó sobre su problema. No, y hasta donde sé, el jurado no recibió ninguna carta formal sobre el asunto. Lo que sí ocurrió fue un hecho que saltaba las vallas de la ética, sobre todo si se tiene en cuenta que en el contexto de un concurso nacional de cinematografía ningún cineasta participante del proceso debería contactarse vía mail personal con los jurados. Pero la señora Goldenberg lo hizo con uno de nosotros, y en un tonito altanero, instando a la persona –y de paso a los otros dos jurados– a no hacer nada hasta que su caso no sea resuelto. No hubo, insisto, ningún tipo de comunicación formal sobre este punto.  

Por supuesto, la presidenta de la terna, Marta Andreu, comunicó el hecho a las autoridades cinematográficas en su debido momento. Y continuamos con nuestro trabajo como debía ser pues, además de que se nos informó que Goldenberg había incumplido con las bases, interpretamos que no era competencia nuestra resolver el problema. 

¿Acaso los jurados no están allí para evaluar las propuestas que han cumplido con las bases y requisitos previamente establecidos, o también están para tomar parte en instancias previas como decidir la admisión o no a concurso de tal o cual proyecto cinematográfico?  

Días después tuve oportunidad de hablar con el señor Christian Wiener sobre el asunto. El ex Director General de Industrias Culturales del Ministerio de Cultura insistió en el hecho de que el documental de la cineasta no fue admitido porque no cumplió con lo estipulado en las bases del concurso, las que aún se encuentran en la web del Dicine (recordemos que la convocatoria fue realizada en marzo):

Título II
2.3. Los proyectos presentados serán aceptados sólo en caso de que el rodaje no haya comenzado antes de la fecha límite de inscripción, salvo material filmado considerado indispensable y solicitando excepción al Ministerio de Cultura. Este material no podrá ser presentado como parte del proyecto para ser visionado por el jurado.

Entonces también señaló un hecho curioso: Goldenberg había solicitado en marzo de este año al Ministerio de Cultura un certificado de culminación de rodaje para presentarlo ante Ibermedia, organismo internacional del cual había recibido una ayuda económica el año pasado con Siguiendo a Kina. 

Para mayores precisiones y ampliar el panorama de cómo suele manejarse la cosa cinematográfica en el país, cito fragmentos de una entrevista al ex funcionario publicada en el diario La Primera el 27 de noviembre último. 

¿Y Sonia Goldenberg?
 En el caso de Goldenberg, el año pasado se presentó para Ibermedia. Yo fui a negociar en Brasil lo de Ibermedia, y ahí ella obtuvo 35 mil dólares para la financiación de su documental. Se sintió muy molesta por esa cantidad porque dijo que era muy poco, que estaba aspirando a más.

¿Qué hizo?
 Me mandó un correo con copia a la ministra, en esa época estaba Susana Baca, diciendo que estaba sorprendida porque le estaban dando poco dinero, que ella merecía más. Creo que estaba pidiendo setenta mil dólares. Le dije que podía presentarse al concurso de documentales el próximo año y completar su presupuesto, pero en marzo de este año se me acerca al ministerio para solicitar que nosotros presentemos un certificado a Ibermedia, diciendo que ha culminado su rodaje.

¿Por qué pidió eso?
 El ministerio tenía que certificar que había terminado el rodaje para que Ibermedia le diera la plata. Sin embargo, en junio se presenta al concurso del Conacine, pero en la base se mencionaba que no podían presentarse películas que ya estaban avanzadas en rodaje. Lo observa Carmen Rosa Vargas y emite una carta para que impidiera la participación de Goldenberg porque estaba violando las bases. Hubo otros casos, pero solo ella ha movido al bufete Echecopar. 

Wiener afirma que a Goldenberg sí se le dio ese certificado, y en varias instancias ha sostenido la misma versión, incluso ahora último en la revista Caretas. Retomo entonces la pregunta que Manuel Siles hizo en un texto anterior, porque es muy importante para este caso: o la señora cineasta no le dijo la verdad al Ministerio o le mintió a Ibermedia. O Wiener está loco y necesita tratamiento urgente.

En realidad, para el 2011 parece que la película ya estaba algo avanzada, como lo demuestra este tráiler de Youtube colgado en setiembre de ese año:





Incluso había otro en Vimeo, pero ya fue retirado, como lo señaló Cinencuentro

Las bases son específicas y deben ser respetadas por todos. Pero luego de lo ocurrido con Goldenberg me da la sensación de que en tiempos pasados, esas buenas épocas donde todo quedaba en familia, no se respetaba nada, o todo se armaba, tal vez, para privilegios de unos pocos, pero con dineros de todos nosotros.

¿Declarar nulo el concurso de documentales? No me sorprende, y es lo que quisieran varios de los así llamados ‘cineastas de verdad’. Hubo nuevos jurados y miembros internacionales que, simple y llanamente, les dijeron “no, sus trabajos no valen la pena”. Basta echarle una mirada a la web de Dicine y buscar los resultados de concursos de este año para corroborarlo. Pero para los favorecidos de siempre esto debe de haber sido peor que una mentada de madre. 

Recordemos si no las bochornosas reclamaciones en el foro de Cinemaperú de otra directora que participó en el concurso en cuestión y forma parte del cogollo, Judith Vélez: “Sugiero que los proyectos que pasaron a la final que fueron 9 proyectos, vuelvan a pasar por un nuevo Pitching ante un nuevo Jurado y se premien 4 proyectos, los mejores 4 proyectos”. ¿Traducción? Prémienme a mí porque soy la mejor. Vélez también es, pues, una cineasta de verdad, aunque cuando uno ve La prueba o 1509 Operación Victoria, se da de bruces con la triste realidad.




Todo es posible en un país como el nuestro. Si declaran nulos los resultados se armará un festival de denuncias de uno y otro lado, y se pisoteará el derecho de los ganadores. En todo caso, ¿por qué no investigar todos los concursos realizados hasta el momento? ¿algunas sorpresas encontraremos? 

Claro, mientras esto sucede, no sabemos nada del supuesto proceso de investigación a Rosa María Oliart, otro de los escándalos pasados por agua tibia por más de uno en nuestra pequeña comunidad cinematográfica, esa en la que varios prefieren el silencio para no meterse en problemas porque es políticamente incorrecto tocar algunos puntos al interior de un ambiente donde casi todos se conocen y, en algunos casos, donde las amistades y relaciones son pergaminos suficientes antes que la calidad y la competencia.

Alonso Izaguirre

12 Comments:

  • At 4:18 PM, Anonymous Anonymous said…

    La tia Goldemberg llora lagrimas de sangre por el regimen fujimontesinista, donde era una de las geyshas preferidas de palacio. Alli hubiera tenido un juez a sus ordenes para que le den su premio. Pobechita, si es una artista conprometida con la transformacion social.

     
  • At 4:42 PM, Anonymous Manuel Siles said…

    Christian Wiener en su carta de respuesta a Sonia Goldemberg, recortada convenientemente por Caretas para que parezca que no dice nada, pero publicada completa en Páginas... señala que se habría suprimido la directiva en cuestión. De ser así queda clara cual va ser la respuesta del Ministerio de Cultura a este caso: Se allanará el camino, desapareciendo todas las prohibiciones, de manera que la señora Goldemberg pueda participar al concurso de este año 2013 que comienza y, por supuesto, se asegurará un jurado que le dé el premio. Al parecer así arregla el ministro Peirano los problemas de su sector. Por supuesto, de la investigación a Emilio Moscoso ya ni se habla y la de Oliart a quedado en categoría de chiste, más o menos como la actual gestión ministerial.

     
  • At 11:15 AM, Anonymous Anonymous said…

    Todas las denuncias de los malos manejos en el cine peruano en los blogs, el facebook y las listas de interés, y los aludidos y ayayeros siguen guardando silencio, como si con ellos no fuera la cosa. Pero peor es el silencio de las autoridades del Ministerio de Cultura, aunque por sus acciones e inacciones (como la no investigación del período CONACINE) resulta bastante claro que ya tomaron partido por el lado obscuro y mediático de sus amigos y conocidos.

     
  • At 7:55 PM, Anonymous Anonymous said…

    Recordemos que el documental de Javier Corcuera: “Los sonidos profundos“también gano pero ya en un estado casi terminado el rodaje en el 2011. Lo que a mí me sorprendió fue que ningún proyecto regional gano este año (2012) el concurso de documentales lo digo porque nosotros participamos por Huancayo con un proyecto que ni siquiera pasamos a la final pero con el mismo proyecto fuimos Seleccionado al FORO DE COPRODUCCIÓN Latin Side of the Doc. Del DocsDF de México, la pregunta es que se va hacer con ese dinero que, ¿simplemente se devolverá al estado?

    Atte,
    Rómulo Sulca Ricra

     
  • At 12:34 PM, Anonymous Garganta Profunda said…

    La negociacion del Ministro Peirano con Godemberg es darle el premio el 2013 a cambio de que, o retire el jucio o lo diriga contra personas y no el Ministerio. Ahora la Goldemberg se pasea oronda por los canales con cara de "ya saben lo que pasa si se meten conmigo". No primer anonimo, la tia Goldemberg no extraña tanto sus epocas fujimontesinistas. Ahi esta el ministro Peirano para tomar la posta y que se sienta comoda. ¡Feliz año 2013 Sonia Goldemberg y felicitaciones por su jugoso premio al que no podria participar si tuvieramos un ministro decente!

     
  • At 2:17 PM, Blogger cesar pereyra ravello said…

    A mi me llama la atenciòn por que si el sr Wiener al estar en el cargo de Director de Industrias Culturales y saber que segun las bases del concurso Sonia Goldenberg no podia postular a dicho concurso por que EL LE DIJO QUE SE PRESENTE, si el ya admitiò que le habia propuesto porque se lo propuso si el ya sabia `que ella no podia presentarse. yo supongo que el sr wiener lo hizo pa burlarse de ella, osea lo hizo pa joderla, y claro como sonia goldenberg es una oportunista, por supuesto que ella aprovecho ya que el mismo wiener la autorizaba a hacerlo. Porque wiener no le dijo a ella: "Sonia no puedes presentarte porque segun las bases tu pelicula ya esta terminada" porque le dijo: "Presentate nomàs " ," Postula al concurso" . Le ofrece el dulce y luego se lo quita. Ahi el sr Wiener tambien estuvo mal, èl desde el principio no debiò darle esperanzas y animos a ella. Por supuesto que Goldenberg tambien estuvo mal, su actitud confirma para mi y creo tambien para muchos las argollas que se han manejado en el extinto conacine y ahora dicine.

     
  • At 7:03 PM, Anonymous Christian Wiener said…

    Sr. Pereyra, si usted lee bien mi carta de respuesta a la Sra. Goldenberg, vera que yo la invito a participar en el Concurso de Documentales luego de la reunión de IBERMEDIA, cuando ella podía participar con su proyecto. Es después de dos meses, en marzo de este año, cuando la productora solicita la constancia de culminación de rodaje para que le paguen IBERMEDIA, con lo que ya se incumple las bases del Concurso que se cerró a inicios de junio, y por eso fue observado por la Dirección de Industrias Culturales. Nunca he buscado burlarme o joder a alguien -así como tampoco favorecerlo o favoreceme para mi provecho personal, por ejemplo consiguiendo chamba posterior en un proyecto- mientras estuve en el cargo, solo que se cumpla con la ley, el reglamento y las bases para todos por igual.

     
  • At 7:06 PM, Anonymous Anonymous said…

    Goldenberg en una entrevista en Canal N sobre el tema, y que se puede encontrar en youtube, no menciona una sola vez a Wiener. Se refiere solo a un "funcionario", al punto que cuando el propio Althaus le pregunta cual es el nombre de ese "funcionario" ella, desdeñosa como los dioses, dice que no es necesario porque ya fue cesado del Ministerio. Eso que ella hizo es el típico "ninguneo", una practica de origen colonial y oligárquico, por el cual un superior se cree por encima de los demás, al punto de no nombrarlo y desconocer su identidad, pensando que de esa manera lo invisibiliza. ¿Y esta señora es la que dice que quiere hacer una película sobre la inclusión social? ¿la que reclama porque supuestamente no la consideraron en el Concurso? Bien dicen que las acciones valen más que las palabras.

    Pablo Flores

     
  • At 7:19 PM, Anonymous Anonymous said…

    Cuando Winer le dijo que se presente si podia postular pe' El concurso de docu fue mucho despues que el de ibermedia, mientras tanto la geisha Goldemberg termino su pelicula y entonces quedo fuera de poder participar.

     
  • At 7:54 PM, Anonymous Anonymous said…

    esto escribió Siles hace más de un mes en este mismo blog sobre lo que estaba pasando en el Ministerio de Peirano:

    Cineastas amigos, impedidos por las Bases de participar en algún concurso participarán aunque para ello haya que redactar Bases ad hoc.

     
  • At 1:44 PM, Anonymous Anonymous said…

    Por lo que he leido y tengo entendido, cuando Wiener le dijo que concursara, ella todavía no había pedido una constancia de haber terminado el rodaje para hacer efectivo el prestamo de Ibermedia. Es ahí cuando se incurre en la falta que la inhabilita para concursar. Por otro lado, también esta el tema de la ayuda de Ibermedia para desarrollo que Goldemberg se ha negado a devolver a Ibermedia. Si seguimos así, nos van a sacar de ahí.

     
  • At 11:56 PM, Anonymous Anonymous said…

    Sostiene Pereyra...

     

Post a Comment

<< Home